Analistas privados bajan previsión de crecimiento de 2.34 a 2.31%; culpan a la volatilidad

Es la novena ocasión en el año que los analistas privados ajustan a la baja su previsión de crecimiento. Ahora lo atribuyeron principalmente a la debilidad de la economía global.

Los analistas privados consultados por el Banco de México (Banxico) ajustaron por novena ocasión en el año el crecimiento de México de un 2.34 por ciento pronosticado en agosto a un 2.31 por ciento en septiembre y para el próximo año de un 2.96 por ciento calculado en agosto a 2.83 por ciento en septiembre.

“Para 2016, los especialistas disminuyeron con respecto al mes previo la probabilidad asignada a los intervalos de 3.0 a 3.4 por ciento y de 3.5 a 3.9 por ciento, en tanto que aumentaron la probabilidad otorgada a los intervalos de 2.0 a 2.4 por ciento y de 2.5 a 2.9 por ciento, siendo este último intervalo al que mayor probabilidad se asignó en esta ocasión”, dice el informe.

Los especialistas consideran que los principales factores de la reducción de sus expectativas son, en orden de importancia: la debilidad del mercado externo y la economía mundial (24 por ciento de las respuestas); la inestabilidad financiera internacional (20 por ciento de las respuestas); la plataforma de producción petrolera (12 por ciento de las respuestas); y los problemas de inseguridad pública (11 por ciento de las respuestas).

En medio de la volatilidad financiera a nivel mundial, las perspectivas de los analistas sobre el tipo de cambio para los cierres de 2015 y 2016 se revisaron al alza con respecto a la encuesta del mes previo. El dólar, calcularon en agosto, cotizaría en 16.36 pesos en el 2015. Un mes después, lo evalúan en 16.35 pesos. Respecto al próximo año, elevaron la previsión de 16.01 pesos a 16.32 pesos.

Las expectativas de inflación general para el cierre de 2015 disminuyeron en relación a la encuesta de agosto, si bien la mediana correspondiente se mantuvo en niveles similares. Para el cierre de 2016, las perspectivas de inflación general permanecieron en niveles cercanos a los del mes anterior.

En el incremento generalizado y constante del precio de bienes y servicios correspondiente al cierre de 2015, “los consultores disminuyeron la probabilidad otorgada al intervalo de 3.1 a 3.5 por ciento y aumentaron la probabilidad asignada al intervalo de 2.1 a 2.5 por ciento, si bien continuaron otorgando la mayor probabilidad al intervalo de 2.6 a 3.0 por ciento”, desglosa el informe.

Para el cierre de 2016, los analistas asignaron la mayor probabilidad al intervalo de 3.1 a 3.5 por ciento, de igual forma que el mes previo.

En cuanto a las expectativas de inflación subyacente para los cierres de 2015 y 2016, éstas se mantuvieron en niveles similares a los de la encuesta precedente, aunque la mediana de los pronósticos para el cierre de 2015 se revisó a la baja.

La probabilidad asignada por los analistas a que la inflación general se ubique dentro del intervalo de variabilidad de más o menos un punto porcentual en torno al objetivo de 3 por ciento se mantuvo en niveles similares a los reportados en la encuesta de agosto para los cierres de 2015 y 2016.

En cuanto a la inflación subyacente, la probabilidad otorgada a que ésta se encuentre en el intervalo entre 2 y 4 por ciento también permaneció cercana a la de la encuesta previa para los cierres de 2015 y 2016.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir