Alor garantiza la salud de Veracruz

Salud gratuita

La prioridad de todo ser humano es prevenir las enfermedades, no dejar que afecten al individuo, ni al trabajo ni a la comunidad

Por Ángel Álvaro Peña

A pesar de las críticas, los funcionarios del gobierno de Veracruz trabajan como nunca antes se había visto en la entidad.

Uno de estos casos es el del secretario de salud, Roberto Ramos Alor, quien anunció que en tres años habrá servicios de salud gratuita para todos los veracruzanos.

A pesar de que el territorio de la entidad tiene zonas de difícil acceso, los rincones más recónditos contarán con enlaces que podrán no sólo aliviar problemas de salud sino prevenir la enfermedad.

Ramos Alor, anunció que habrá medicina gratis, desde un paracetamol hasta medicamentos para enfermos de cáncer.

El secretario de Salud echará a andar los mecanismos necesarios para lograr que en tres años Veracruz posea el programa de universalidad de los servicios de salud, con el apoyo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

El programa está diseñado de manera complementaria, porque no sólo los medicamentos del cuadro básico serán gratuitos sino hasta los que requieren los pacientes enfermos de cáncer, que resultan ser los más costosos en el mercado.

El médico admitió que es compleja la tarea, pero no imposible. Homogeneizar la atención en todas las instituciones públicas de salud, que es el compromiso hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El proyecto se basa en casos de éxito de otros países, de tal suerte que está garantizado el servicio y la calidad para los veracruzanos, porque se realizará un programa piloto que será aplicado posteriormente en todo el país.

Ramos Alor estimó que la universalidad de los servicios se irá dando de manera gradual y progresiva, no es de la noche a la mañana.

Por otro lado, Ramos Alor también se refirió al estado que guarda la institución, y señalo que detrás de Sesver, hay corrupción de gente que estuvo en esta institución cuyo objetivo era hacerse millonario y que jugaron con la salud, lo que se observa en las condiciones de los hospitales.

La entidad tiene una geografía caprichosa y problemas de salud que surgen del mar y la tierra.

El mayor problema de salud que enfrenta el estado de Veracruz son las enfermedades degenerativas, esta condición provoca un deterioro estructural, celular o de tejidos, es decir, van degradando física o mentalmente la salud de quienes las padecen.

Según encuestas, las enfermedades comunes entre los veracruzanos son la diabetes e hipertensión que son padecidas entre un 20 a 25 por ciento de la población, es decir, este valor corresponde a 3 de cada 10 personas.

Según estos padecimientos se centralizan en personas en edades de entre 40 y 60 años, sin embargo, en los últimos años se ha visto cambios al presentarse en adultos jóvenes de 25 a 35 años. 

Estos padecimientos, según explicaron los doctores Agustín M. Salazar y Hugo Hernández Azamar, del Colegio de Médicos del Estado de Veracruz, han puesto al estado en los primeros lugares en diabetes y obesidad, así como en un segundo lugar por la mayor incidencia nacional en personas afectadas por VIH sida.

En 2018 conforme a las vigilancias epidemiológicas de la Secretaría de Salud del gobierno federal saliente, en su último boletín, el número 48, se dio a conocer que los casos de obesidad estaban en aumento en el país, se ubicaron los 5 primeros lugares en este rubro y Veracruz no ha dejado de posicionarse con el número 4.

Las entidades con que se destacaron en el boletín fueron la Ciudad de México con 69,628 casos; Estado de México con 66,337 casos; Jalisco con 47,167 casos; Veracruz con 36,407 casos y Tamaulipas con 22,268 casos.

Cabe destacar que de estos 36,407 casos que tiene Veracruz, 13,264 son hombres y 23,143 son mujeres. Es importante resaltar que en el 2017 el boletín registró 32,108 casos, por lo que comparado a este año las incidencias de obesidad aumentaron en un 8.81%.

Entre 1980 y 2015, el número de defunciones por diabetes asociada a la obesidad creció 6.7 veces, así como los padecimientos que ocasiona dicha enfermedad. Tan solo en el 2016 se registraron más de 13 mil defunciones por insuficiencia renal crónica y 128 mil muertes por infartos, hipertensión arterial y otras cardiopatías, relacionadas con la obesidad.

En este punto la obesidad es el principal factor de la diabetes, que en Veracruz toma el número uno de casos en el país. 

Haciendo un recuento, en los últimos 38 años se ha observado no sólo en la entidad sino en todo México un incremento del 600 por ciento en la incidencia de la diabetes, esto hizo que en 2016 se declarara alerta nacional considerándola una epidemia, actualmente se tiene el registro de 15.8 por ciento de adultos que la padecen.

Según el doctor Juan Luis Martínez Márquez, encargado del área de hipertensión y diabetes del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz, informó que lo lamentable es que debido a la falta de revisiones médicas constantes, también existen muchas personas que padecen diabetes sin saberlo.

Aseveró Martínez Márquez, “es triste decirlo, pero actualmente Veracruz ocupa el primer lugar nacional en diabetes y en buena parte eso se ha generado por los altos niveles de obesidad que se registran a raíz de la mala alimentación de la población, por lo que ya se trata de un problema de magnitud mayor”.

Aunado a esta declaración el rector de Universidad Rafael Guízar y Valencia, Francisco Aguilar, destacó la cifra existente de casos en Veracruz que es de un millón 600 pacientes con diabetes y que se realizan 30 amputaciones diarias, esto como resultado de la falta de cuidados de aquellos pacientes que ya han sido diagnosticados con diabetes. 

Las cifras son dramáticas en la actualidad, pero en el 2006 la académica del Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas, Alicia Dorantes Cuellar hablaba de que si la situación de la diabetes no se controlaba no sólo en el estado sino en el país para el año 2025 se calcula que esta cifra crezca a 333 millones de personas y en México los diabéticos fluctúan entre 6 y 10 millones.

Dijo en aquella charla que “cuando escuchamos por primera vez la palabra diabesidad desconcierta, se refiere a la asociación que forman la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2, ambas convertidas en un auténtico problema de salud pública en nuestros días”. 

Sin embargo, en los últimos tiempos en nuestro estado lo más grave es que la diabetes está afectado a niños de 6 a 7 años que ahora padecen esta enfermedad tipo 2, relacionada también a la obesidad por el alto consumo de carbohidratos en la alimentación.

“Factores como el sedentarismo, una dieta alta en calorías, manejo inadecuado de las emociones y las nuevas tecnologías, han contribuido para que niños y jóvenes entre los 12 y 19 años padezcan sobrepeso u obesidad. Esta situación puede hacer que su esperanza de vida se reduzca una tercera parte”, informó a través de un comunicado, el presidente de la Asociación Mexicana para el estudio de la Diabesidad Síndrome Cardiometabólico y sus Complicaciones, José Manuel Covarrubias.

Considerada actualmente como una epidemia, la enfermedad renal crónica creció a tal dimensión que sitúa al estado en el primer puesto en el país.

Una de las principales causas son aquellos pacientes con diabetes e hipertensión. Se estima que dos de cada 10 personas presentan esta condición.

Zain Eduardo Barroso Domínguez, médico del Instituto Mexicano del Seguro Social, señaló en el boletín del IMSS Veracruz que “es un padecimiento silencioso que representa una importante causa de muerte, y que puede afectar incluso a la población joven, aun cuando no se padezca alguna otra enfermedad crónico-degenerativa; por ello la importancia de cuidar y procurar el buen estado de los riñones”.

Aparte de hablar sobre la diabetes, el doctor Hernández Azamar dijo que el estado ocupa el segundo lugar entre los de mayor incidencia nacional en personas afectadas por VIH sida, aunque es un problema nacional. Por ejemplo, el año pasado registró una tasa de 21.58 por ciento.

La Secretaría de Salud dio a conocer la cifra de 433 casos en el estado, 353 hombres y 80 mujeres que en comparación con la vigilancia de salud nacional del 2017 el resultado para el estado fue de 358, es decir, hubo un aumento considerable de casos. 

Además, el rango de edad entre los 25 y 44 años concentra el 62% de los casos, sin embargo, hay una tendencia en el aumento de VIH en jóvenes de entre 15 y 24 años, que representan un 35% del total.

Conforme a estas cifras, Patricia Ponce, profesora e investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, dio a conocer que el síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida está tomando fuerza en las comunidades rurales e indígenas ya que cuentan con el 35% de los municipios de la entidad por defunciones, todos ellos asociados a condiciones precarias en los servicios de salud y educación. Sólo en el 14% de los 212 municipios no se han registrado casos de VIH y, en el 7.5% ninguno de caso. El 10% de los 28 municipios más afectados son indígenas.

El estado ocupa el primer lugar nacional por el binomio tuberculosis/VIH en mortalidad.

El reto es mayúsculo, pero lo conoce a fondo el doctor Ramos Alor, su experiencia profesional lo hace un experto. También lo sabe el gobernador, que ha viajado a cada rincón de la entidad y tienen la voluntad de transformar Veracruz.

00
Compartir