Buganza, político con fe, candidatura… va en serio

•Buganza, hombre de fe

EMBARCADERO: Podrá el diputado local, Renato Tronco, llamar prostituto político a Gerardo Buganza, y el líder del PES, Partido Encuentro Social, expriista, Gonzalo Guízar, sicario político… Se podrá decir que es candidato independiente a gobernador de Javier Duarte como una posibilidad para restar sufragios en las urnas a Miguel Ángel Yunes Linares… Pero más allá de tales versiones existe un hecho universal: Buganza está convencido, seguro, de su candidatura ciudadana… y va en serio… Tan en serio como si su candidatura fuera una religión más en su vida, un apostolado, el resplandor de San Pablo de Tersio camino a Damasco… Tal cual, le vale la opinión de los demás, porque parte de un principio filosófico: lo más importante es su propia mirada, su sentir… Y si está convencido que en el año 2004, Fidel Herrera Beltrán le arrebató su victoria a gobernador en los tribunales… Y si en el duartismo ha caminado con dignidad, sin prestarse a un doble, triple juego del poder político… Sin enriquecerse como otros… Sin meter la mano al cajón… Llenando de ética y moral los actos cotidianos, entonces, como si se tratara de un encargo superior, casi casi religioso, religioso mejor dicho, Buganza buscará la gubernatura a través de la figura ciudadana con tanto auge a partir de la llamada Broncomanía… Podrán, en consecuencia, tirios y troyanos lanzarse en su contra; pero entre más lo satanicen más lo victimizan y más, mucho más puede arraigarse en el alma ciudadana… En todo caso, si el día de su renuncia como secretario General de Gobierno en palacio de gobierno, con TV más transmitiendo a nivel estatal, aprovechó el momento para anunciar su candidatura, fue un golpe espectacular, fuera de serie, que lo catapultó en el imaginario colectivo…

ROMPEOLAS: Nadie, por ejemplo, en los cuatro años y medio que caminara en el duartismo, podrá señalarlo de abuso de confianza y/o exceso en el uso del poder…Tampoco de tráfico de influencias que haya enlodado su hoja de servicios públicos, aun cuando, bueno, el caso de su hijo nombrado investigador de tiempo completo en la Universidad Veracruzana a los 26 años, podría, digamos, explicarse a partir de que la única razón de vivir de un padre son los hijos y por los hijos, incluso, vaya, hasta la ignominia… Menos, se enriqueció a la sombra del poder duartista… Ni tampoco, en nombre de la SEGOB jarocha, metió a la cárcel a gente inocente ni liberó a gente culpable… Ni menos, exilió a un reportero en Estados Unidos ni tampoco lo agarró a machetazo limpio en su oficina… El mundo político, incluso tricolor, se ha pitorreado porque escucha misa todos los días y confiesa y comulga y nunca, jamás, ha sido infiel; pero, bueno, más allá de la ironía, se trata de una forma de concebir la vida que ha de respetarse pues todos tenemos derecho a abrazar la ideología y religión que deseemos… Además, en un pueblo en su mayoría católico como Veracruz, un político así, que nunca se ha avergonzado de su fe pública, resulta bien visto… Por eso, hombre de fe, político con fe, la candidatura independiente va en serio… Y/o, en todo caso, digamos, si fuera candidato exprofeso de Duarte por la vía ciudadana para descarrillar a Yunes Linares, en una de esas, Buganza repunta, se eleva por encima de los demás en el imaginario colectivo, cuaja en el corazón ciudadano, y se queda con el trono imperial y faraónico ejercido ahora a plenitud por Javier Duarte… La vida, jamás debiera olvidarse, y más en política, suele dar muchas, excesivas sorpresas…

ASTILLEROS: La candidatura independiente de Buganza va en serio… Su esquema ha de tener para financiar la campaña electoral que en la experiencia de Dante Delgado Rannauro significa mil millones de pesos por arriba de la mesa y mil millones de pesos en las cañerías de la política… Por ahora, está integrando su equipo de trabajo en todos los órdenes… Pero de igual manera, oh paradoja, también elabora de norte a sur y de este a oeste de Veracruz su lista de candidatos independientes a las diputaciones locales… Y de entrada, y dado su pasado político, será, en efecto, un dolor de cabeza, casi migraña, para el candidato panista, y más si es Yunes Linares, con quien terminaran mal, luego de que fuera su coordinador de campaña en el año 2004… Aunque también significa un gran riesgo electoral para el candidato priista, sea Pepe Yunes Zorrilla y/o Héctor Yunes Landa… Más aún: si fuera candidato de Duarte, ningún pacto haría con los senadores priistas… Buganza está convencido de que puede ganar en las urnas y satisfacer su viejo y legítimo sueño; pero más aún, cerrar el capítulo político de su vida gobernando Veracruz, la más alta aspiración de un hombre público… Acuérdense los adversarios por la silla principal del palacio de gobierno: Buganza es un hombre de fe y la fe (además de la pasión), dice la conseja popular, mueve montañas…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir