Aumentará basura electrónica por apagón analógico

Poza Rica, Ver.

Con los últimos minutos del 31 de diciembre, los mexicanos despediremos algo más que el 2015, sino también quedará atrás la televisión como la conocimos desde el siglo pasado, con el llamado apagón analógico que, si bien la noche del lunes pasado el Senado aprobó el aplazamiento durante un año más, éste será válido para las televisoras públicas y operadoras de baja potencia. Esto dará paso a la era de la televisión digital pero en el proceso, se corre el riesgo de que se incremente la cantidad de basura electrónica que ya contamina el medio ambiente.

Los días 26 y 27 del mes pasado, en Poza Rica se llevó a cabo la entrega de cerca de 14 mil pantallas digitales a beneficiarios de programas sociales como Prospera o 65 y más, esto como parte de la estrategia del gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que destinó 26 mil millones de pesos del presupuesto para la compra de 9.4 millones de estos televisores digitales.

De estos 14 mil televisores digitales, ahora el ayuntamiento de Poza Rica pretende recabar al menos dos mil televisores analógicos, descompuestos o que no puedan captar la señal de Televisión Digital Terrestre (TDT).

Silvia Adriana Ortega Galindo, regidora comisionada en Medio Ambiente, señaló que en coordinación con la Sedema, se emprende esta campaña de acopio de televisores analógicos que representan además de un desecho electrónico, un riesgo para el ecosistema por el tipo de sustancias que se encuentran en sus componentes, entre ellos el plomo, mercurio, cadmio, paladio y arsénico, entre otros.

“Es una campaña permanente todo el mes de diciembre, es por lo del apagón analógico, todas las personas que vayan a dejar la televisión que ya no tengan en uso aquí se les reciben, ya no estamos dando televisiones porque luego se suscita que traen su televisión y quieren una nueva”, puntualizó la edil.

En el municipio en años anteriores se han emprendido campañas para el acopio de la basura electrónica. Tan sólo el año pasado se hizo acopio de más de diez toneladas de desechos como computadoras, impresoras, aparatos de sonido o televisores, para su confinamiento seguro y reciclaje de parte de los componentes.

En 2014, durante la administración de Vicente Fox, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo para la entrada en vigor de la TDT, programando el apagón analógico para 2012; sin embargo, fue su sucesor, Felipe Calderón, quien acordó que este evento se adelantara para 2015. Esta iniciativa pretende liberar parte del espectro radioeléctrico mexicano para asignarlo a nuevos servicios de telecomunicaciones, en especial el internet.

La ciudad de Tijuana en Baja California, fue la primera región donde ocurrió el apagón analógico en 2013, después le siguieron Monterrey, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros en 2014. Para el 31 de diciembre de este año, el apagón se extenderá a toda la república.

Cabe aclarar que los televisores analógicos no dejarán de funcionar, simplemente ya no captarán la señal de televisión satelital mediante las tradicionales antenas aéreas. Los viejos televisores que aún funcionen, requerirán de un decodificador de señal digital (TDT) o bien, si el televidente cuenta con servicio de televisión por cable o mediante satélite, seguirán funcionando.

De acuerdo con la iniciativa de la TDT, liberar el espectro radioeléctrico permitirá que los mexicanos gocemos de Internet de banda ancha con mayor velocidad. Mientras tanto, el Senado ha aprobado que el apagón se posponga un año más para las televisoras públicas, lo que da un margen mayor para que inviertan en equipos que les permita emitir señales digitales.

Todos aquellos televisores que han dejado de funcionar y ya no tienen reparación porque sus partes dejaron de fabricarse años atrás, estarán siendo recibidos en el centro de acopio habilitado en el pasillo del Palacio Municipal, aunque, aclaró la funcionaria, no se estarán dando pantallas digitales a cambio, pues estas ya fueron entregadas a los beneficiarios de los programas sociales.

Con información de La Jornada Veracruz

00
Compartir