Cárcel a duartistas

•Veracruz, muy lastimado
•Érick Lagos y Mota, en la mira

EMBARCADERO: El candidato a gobernador de cualquiera de los partidos políticos más amarrado en las urnas será aquel que adopte como discurso central la corrupción política en Veracruz… Pero, además, que sin rodeos ni ambages jure y perjure a la población electoral que habrá denuncia penal y, por tanto, la cárcel les esperará a los duartistas y fidelistas que, como dice Gerardo Buganza Salmerón, hayan metido las manos al cajón… Desde luego, si tal discurso es asumido por los candidatos de oposición, entre ellos, los llamados Broncos, tendrá efecto avasallante en el ánimo ciudadano… Pero si tal discurso lo asume el candidato priista el efecto se multiplicará, simple y llanamente porque es priista y pertenece al partido en el poder… Y es que si en Veracruz, por ejemplo, hay un desaseo en la deuda pública y en las irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación proviene de la corrupción política… Y si el territorio jarocho ha sido convertido en un camposanto se debe a la corrupción política… Y si con todos los casos de secuestrados, desaparecidos y ejecutados hay impunidad parte de la corrupción política… Y si cuatro años con nueve meses después ninguna obra pública trascendental ha sido consumada se debe a la corrupción política… Y es que el ciudadano que sufraga en las urnas está harto, molesto, iracundo y furioso, a tal grado que un sicólogo social hablaría de indignación crónica… Y, por tanto, lo peor de un candidato al trono imperial y faraónico es dar la espalda a una realidad que nadie puede ocultar por más que, y por ejemplo, nunca, jamás, los diputados locales y federales y los candidatos al Congreso de la Unión recién electos se han ocupado del asunto con toda la crudeza de la vida cotidiana…

ROMPEOLAS: Por eso en repetidas ocasiones los senadores priistas, Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes, Landa han tomado por los cuernos el toro salvaje y frenético de la corrupción… Han expresado que la cárcel espera a quienes hayan desviado recursos oficiales… Sin embargo, y hasta donde se sabe -si se sabe bien- Pepe Yunes ha ido más lejos… Y ha puesto nombre a las cosas, los hechos y las personas… Por ejemplo, en su lógica, y en caso de quedarse con la candidatura y ganar en las urnas, el primer priista que llevaría al cadalso público es el diputado federal electo Érick Lagos Hernández, ex secretario General de Gobierno, ex presidente del CDE del PRI, ex diputado local y ex secretario particular del góber fogoso y gozoso, en aquel tiempo cuando recibía las alforjas repletas del diezmo y el doble diezmo pagado por los constructores beneficiadas con infraestructura fast track, por dedazo… Incluso, la fama pública refiere que de los llamados Chamacos de la fidelidad, Lagos es el más enriquecido de todos, aun cuando el toluco Jorge Alejandro Carvallo Delfín es el más ostentoso, con todo y su residencia en el Club de Golf de Xalapa, más tres lotes para un futuro crecimiento, más su avión, más su rancho ganadero en la sierra de Papantla… El segundo priista que Pepe Yunes llevaría a la hoguera, es decir, a una denuncia penal es Adolfo Mota Hernández, diputado federal electo y ex secretario de Educación, el área donde la Auditoría Superior de la Federación registró el mayor número de irregularidades y que la llevó a una denuncia penal (todavía en proceso) ante la Procuraduría General de Justicia de la nación… A partir de ahí, en la lista negra del senador Pepe Yunes estarían Jorge Carvallo, Alberto Silva, Gabriel Deantes Ramos y Vicente Benítez, El chileno…

ASTILLEROS: Si así fuera, Pepe Yunes sería el Patricio Chirinos Calero del siglo XXI en Veracruz, quien enclaustró en el penal de Pacho Viejo a Dante Alfonso Delgado Rannauro, Porfirio Serrano Amador y Gerardo Poo Ulibarri… También sería el Agustín Acosta Lagunes, quien llevara a prisión al maestro José Luis Lobato Campos, QEPD…Claro, en los casos anteriores, los ex gobernadores actuaron por venganza política… Incluso, los chirinistas, más aún, Miguel Ángel Yunes Linares, siempre han asegurado que sólo obedecieron órdenes del presidente Ernesto Zedillo, furioso con Dante Delgado por haberle renunciado a la Procuraduría de Asuntos Agrarios en el tiempo aquel del subcomandante Marcos en Chiapas… Y en el caso de Lobato también se trató de una intimidación de Acosta Lagunes para obligarlo a vender sus acciones en un periódico que lanzaría en Xalapa con el nombre de “Imagen”… En el caso de Pepe Yunes, ningún resentimiento existiría en contra de los duartistas, pues la fama pública registra el enriquecimiento al que han llegado algunos discípulos del góber fogoso y gozoso, por cierto, lo único que le aprendieron… Pero, bueno, la moneda de Los Pinos todavía está en el aire… Nada hay para nadie al momento… Y sin embargo, como los excesos y abusos del poder de la generación priista en el mando sexenal han tocado los umbrales del desencanto absoluto, el pueblo solo espera la cárcel para los pillos y ladrones como refiere Héctor Yunes Landa… Solo así el candidato a gobernador ganaría en las urnas…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir