Basura pura

Más allá de la confianza o no en nuestras instituciones, se trataba del respeto en la relación de ambos países

ALTO MANDO

Por: Miguel Ángel Godínez García

Curioso que para una oficina como la DEA fuera una verdad absoluta la culpabilidad de Cienfuegos y en su país no pudiera sostener el caso que terminó en la desestimación de cargos. Desestimar es igual a quitarle valor a las acusaciones y, por consiguiente, no existe delito alguno. Aun así, era de esperarse que para la DEA, que se había esmerado en conformar una acusación bastante poco creíble, no aceptara los resultados de la investigación en México que exonerara al general. Así lo demuestran las reacciones mediáticas y oficiales en EU después de que la FGR diera a conocer sus resultados y en donde el general quedara libre de cargos.

Se daban por verdades absolutas las pruebas que compartió la DEA con la FGR, tanto así, que lo único capaz de satisfacerlos era la culpabilidad del general y no la posibilidad de que fuera inocente. La detención en los EU de un general del nivel de Cienfuegos desató la indignación por la ofensa a su dignidad como persona, por la afrenta contra de las FA, pero sobre todo, por el atentado contra la soberanía de nuestro país. Los convenios de colaboración en temas de seguridad y narcotráfico no dan la libertad de manejar investigaciones sin la colaboración y la compartición de información obtenida en nuestro territorio, mucho menos tratándose de una detención de tal relevancia. Más allá de la confianza o no en nuestras instituciones, se trataba del respeto en la relación de ambos países, sin duda la gestión del canciller Ebrard fue relevante para lograr lo inimaginable, sin precedente alguno fueron retirados los cargos contra Cienfuegos y regresado a México para ser investigado, la realidad es que no existían, de acuerdo con los informes del FGR, pruebas sólidas para mantener el juicio que pretendía la DEA. ¿Por qué la juez desestimó los cargos y qué valor le dio a las acusaciones para aceptar regresar a Cienfuegos? Lo cierto es que era impensable que un secretario de la Sedena fuera el autor de mensajes mal escritos y de insulsos operativos.

La liberación del general sólo se interpreta como la insuficiencia en las pruebas, inconsistencias en la declaración de testigos y a la falta de proporción de éstas con la persona acusada. Así fue como se facilitó la investigación para la FGR, fue sencillo determinar que un funcionario del nivel de Cienfuegos personalmente pudiera fabricar y distribuir droga. Fue sencillo también descartar lavado de dinero cotejando bienes y cuentas bancarias contra sus percepciones de más de 50 años de servicio. El expediente compartido por la DEA con la FGR mereció del fiscal Gertz Manero el calificativo de “basura pura”, nunca antes habíamos escuchado a una autoridad mexicana defender con todo nuestro honor y desafiar al de EU.

Tachó de farsante a la DEA y se extrañó de que se pronunciaran decepcionados, cuando lo investigado por ellos careciera de pruebas sólidas. Sin embargo, hacer público el expediente calificado como confidencial, puso en riesgo el tratado de cooperación. López Obrador inicia la administración de Biden con varios desafíos cuando la relación con EU es fundamental para el país. Primero tardó 30 días en reconocer su triunfo, no condenó el vandalismo en el Capitolio y defendió a Trump por censura en sus redes sociales. Ofrece asilo político a Assange, sin que éste lo solicite, cuando para EU el creador de WikiLeaks significa un atentado contra su Seguridad Nacional.

  • DE IMAGINARIA

Testigo protegido acusa a Omar García Harfuch actual SSC de la CDMX, de recibir 200 mil dólares mensuales del Cártel Guerreros Unidos. No es la primera vez que se menciona a Harfuch en el caso Ayotzinapa. Nuevos indicios y nuevos involucrados en el caso Ayotzinapa.

 

 

 

Con información de Excélsior: https://www.excelsior.com.mx/opinion/miguel-angel-godinez-garcia/basura-pura/1428518

00
Compartir