Así ven los medios de comunicación a presidenciables

CIUDAD DE MÉXICO.

El A.R.M.A: Los Presidenciables busca entender el impacto de los medios en la reputación de los actores políticos que buscan llegar a la presidencia de México en 2018; también pretende medir la eficiencia comunicativa de los actores, ¿qué mensajes son los que permean? La pasarela intenta ilustrar qué hay detrás de las cifras del A.R.M.A: Los Presidenciables.

OSORIO CHONG. El buen comienzo.
​Van dos meses al hilo que el secretario Osorio Chong da buenas noticias. En enero logró posicionarse con la (re) captura del Chapo Guzmán y el Plan Nuevo Guerrero, en febrero destacó por la eficiencia logística durante al visita del papa Francisco y su compromiso con el diálogo sobre la mariguana. Al parecer, pasó del infierno del 2015 a lo que pinta ser un 2016 más favorable para el secretario de Gobernación.

MANCERA. Entre el cielo y el infierno.
​El que más lució junto al Papa fue Miguel Ángel Mancera; entre misas y recorridos, el Jefe de Gobierno dejó muy buena imagen de la capital ante el Sumo Pontífice y sus seguidores. El contraste son las dos crisis que se le avecinan: una por la remoción del cargo (más no castigo) a Dhyana Quintanar de la Autoridad del Espacio Público y lo que podría ser el siguiente “shopultepec”, la Gran Rueda de la CDMX.

MARGARITA. La reina de PAN.
Margarita Zavala lo declara, las encuestas lo sostienen y los medios lo difunden: la militancia la quiere de candidata. Esto se da tras un posicionamiento contundente en enero en cuanto a la narcodiputada Lucero Sánchez; Margarita le pidió perdón al PAN y a la ciudadanía. Es relativamente poca la cobertura en medios de Margarita Zavala, pero es aprovechada con mensajes claros y contundentes.

AMLO. Las universidades y los aviones
​Andrés Manuel López Obrador sabe que la controversia vende y, aunque los medios no siempre lo cubran de la manera más halagadora, siempre lo cubren. En febrero, AMLO cautivó a los medios con sus críticas al avión presidencial, el anuncio de sus universidades y, por supuesto, con sus dimes y diretes con el Bronco. Estrategia predecible, resultados predecibles.

JOSÉ MEADE. El secretario invisible.
Decir invisible es exagerado, pero sí fue de los “presidenciables” con menor cobertura. Lo que no se puede negar es que el secretario de Desarrollo Social ha trabajado diligentemente. Toda su cobertura trata de convenios de colaboración para mitigar la pobreza, giras de trabajo y su acompañamiento al papa Francisco en Chiapas. Sería bueno que el secretario le sacara más jugo a su trabajo.

RAFAEL MORENO VALLE. El barroco.
​El tema relevante de febrero para el mandatario poblano fueron los más de 9 mil mdp que se invirtieron en el recién inaugurado Museo Internacional Barroco. Esta cobertura abona a la crítica por la deuda que le va a dejar a su estado, uno de los más pobres del país. Lo que el gobernador quizá no ponderó es que esta noticia será la manera en la que muchos recordarán su gestión. ¿El museo será la Estela de luz de Puebla?

AURELIO NUÑO. Se lleva estrellita el pupilo.
​Aurelio Nuño actúa y comunica con propósito. No se desvía de su encomienda: mostrar los beneficios de la Reforma Educativa. En específico, el secretario de educación deja claro que a los maestros mejor evaluados se les premiará y a los faltantes no se se les pagará. Nuño trae palo y zanahoria.

LUIS VIDEGARAY. Corriendo con tijeras.
​Si el 2015 fue un año difícil para Osorio Chong, el 2016 lo será para el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. La mayoría de su cobertura estuvo relacionada con los “problemas” de Pemex, la crisis internacional y los recortes de presupuesto; sin embargo, a pesar de la gravedad de estos temas, el secretario siempre acaba dando un mensaje de esperanza y crecimiento.

‘EL BRONCO’. Le quedó grande la yegua.
​Febrero le dejó al Bronco un saldo de 49 reos muertos en el penal del Topo Chico, 6 renuncias de funcionarios de alto nivel, un recorte de 700 funcionarios, el traslado de 233 reos, padres de familia enojados por las groserías que el gobernador pronunció en una escuela de Monterrey y la segunda mayor cobertura en medios de todos los presidenciables; lástima que el 75% fue negativa.

MANLIO. Y la sombra de Moreira.
Con la victoria del PRI en Colima, la captura del Chapo en enero y sus declaraciones contundentes en contra de Javier Duarte, gobernador de Veracruz, durante febrero, Manlio Fabio Beltrones, presidente del PRI, debería de estar teniendo un gran inicio de año; sin embargo, su protagonismo en defender a Humberto Moreira ha sido un error estratégico que ha opacado una serie de logros importantes para él y su partido.

ERUVIEL. El gris.
​Aún con la visita del papa Francisco al Estado de México, Eruviel Ávila no logra colocar mensajes contundentes en los medios de comunicación. Su cobertura se compone de una mezcla pulverizada de temas locales, inauguraciones y acompañamientos a miembros del gabinete; sin mayores detractores pero sin mayores aciertos. Gris.

RICARDO ANAYA. Del amor al desprecio.
​Tras ganar la presidencia de AN con el 81% de los votos, los mayores detractores de Ricardo Anaya provienen de su partido. Resaltan: la cobertura de los medios al “batazo” que Manuel Clouthier dio al ofrecimiento de Anaya de ser candidato en Sinaloa; la desaprobación de que aparezca en spots, y su mal manejo del tema de la narcodiputada. La cobertura de Anaya es 100% coyuntura, sería importante que proponga ideas.

El financiero

00
Compartir