Al año, 10 mil accidentes viales dejan 600 muertos

Poza Rica, Ver.

Los accidentes viales son la segunda causa de muertes en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Cuando sucede una muerte en estos grupos de edad se les conoce como “muertes inesperadas”; personas sanas que salieron de casa a la escuela o al trabajo y no volvieron. En este sentido, Veracruz destaca como el segundo estado a nivel nacional con mayor tasa de mortalidad relacionada con este tipo de accidentes. Anualmente se registran en la entidad cerca de 10 mil accidentes; Veracruz Puerto, Xalapa y Boca del Río encabezan las estadísticas, aunque Poza Rica ha comenzado a incrementar su tasa de incidencia en los últimos años. Tan sólo en 2013 se contabilizaron 400 de estos accidentes.

“Yo no puedo esperar que un niño, estudiante o que acaba de egresar de su carrera y ha comenzado a trabajar, o bien, que acaba de tener a su hijo, se levante en la mañana salga de casa y no regrese”, señaló Pedro Múzquiz Peña, secretario técnico del Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes, en alusión a las muertes inesperadas que ocurren a causa de accidentes viales.

A nivel nacional, Veracruz es el segundo estado con menor tasa de mortalidad, solo después de Baja California. Tiene una tasa de mortalidad de 7.4 defunciones por cada 100 mil habitantes, mientras la media nacional es de 13.8. No obstante, anualmente ocurren 600 defunciones en la entidad relacionados con accidentes viales.

“No es una cifra menor –señaló el entrevistado– si se suman las muertes provocadas por tuberculosis, dengue, muerte materna, que en conjunto es menor a las muertes que ocurren relacionadas con accidentes viales”.

La mayor parte de las 600 muertes que ocurren cada año en la entidad son de niños, adolescentes y adultos jóvenes, “lo que provoca altos costos sociales, económicos, inconvenientes políticos, emocionales y psicológicos”, dijo.

De los 10 mil accidentes anuales que ocurren en el estado, Veracruz Puerto aporta 18 por ciento, seguido por Xalapa con 17%, Boca del Río con 9 por ciento, mientras que Poza Rica, la ciudad más densamente poblada del norte de la entidad, hasta 2013 presentaba cifras menores de accidentes viales, pero después de este año se incrementaron a más de 400 accidentes; alrededor del tres por ciento de los accidentes que ocurren en la entidad.

En la clasificación de las lesiones dependiendo tipo de usuario de las vías de comunicación, que se transportaban en vehículo cerrado, motociclistas, ciclistas o peatones, son los motociclistas quienes están registrando mayor número de accidentes y lesiones, principalmente por la facilidad con que se pueden conseguir este tipo de vehículos y la falta de precaución al operarlos, muchas veces sin el caso protector adecuado.

Hasta hace siete años se registraban 20 defunciones en Veracruz por accidentes en motocicleta, pero en 2014 la cifra aumentó hasta las 110 defunciones, cerca de cinco veces más.

El nuevo Reglamento de Tránsito contempla todos estos factores de riesgo para prevenir la ocurrencia de accidentes; sin embargo, en palabras del propio secretario técnico, aún no se pueden medir sus efectos. Afirmó que medidas tecnológicas como la fotomulta que se aplica en la capital del estado, ha permitido la disminución de accidentes.

“Edmundo Martínez Zaleta, director de Transito y Seguridad Vial señala que antes ocurrían 10 accidentes diarios en la avenida Lázaro Cárdenas, la cifra se ha disminuido a sólo dos accidentes, aunque aún es muy pronto para analizar las cifras de disminución de lesionados y muertes en accidentes viales”, señaló Múzquiz Peña.

En el caso de muertes por ahogamiento, Veracruz es la entidad con mayor número de decesos de la república, producto en parte de la alta actividad turística que se desarrolla en la entidad. Es en los periodos vacacionales, Semana Santa y verano, cuando ocurre la mayor cantidad. Cabe destacar que la mitad de las personas que pierden la vida por ahogamiento en la entidad provienen de otros estados. De 2007 a 2009, Veracruz registró cifras de 250 defunciones por ahogamiento, en 2014 se redujo a 140 muertes por esta causa.

Por otra parte, los accidentes ocurridos al interior de los hogares son en menor cantidad, pero existe un subregistro importante. “Regularmente si un niño o un anciano se cae, no queda registrado si no existe una lesión atendida, la mayoría de estos accidentes no termina en una lesión que requiera hospitalización, por lo que disminuye el registro”, expuso.

El propósito de su visita a Poza Rica y reunión con el cuerpo edilicio, fue la conformación del Comité Municipal para la Prevención de Accidentes (Comupra), existente ya en 11 municipios en los que se presentan elevados índices de accidentes, lesiones y fallecimientos derivados de éstos.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir