Alcaldes y funcionarios malversaron $2,600 millones

*Fernando Yunes, Toño Mancha y Jorge Vera, los peores presidentes

*Cuitláhuac y su gobierno con daño patrimonial multimillonario

*¿Cabrán en la cárcel tantos funcionarios deshonestos de Veracruz?

Por Ángel Álvaro Peña

Nunca en la historia de Veracruz se habían descubierto tantos malos manejos financieros en los ayuntamientos, como en estos tiempos. Resulta vergonzoso que 210 alcaldes -de 212-, estén involucrados en la probable malversación de recursos por más de 2 mil millones de pesos.

Pero la decepción no termina ahí, porque en el autollamado gobierno honesto y austero de Cuitláhuac García Jiménez, 46 entes estatales presentaron irregularidades que hacen presumir quebrantos patrimoniales.

Derivado de la auditoría en Materia de Deuda Pública, Obligaciones y Disciplina Financiera al Poder Ejecutivo del Estado de Veracruz se determinó la existencia de un presunto daño patrimonial por un total de $191,995,930.69.

También se descubrieron malos manejos en 35 Organismos Públicos Descentralizados por $241,686,412.90, en 3 Fideicomisos por $21,511,245.58 y en tres dependencias estales (SIOP, SEDESOL y Comunicación Social), por $16,630,854.78, haciendo un total de $279,828,513.26.

Pero no solo agarraron con las manos en el cajón a funcionarios estatales, también salieron mal los integrantes del Poder Judicial.

En la auditoría en Materia de Deuda Pública, Obligaciones y Disciplina Financiera al Poder Judicial, correspondiente al ejercicio 2019, se determinó la existencia de un presunto daño patrimonial por un total de $85,514,709.98.

PRESIDENTES MUNICIPALES QUE PODRÍAN IR A LA CÁRCEL

Según el informe que entregó el ORFIS al Congreso, fueron los presidentes municipales panistas los que más presentan malos manejos financieros y un gran porcentaje de ellos podría terminar en la cárcel acusados de peculado, abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal.

Pero los morenistas tampoco son ejemplo de honestidad, porque los municipios que gobiernan también tienen posibles quebrantos patrimoniales millonarios.

Veracruz, gobernado por Fernando Yunes, tiene irregularidades financieras por 74.5 millones de pesos; Álamo, con Jorge Vera, tiene problemas por un monto de 64.4 millones de pesos y el tercer mayor monto de posible daño patrimonial ($47 millones) lo registra Tuxpan y su alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha.

Fernando Yunes, presidente municipal Veracruz.

 

Jorge Vera, presidente municipal Álamo.

 

Juan Antonio Aguilar Mancha, alcalde de Tuxpan

Los municipios morenistas que eran estandarte de la Cuarta Transformación entregaron cuentas chuecas y el ORFIS los agarró con las manos en la masa. Xalapa debe responder por $14.3 millones; Coatzacoalcos, por $15.3 millones; Minatitlán, por $28.1 millones y Poza Rica, por 2.1 millones.

Otros municipios importantes, como Pánuco, también está en serios problemas porque su monto a justificar o resarcir es por 37.8 millones de pesos. Papantla salió mal con una suma de 22.5 millones de pesos.

Dentro del plazo establecido para la solventación y en un intento por salvarse, 108 presidentes municipales devolvieron 62.2 millones de pesos. De la misma manera, los responsables de 16 dependencias reintegraron 24 millones.

La auditora general del ORFIS, Delia González Cobos no se tentó el alma, ni perdonó a nadie. De hecho, sorprendió a todos que haya barrido parejo, sin tomar en cuenta el partido político de los presidentes municipales.

Delia González Cobos, auditora general ORFIS

“A pesar de la situación política que se ha vivido por las próximas elecciones de este 2021 puedo asegurar que los resultados de las auditorías no tienen influencia política ni partidista, pues el ORFIS es un órgano autónomo sin tintes políticos”, dijo la responsable del Órgano de Fiscalización.

Pero la pesadilla para los alcaldes y alcaldesas no termina aquí, porque para finales de septiembre el ORFIS entregará al Congreso los resultados de la cuenta pública del 2020.

Que nadie se sorprenda al ver que antes de que termine el año varios presidentes municipales dejen botado sus puestos y se den a la fuga, eso sí, llevándose maletas llenas de dinero.

Entre ayuntamientos, dependencias del poder ejecutivo, legislativo y judicial suman un posible quebranto patrimonial superior a 2,600 millones de pesos.

Y decían que Javier Duarte era lo peor de lo peor…

00
Compartir