Aunque haya semáforo ROJO, el 30 de agosto todos a clases presenciales en Veracruz: Cuitláhuac García

**La salud de los estudiantes y sus familias importan poco por lo visto.
**Los padres serán los responsables de la educación de sus hijos si no asisten a clases, no el estado.
**Ya sea en semáforo rojo, naranja, llueva, truene o relampaguee, se regresará a clases presenciales en la entidad.
 
Xalapa, Ver.- Muy a su estilo ocurrente y cantinflesco, el Gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez enfatizó este día que el regreso a clases presenciales en la entidad será el próximo 30 de agosto, argumentando que no existe ningún riesgo en que cientos de miles de estudiantes veracruzanos se reúnan nuevamente en las escuelas pese a la condiciones caóticas de riesgo máximo de contagio por la tercera ola de contagios y las nuevas cepas todavía más agresivas del COVID en la entidad, donde los hospitales públicos y privados están nuevamente COLAPSADO en sus áreas de atención de terapia intensiva.
 
Así mismo García Jiménez insistió en que que «solo una minoría desinformada» es la que está en contra de retornar a las aulas pese a que haya semáforos epidemiológicos en color Rojo o Naranja lo que indica riesgo máximo de contagio.
 
“Aun cuando estemos en rojo podemos mantener todas las actividades, obviamente va a haber un tratamiento diferente en cada semaforización”.
 
García Jiménez se lavo las manos de la responsabilidad de cargar con todas las muertes que su decisión acarreará, al decir que «los padres serán los responsables de la educación de sus hijos si no asisten a clases, no será responsabilidad del estado».
“Los padres serán responsables de la educación de sus hijos. Nada más les comento que después, cuando esos niños crezcan y quieran acceder a grados superiores y no tengan la formación que debieron tener por mantenerse ausentes del aula, sus padres tendrán que ser responsables de esa situación”.
 
Por lo visto tras lo dicho por López Obrador en territorio veracruzano respecto al regreso a clases, «sin importar si llueva, truene o relampaguee, se volvería a las aulas», García Jiménez vuelve a demostrar de que está hecho, es un remedo al que poco o nada le importa la salud de los niños veracruzanos y sus familias con tal de cumplir los caprichos del Presidente, así ha sido en los últimos 2 años y medio, y así seguirá siendo, el debe de quedar bien con una sola persona en Palacio Nacional, no con los más de 8 millones de veracruzanos a los que dice gobernar. 
00
Compartir