América es nuestra

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

Desde la Doctrina Monroe, “América para los americanos”, quedó evidenciado que, de todo el continente, solo son americanos los residentes de Estados Unidos, el resto son solo proveedores de mano de obra barata. Nuestros países son donadores de hortalizas, frutales, granos, cárnicos, lácteos, y sobre todo materia prima. México entrega varios millones de hectáreas para la explotación minera, lo que permite el saqueo de sus recursos energéticos de petróleo y electricidad, e impulsa desarrollos turísticos para beneplácito de sus ciudadanos, pero sobre todo que tolera lavado de dinero, creación de empresas fantasma, fuga de capitales, desarrollo inmobiliario en, al menos, Texas, Florida y California.

América Latina es proveedora, jamás beneficiaria, de la explotación de sus recursos.

América somos todos los que habitamos este continente. Los gobiernos domesticados se han transformado en gerentes locales al servicio del capital.

Las agresiones de Donald Trump hacia México. No solo el muro de la estupidez, sino en contra de migrantes nacionales y centroamericanos que van en búsqueda del trabajo negado en sus países. Caravana de migrantes parada, desviada, reprimida, por los gobiernos federal y el de Veracruz. Migración, la nuestra envía más de 27 mil millones de dólares cada año, pese a sus raquíticos salarios, explotación laboral y pésimas condiciones de vida, sin acceso a la salud y a la educación. Pobres expulsados, solo los mexicanos, que remiten a sus hogares la mayor parte de sus ingresos. Remesas que mantienen a flote, del hambre y la miseria a más de 64 millones de connacionales. Paliativo a la miseria utilizada cínicamente en cada proceso electoral con tarjetas rosas, azules o rojas, con los recursos públicos encadenados a votos temporales para preservar la eterna pobreza.

Centroamérica vive el mismo drama. Hombres, mujeres, jóvenes, y niños que atraviesan nuestro país con la ilusión del “american dream”.

Ahora colocan grillete, que es en realidad un localizador satelital. Un GPS. “El señor que me lo colocó me dijo que era una pulsera”, confiesa una migrante, siempre con la vista en la cabeza de su hija.  En el momento en que un juez de inmigración le fijó una fianza de 10 mil dólares para que permaneciera en Estados Unidos –mientras en un juicio se decide su situación migratoria–, la compañía Libre by Nexus (LBN) hizo su aparición. Fue simultáneo: la compañía se ofrecía a pagar la fianza; a cambio, firmaría un contrato donde se comprometería a devolver esa cantidad a Libre by Nexus. Ella jamás tuvo conciencia de cómo o cuándo. (Proceso No. 2161). Véase el reportaje completo en https://suracapulco.mx/2018/03/31/esclavitud-electronica-lucrar-con-la-vulnerabilidad-de-los-migrantes-en-eu/

México, en este modelo neoliberal, entreguista, injusto y cínicamente corrupto, de Salinas de Gortari a Peña Nieto, arrastrando a la disfrazada alternancia del panismo. Las autoridades en nuestro país, principalmente Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto han realizado la “tarea sucia” de impedir el paso migratorio de guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y nicaragüenses, principalmente. Violando a sus mujeres, entregando al crimen organizado a sus jóvenes, multiplicando el tráfico de órganos de niños.

Frenar la migración a como dé lugar ha sido la consigna impuesta a estos gobiernos sexenales, muerte, explotación sexual y laboral.

Recientemente Trump se fue “duro y a la cabeza” contra autoridades nacionales, en lo particular y contra México en lo general. Su particular estilo “tuitero” de lanzar sus cacallacas contra el pueblo de México, cuando los migrantes que sostienen en buena medida su economía en labores de campo, en fábricas, en tiendas y restaurantes, servicio doméstico, etcétera y etcétera.

Hay una película “Un día sin mexicanos” dirigida por Sergio Arau, que trata acerca de una hipotética desaparición de todos los mexicanos de California, y su efecto sobre el resto de los californianos y consiste en la misteriosa desaparición de todos los latinos o hispanos en el estado de California en los Estados Unidos de Norteamérica, en la cual se va examinando de cerca a varios personajes que son afectados de diversas formas por el extraño fenómeno. Pero sobre todo en la repercusión directa en la vida estadounidense.

La incapacidad o complicidad del gobierno mexicano para denunciar las agresiones contra la Nación han sido evidentes en estos últimos años de Peña Nieto.

La inexperiencia del canciller Videgaray, o sus muy explicitas relaciones económicas, mas no diplomáticas, con el Yerno de Trump hacen sospechar que el silencio y la sumisión son impuestas desde Washington.

Todo ello, ahora expuesto en la publicidad mediática, en pleno proceso electoral hace aún más sospechosa las recientes declaraciones de Peña Nieto, “chocholeando” a los cuatro candidatos presidenciales para justificar el audaz oportunismo electorero.

Con la visita de Trump, en plena campaña política para competir por la presidencia de Estados Unidos dejó entrever el desprecio hacia nuestro país. Estados Unidos responsable de la importación desmedida de armas, que van dirigidas a fortalecer la delincuencia común y a “arropar” a los distintos y diversos carteles de la droga. El ingreso de estupefacientes de todo tipo, volumen y forma hacia la comunidad estadounidense: “De acuerdo con el informe anual sobre narcotráfico en el mundo, el 84% de la droga de procedencia orgánica –sobre todo cocaína, pero también heroína– que se consume en Estados Unidos (EEUU) pasó por el corredor centroamericano en 2014.  Ese año, según un mapa del narcotráfico elaborado por el Departamento de Estado para el Congreso, 622 toneladas pasaron por los países de Centroamérica”.  (estrategiaynegocios.net).

En Estados Unidos, el volumen de consumidores de droga tiene el mayor número de adictos de todo el mundo. Pero el problema es de ellos. La corrupción interna, de autoridades, cuerpos de seguridad, el consumismo y sobre todo ausencia de valores de la sociedad se entrelazan.

La América Latina digna comienza a desaparecer: Argentina, Brasil, Ecuador, Chile se han entregado a las mieles del capitalismo neoliberal más atroz. México, Colombia, Perú, Panamá, Paraguay socios y cómplices. Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Uruguay sobreviven pese a los embates para recuperar los privilegios financieros y energéticos. Una América fragmentada que esta semana se reunirá en la Cumbre de las Américas en Lima Perú, dentro de la VIII Asamblea General de la OEA. Trump y Maduro cara a cara, cabellera güera contra bigote negro.

00
Compartir