Aprendizaje de la pandemia

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

El sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, en entrevista con Mar Pichel, de la BBC, establece que “el coronavirus es un pedagogo cruel porque la única manera que tiene para enseñarnos es matando, y en el sentido de que nos está dando varias lecciones. El problema es saber si nosotros las vamos a escuchar y las vamos a aprender” … ya que “nos está enseñando que la Madre Tierra no está satisfecha con el modelo de desarrollo que tenemos. Nosotros somos una parte muy pequeñita, ínfima, de la vida del planeta, pero a pesar de eso nos disponemos a destruir el resto de la vida” a través de acciones individualistas, con fuertes tendencias al consumismo, y sobre todo falta de respeto al medio ambiente, desde el hogar hasta las grandes industrias, el desenfreno de un mercado globalizado que arrasa y arrastra la visión productiva regional, el desenfreno de consumo de alimentos chatarra, bebidas azucaradas y toda la variedad de productos de belleza para rostros, manos, cabellos, pies y hasta sobacos.

Slavoj Zizek, filosofo esloveno, uno de los más ardientes críticos del sistema capitalista ha escrito una columna sobre el coronavirus para el sitio Russia Today. Zizek apunta a que el coronavirus ha destapado la realidad insostenible de otro virus que infecta a la sociedad: el capitalismo. Mientras que muchas personas mueren, la gran preocupación de los estadistas y empresarios es el golpe a la economía, la recesión, la falta de crecimiento del Producto Interno Bruto y cosas por el estilo. Este colapso económico se debe a que la economía está basada fundamentalmente en el consumo y en la persecución de valores propugnados por la visión del mercado. Zizek sugiere que la actual expansión de la epidemia de coronavirus ha detonado las epidemias de virus ideológicos que estaban latentes: noticias falsas, teorías conspirativas paranoicas y explosiones de racismo. (Rusia Today).

Otra aportación relevante es la de Noam Chomsky, como lo asienta en su entrevista a El Clarín: “Lo principal es que estamos ante otro fallo masivo y colosal de la versión neoliberal de una economía de mercado. Si no aprendemos eso, la próxima vez que pase algo parecido va a ser peor. Los científicos sabían que vendrían otras pandemias, probablemente de la variedad del coronavirus. Hubiese sido posible prepararse en aquel punto y abordarlo como se hace con la gripe. Pero no se hizo. Dependerá de la gente joven que esta pandemia cambie la manera en la que nos relacionamos con la naturaleza. Dependerá, también, de cómo la población mundial reaccione. Esto nos podría llevar a situaciones altamente autoritarias y represivas. La clase en el poder no cede”.

No hay nada malo con la globalización. El problema es ¿qué forma de globalización? La que se ha desarrollado ha sido bajo el neoliberalismo.  Así sucedió en Europa, en Italia, España y Gran Bretaña, países con graves consecuencias por haber destruido su sistema de salud. 

Lo que está pasando a nivel internacional es bastante crítico. En Alemania, la crisis va muy bien. En Italia, la crisis es aguda. Están recibiendo ayuda, pero una “superpotencia” como Cuba, está mandado médicos. O China, que envía material y ayuda. Pero no reciben asistencia de los países ricos. Eso dice algo.

El desastre que se dio en América Latina, con el neoliberalismo, caso concreto en México durante los periodos del PANPRI, Fox, Calderón y Peña Nieto. En el Perú de Fujimori, Toledo, Alán García, Kuczynski. Ambos países devastados, pero cuentan hoy con gobiernos progresistas: Andrés Manuel López Obrador y Martín Vizcarra.

El retorno neoliberal, entreguista y represivo, como los casos de Brasil con Bolsonaro, en el Ecuador de Lenin Moreno, en Chile con Piñera, en la Bolivia destruida por la golpista Jeanine Añez.

Esta nueva composición latinoamericana es la que padece la industria de bebidas azucaradas, de refrescos y de los productores de comida chatarra de haber ocasionado, a lo largo de casi 40 años, enfermedades crónicas y degenerativas que están propiciando una mayor mortalidad con la aparición del nuevo coronavirus.

“Las enfermedades crónicas, derivadas del sobrepeso y la obesidad, son las que absorben la mayor cantidad de los recursos, en México se destinó (y se esfumó) al sector de la salud pública, alrededor de 80 mil millones de pesos anuales”. (Unicef).

México ya ocupa el primer lugar de obesidad y el 9º en Diabetes en el mundo. El 70 por ciento de la población padece sobrepeso y la cifra parece engrosarse año con año. La comida chatarra en México está al alcance de los recursos de las personas, mucha de ella es barata y es incluso de más fácil acceso que la comida sana. (Sin Embargo).

Hugo López-Gatell declaró que: “No es culpa del ciudadano. Es culpa de este ambiente nutricional que ha sido desarrollado para favorecer los negocios de estos productos y no para favorecer la salud”. Hoy el vocero de salud es sacrificado como responsable del enrojecimiento del país, pero esto ha sido por los excesos lapidarios del BOA, FRENAA, Medios, historiadores y analistas desquiciados por confundir, mentir y alentar el rompimiento de las medidas de SSA.

Eso es lo que la pandemia nos está enseñando, pero ahora dependerá de nosotros para demostrar que hemos aprendido y, por ello, construir un mejor futuro, solidario, comunitario, respetuoso de la naturaleza.

HABEMUS PRESIDENTUM

“El presidente Andrés Manuel López Obrador se volvió a poner la banda presidencial como Jefe de Estado, un estadista y calificó de histórica la gira de trabajo”. (Porfirio Muñoz Ledo).

Trump ante empresarios mexicanos: “Su presidente, López Obrador, es el mejor presidente que han tenido. Es duro, audaz, y quiere mucho a su país”.

Dos conductores de radio-televisión: Joaquín López Dóriga y Ciro Gómez Leyva reconocieron y elogiaron visita AMLO-TRUMP.

Impresionante movilización de ciudadanos mexicanos, con todo y mariachis, en los Museos Juárez-Lincoln, Embajada de México y Casa Blanca.

Captura de Cesar Duarte en Florida, entrega a Relaciones Exteriores del informe rápido y Furioso y ya viene Zerón, desde Canadá, con Trudeau y del Libano Kamel Nacif. Tiemblan Peña, Calderón, Fox, Murillo Karam y Yunes Linares. Ya Gurría corrió.

COLOFÓN: “Ambos hemos sido electos para luchar contra la corrupción, regresarle el poder a la gente”. (Trump).

“Por eso estoy aquí, para expresar al pueblo de Estados Unidos que su Presidente se ha comportado con gentileza y respeto, nos ha tratado como lo que somos: un país y un pueblo libre, digno, democrático y soberano”. (AMLO).

00
Compartir