AMLO descarta recibir a Caminata por la Verdad, Justicia y Paz

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que no recibirá a la Caminata por la Verdad, Justicia y Paz, que encabezan Javier Sicilia e integrantes de la familia LeBarón, porque no tiene tiempo ni oportunidad de atenderlos.

Ayer por la mañana, la caravana partió desde Cuernavaca, Morelos, rumbo a la Ciudad de México con el objetivo de exigir justicia para las víctimas de la violencia y solicitar una reunión con el Presidente. 

Sin embargo, es la segunda vez que López Obrador rechaza una reunión con la caravana, pues el martes dijo que el gabinete de seguridad sería quien atendería las demandas de esta movilización para proteger la investidura presidencial.

“Es lo mismo de la marcha de la paz que busca que se atienda el problema de la inseguridad y de la violencia, pues no tengo tiempo, no tengo oportunidad de atenderlos, además lo dije no quiero que se vaya a faltar el respeto a la investidura presidencial porque tenemos adversarios”, puntualizó en conferencia mañanera. 

López Obrador indicó que si aceptara reunirse con los integrantes de la caminata y hubiera una falta contra el Presidente sería “nota mundial, se sabría en todos lados”, y mencionó que podría convertirse en rehén de sus palabras.

“Nuestros adversarios andan a la caza de errores, se dice coloquialmente a la caza de gazapos, entonces como estamos sometidos a este escrutinio tenemos que cuidarnos, no caer en ninguna provocación, ser respetuoso de todos, creo que tenemos ese derecho, incluso a ser dueños de nuestro silencio”, agregó.

Incluso, aseveró que está practicando la “geometría del lenguaje” para colocar las palabras donde corresponde.

“Si no imagínense los veo, los artículos las notas, los periódicos, la radio, las campañas, si no fuese por las benditas redes sociales sería una situación muy complicada para nosotros porque, además de las redes sociales, tenemos este espacio donde puedo ejercer mi derecho a la réplica, antes no se podía”, declaró. 

Ayer por la mañana colectivos de distintos estados del país, principalmente de familiares desaparecidos, iniciaron la caminata  desde la glorieta de la Paloma de la Paz, en Cuernavaca, con destino a la Ciudad de México. 

En la marcha participan decenas de integrantes de la familia LeBarón, víctimas de la masacre ocurrida en noviembre del año pasado en Bavispe, Sonora, quienes caminarán un kilómetro sin zapatos en homenaje a Mackenzie, una de los menores sobrevivientes a dicho ataque.  

 

 

 

Con información de Milenio

00
Compartir