Amigos periodistas de Jacinto Romero acusaron que CEAPP negó protección desde hace 3 meses que pidió apoyo por amenazas

Xalapa, Ver.-. Jacinto Romero Flores había solicitado medidas de protección a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (Ceapp)desde hace tres meses, tras la amenazas de muerte que había recibido, pero le fueron negadas.

En Xalapa  también alzaron  la voz en busca de justicia para el reportero y locutor de la radiodifusora Ori Stereo 99.3 FM, asesinado a balazos la mañana del jueves en la localidad Potrerillo, municipio de Iztaczoquitlán.

Se trata del cuarto periodista asesinado en el estado de Veracruz, durante el actual gobierno de la Cuarta Transformación (4T)

Sus amigos Hugo Morales Alejo, director del portal La Nigua, y Enzo Omar Sosa, reportero de El Buen Tono, se plantaron frente a Palacio de Gobierno para exigir que sea investigado el caso y éste no quede en la impunidad.

Denunciaron que el escenario de violencia en la zona central montañosa de Veracruz se ha salido de control y que los comunicadores han sido víctimas de constantes amenazas de muerte.

Enzo Omar recordó que Jacinto era un buen hombre, quien también rescataba animales en situación de calle y apoyaba las causas feministas en Ixtaczoquitlán.

“Había pedido protección a la Ceapp, tengo entendido que se las negaron. Varios de nosotros hemos pedido la protección por amenazas y no han podido apoyarnos”, agregó.

Además, confirmó que el reportero había festejado su cumpleaños número 60 el miércoles 18 de agosto, en compañía de sus amigos, sin ingerir bebidas alcohólicas, toda vez que era abstemio desde hace 30 años.

“Apoyaba a personas con discapacidad y con ciertas problemáticas sociales. En los últimos días se han suscitado situaciones de la delincuencia organizada, pero debe de existir la justicia y prevalecer las instituciones que la brindan”, expresó.

 

 

 

 

Con información de Plumas Libres

00
Compartir