Candidato bajo sospecha

Muchas cosas raras y extrañas están ocurriendo en el distrito de Acayucan, donde Érick Lagos Hernández es candidato priista al Congreso de la Unión.

Uno. La madrugada del lunes 13 la casa de la candidata de MORENA, con sede en Isla, Liliana Castro Muñoz, se incendió y/o la quemaron, de tal forma que no obstante llamar a la policía y al Cuerpo de Bomberos, nunca, jamás, fue escuchada.

Así, mientras la candidata miraba la destrucción de su casa y la familia angustiada salía despavorida para librar la vida, ella buscó a sus amigos por las redes sociales pidiendo apoyo.

Simple coincidencia, el politólogo Carlos Ronzón Verónica, suele decir que en política… piensa mal y acertarás.

Dos. En la víspera de la nominación de los candidatos a diputados federales, el PAN, quien ya tenía candidato visible, sufrió un revés.

Su panista fuerte de pronto, sorprendido por una revelación mística, renunció a la candidatura, pero también al partido Acción Nacional.

Luego, trascendió que Erick Lagos lo había seducido con medio millón de pesos y una simple concesión de taxis cuando, bueno, bien pudo solicitar más.

Tres. Después, el PAN perfiló a una mujer panista como candidata y por alguna razón también, y luego de aceptar, renunció.

Ahora, lanzaron a un candidato hombre que por ahora se mantiene en la raya.

Cuatro. La violencia con secuestros, desaparecidos y asesinados se ha recrudecido en la región.

La última versión fue de tres personas ejecutadas, una de ellas, una niña de 6 años, en Oluta, a un ladito de Acayucan, que durante muchos años hacia finales del siglo pasado (se ignora si todavía ahora) fue el prostíbulo de Acayucan.

EN POLÍTICA LO QUE SE COMPRA CON BILLETE… SALE BARATO

Cinco. Las hermanas Fabiola y Regina Vázquez Saut, hijas de Cirilo Vázquez Lagunes, el cacique sureño (QEPD) asesinado en el fidelato, han alternado los cargos públicos en Acayucan, desde alcaldías hasta diputaciones locales y federales, sin permitir que el viento se asome.

Tal cual, antes de iniciar la nominación, Érick Lagos traficó influencias en el gobierno de Veracruz para cooptar a Fabiola con la subsecretaría de Desarrollo Agropecuario, con tanto desparpajo que semanas antes de tomar posesión fueron trepados unos anuncios espectaculares en Xalapa con su foto gigantesca.

Luego, sobrevino el nombramiento de Dominga Xóchilt Tress, otra panista con agallas para lanzarse por la curul federal, como directora de Espacios Educativos de la SEV, que por alguna razón fue debut y despedida.

De igual manera, la presidenta municipal de Rodríguez Clara, Amanda Gasperín Bulbarela, también quiso anotarse para la contienda interna del PRI, y entonces, de pronto, fue silenciada luego de revelar que el duartismo le adeudaba cien millones de pesos federales.

Seis. El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdoba, advirtió el domingo 22 de marzo, 2015, que se negaría el registro como candidato a quien hubiera rebasado el tope de gastos de precampaña.

Y, bueno, sumando los operativos de Érick Lagos era para que el INE lo hubiera reprobado, teniendo como referencia el caso del medio millón de pesos que habría pagado al fallido candidato panista.

Pero, además, los operativos de Fabiola Vázquez Saut, Dominga Xóchilt Tress y Amanda Gasperín.

Lo bueno es que el INE carece de operadores íntegros, implacables e impolutos en Veracruz y por eso ni ven ni oyen.

Siete. En cada uno de los 21 distritos electorales de Veracruz, como del resto del país, hay nueve candidatos a diputados federales, pues todos andan atrás de las prerrogativas.

Pero además, en otros casos, atrás del registro como son, entre otros, Morena, Movimiento Ciudadano, el partido Humanista, el Partido Encuentro Social y el PT.

Así, de los nueve candidatos en Acayucan, el único con un derroche y un dispendio manifiesto y evidente es Érick Lagos que, bueno, ridiculiza la campaña de los otros, con un ring disparejo.

PURIFICADO POR EL ARZOBISPO

Ocho. Igual que en su tiempo como secretario General de Gobierno, presidente del CDE del PRI y diputado local, Lagos sigue lucrando en el distrito de Acayucan con la miseria, el hambre, la jodidez, el desempleo y los empleos con salarios de hambre, y que tampoco, en ningún momento, han visto los funcionarios electorales del INE.

Nueve. El pasado condena al candidato priista por el distrito de Acayucan.

Uno, el acta levantada por la secretaría de la Defensa Nacional… cuando fue sorprendido con el consumo de droga.

Dos, el secuestro y desaparición de su amigo, José Christian Morales Carreto, por quien ningún dedo movió para su rescate, no obstante tener de su lado toda la fuerza política y emblemática del gobierno de Veracruz.

Tres, las malas amistades con los malosos, entre ellos, El Lucky, el jefe Zeta detenido en Córdoba y quien lo mencionara como uno de sus referentes políticos en aquel reportaje publicado en el periódico Reforma de la ciudad de México.

Y, no obstante, fue ungido candidato por el PRI, aceptado por el INE y declarado virtual ganador y el mejor diputado federal que tendrá Veracruz por el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, quien seguramente camino a Damasco tuvo una revelación milagrosa y por eso y en nombre del Señor el destape lo hizo de gratis.

POSDATA: El gobierno de Veracruz tiene un litigio con la empresa Finamed por más de 700 millones de pesos que todavía sigue vigente… Finamed fue contratada por el gobernador Fidel Herrera Beltrán y siempre se aseguró que era socio con la profe Elba Esther Gordillo, la convicta del presidente Enrique Peña…, y cuya veracidad siempre callaron los exsecretarios de Salud, Juan Antonio Nemi y Pablo Pavón Rivera…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir