Al final

MOLE DE GENTE

Por: Virginia Durán Campollo

Cuando me desespero, recuerdo que a través de la historia, los caminos de la verdad y del amor siempre han triunfado. Ha habido tiranos, asesinos, y durante un tiempo pueden parecer invencibles, pero al final siempre caen, reflexionaba Mahatma Gandhi. Al sentirme en desesperación, como sé millones de mexicanos estamos, me pareció interesante poner atención en esto del gran político, pensador, abogado y luchador social. Lo hago con honestidad, como he tratado de realizar mi labor periodística hace más de 40 años. Como periodista comprometida, la tristeza y desesperación también abate. La crítica sustentada, que no es bien recibida. La prensa libre a la que se ultima, en acciones aberrantes en una supuesta democracia. La de un país,  con tanta historia de rebeliones sociales, para lograr los cambios. La luz al final del túnel, parece muy lejana. Aconsejan a no desgastarse en temas, que pudieran ser repetitivos y lo son porque las autoridades no las atienden. La indolencia de la desprestigiada clase política, no alienta. Nuestra responsabilidad, es continuar alzando la voz de los que no la tienen.

*** La fuerza ciudadana es tal, que tienen relieve las candidaturas independientes en esta elección. No llegarán, pero estarán presentes. Es un reflejo del rechazo, hacia todos los partidos políticos nacionales desprestigiados. En verdad duelen esos cientos de miles de millones, que se gastan en estas parafernalias inútiles, cuando han perdido la confianza del pueblo. Las campañas son de candidatos únicos y ya todos  están juzgados y nada podrá modificar, la intención del voto de la ciudadanía. Tan simple porque “obras son amores y no buenas razones”. La reducción del gasto en estos menesteres, no se ve. Los acarreados de siempre y con la mala noticia,  que también el llamado voto duro van a la baja.

*** “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro”: Gandhi.

*** Pepe Yunes ya cambio su discurso. Lo enfoca más en temas sociales y deja un poco la diatriba, aunque señala y propone. A Pepe se le quiere, pero como El Pípila su loza es muy pesada. Romper con sus raíces políticas, no ha de ser sencillo. Sin embargo no pierde emotividad y es de los candidatos, el que más ha recorrido todo el estado varias veces y tiene más experiencia política.

*** La falta de práctica de gobierno hace que se cometan  errores lamentables, como el  del actual alcalde jalapeño Hipólito Rodríguez con sus declaraciones. Pero lo más delicado, es que  cobije a personajes locales -sin necesidad de importar- sin perfil idóneo para los cargos, como su encargado de prensa.  No pagamos, para experimentar. La cloaca que dejaron  apesta y mucho.  Por donde se le rasque, hay podredumbre. Por ahí se debería empezar, si habla de que en Xalapa no hay gente capaz ni honrada. ¿Hipólito lo es?. Cuando hay voluntad política, se puede. ¿Tendrá el perfil el alcalde de Morena? O se tendrá que pedir otro a CDMX.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

00
Compartir