Alberto Silva: EL GRAN PERDEDOR

Después de blofear, presumir y mostrar soberbia infinita, Alberto Silva Ramos quedó fuera de la elección de candidatos del PRI a la gubernatura de Veracruz… Y al final, será como único, Héctor Yunes Landa… El mismo, a quien Beto Silva le orquestó una serie de bromas públicas y pagó a medios oficialistas, para emprenderle una campaña de desprestigio y evitar a toda costa, que el Senador por Veracruz, oriundo de Soledad de Doblado, fuese el abanderado del PRI por la silla estatal… Y se hizo todo en la política y no fue suficiente…

Ahora “Betito” es el más Hectorista… Y hasta usa el slogan “Estamos Listos”, incluyéndose en la cargada de primer nivel, para apoyar a Héctor Yunes en sus aspiraciones políticas… Y pretende olvidar “todos” los agravios, “todos” los ataques y “todas” las bromas, en el baúl de los recuerdos… Y aún con eso, muchos no lo olvidan y quizá, ni el propio Héctor… Por el momento habrá tolerancias, tratar de imponer un ambiente de “Unidad” y pretenden emprender todo el apoyo gubernamental para que el PRI vuelva a ganar en Veracruz…

Y no hay que confiar mucho en Alberto Silva Ramos, aún dirigente estatal del PRI…. Se hablaba de que será cambiado por el también gris Amadeo Flores Espinoza, quien es apoyado por los dos Senadores priístas, para retomar el partido político, el mismo y en su interior, Beto Silva ha puesto a todos en contra y polarizar la sucesión…

Y escribió en su cuenta de Twitter: “En el @PRIVer_ con la emisión de la convocatoria estamos listos. Con @HectorYunes vamos a ganar!”… Esto lo publica Alberto Silva en redes sociales y ante los ojos de quienes lo apoyaron, como columnistas oficialistas, empresarios de medios de comunicación beneficiados y hasta políticos como Raúl Ramos Vicarte, quienes le apostaron a Beto y su músculo político… Al final, se vio desinflado y como el gran perdedor de este gobierno estatal…

Por lo pronto, Beto Silva ya entendió que su tiempo ha terminado y deberá pensar en su desempeño como diputado federal, el cual, ha descuidado considerablemente… Y además, no ha aclarado lo del ojo morado…. Cuentan las leyendas urbanas que fue hecho con un control remoto, lanzado como proyectil por el propio Javier Duarte de Ochoa, en Casa Veracruz… Y la furia del todavía Gobernador de Veracruz fue ocasionada por las declaraciones poco inteligentes de Silva Ramos ante las pruebas “antiembarazo” que se pedirían a las aspirantes a una candidatura a Gubernatura y diputaciones locales en Veracruz… Y son las mismas, que lapidaron al ocurrente dirigente estatal, provocando su tumba política… Ni modo, el pez por la boca muere

Claudia Guerrero Martínez /”Entre lo utópico y lo verdadero”

00
Compartir