Autoridades detuvieron a hijo del Chapo, pero lo dejaron ir para ‘evitar más violencia’

Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán, fue ubicado y detenido este jueves por autoridades federales en una vivienda en el fraccionamiento de Tres Ríos, en Culiacán, Sinaloa, pero después lo dejaron ir para evitar más violencia en la ciudad, según fuentes oficiales.

Los primeros reportes indicaron que sí había sido capturado, sin embargo, después en una conferencia el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, solo dijo que Guzmán López había sido identificado y después agentes determinaron “suspender acciones”, sin dar más detalles.

“El día de hoy a las 15:30 horas una patrulla integrada por 30 elementos de la Guardia Nacional y SEDENA se encontraba realizando un patrullaje de rutina en el fraccionamiento ‘Tres Ríos’ de la ciudad de Culiacán, Sinaloa, cuando fueron agredidos desde una vivienda.

El personal de la patrulla repelió la agresión y tomó control de la vivienda localizando en su interior a cuatro ocupantes. Durante dicha acción se identificó a uno de ellos como Ovidio Guzmán López, lo anterior generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla, asimismo otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad, generando una situación de pánico”, relató Durazo.

Con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del gabinete de seguridad acordamos suspender dichas acciones, igualmente tomamos la decisión de trasladarnos a la ciudad Culiacán, para conducir personalmente las acciones correspondientes”, agregó.

Durante este jueves, en medio de las diferentes versiones sobre lo ocurrido con el hijo del Chapo, hubo en Culiacán una serie de balaceras, bloqueos y quema de vehículos.

 

 

 

Con información de Animal Político

00
Compartir