Colombia o Venezuela

Postigo

Por José García Sánchez

Por varios años los partidos de derecha, conservadores, antipopulares, comentaban hasta el aburrimiento la manera en que vivían los venezolanos en su país, de inmediato lo comparaban con la vida paradisiaca que existía en Colombia, donde tenían la garantía de que el Ejército estadounidense estaba presente en los departamentos fronterizos con Venezuela para erradicar la miseria en que cual lo medios aseguraban vivían los venezolanos.

Para los medios convencionales había todas las garantías de una vida mejor en Colombia y por eso pasaban la frontera. Ahí vivió r mucho tiempo el líder clandestino y desconocido por la mayoría de los venezolanos Juan Guaidó, quien estaba en espera de un golpe de Estado militar contra Maduro para erigirse como presidente de Venezuela, esto nunca sucedió. De hecho, si hoy hubiera elecciones libres en Venezuela volvería a ganar Maduro.

Se creó un video donde la gente comía basura de los camiones de desperdicios, nadie aclaró que se trataba de un montaje, como muchos de los teatros armados por la derecha venezolana en el exilio.

La gente apoyó a Maduro, pese a lo que diga la prensa internacional conservadora y Guaidó se cansaron de esperar y ya está dedicado a otras cosas, a pesar de que fue reconocida por ese grupo de amigos conservadores llamada OEA. La Unión Europea lo desconoció hace un par de meses como presidente de Venezuela en el exilio ante el cansancio de su espera y la inutilidad de su lucha.

La satanización del régimen de Maduro creo una especie de infierno mundial, a donde iban las almas malas, los que merecen vivir en el purgatorio, el resto del mundo estaba santificado. Los medios no sólo exageran sino que inventaron y siguen inventando una serie de hechos que anda tenían que ver con la realidad, todo debido a que ni Chávez ni Maduro quieren estar bajo el yugo de estados Unidos y regalarle el petróleo que pertenece a Venezuela.

Sin embargo, los presidentes de Colombia de los últimos años, todos de derecha y bajo el yugo de Estados Unidos ahora hay hambre, con 18 muertos, 310 heridos de gravedad por los golpes, 600 presos, 30 desaparecidos falta de alimentos para todos no sólo para los pobres, sin producción agrícola porque todo lo importaban de su hermano estados Unidos. La representación en las calles brutal y es tan salvaje que llegó al extremo que el ex presidente de ese país Álvaro Uribe recomendó al actual mandatario Iván Duque, que replegara las manifestaciones sociales con bala, el consejo de Álvaro Uribe fue tan agresiva que motivó que twitter le cancelara su cuenta, porque la incitación a la violencia no es parte de la política de ese medio de comunicación.

En México las voces convencionales, poco informadas y con una aparente ignorancia, pero con muy mala intención colocan a Venezuela como el peor país del continente sin saber que hay peores, y lo que es mejor, es que están gobernados por la derecha, es decir por partidos similares al PAN, al PRI, al PRD. A Movimiento Ciudadano.

Nos dicen que de seguir López Obrador en el poder podríamos estar como en Venezuela, la mayoría de ellos no conoce Venezuela si no es a través de los medios que manejan las agencias de noticias de Estados Unidos, por lo que debería dudar un poco sobre la realidad de ese país. Ahora, más del 95 por ciento de los colombianos quisieran vivir en Venezuela.

Venezuela tiene un bloqueo similar al que sufre Cuba desde hace 61 años, de ahí las restricciones en algunas mercancías, la fuga de capitales de los apátridas en la oposición

crea una grave inflación, la oposición que vive cómodamente dentro de Venezuela, coordina las agresiones informativas que vienen del extranjero. Claro eso nunca lo dicen las noticias de los medios convencionales mexicanos que son incondicionales a los de Estados Unidos. En México repiten como pericos sobre una realidad venezolana que no tienen idea de qué se trata.

El lema de los voceros radica en decir yo tengo un amigo venezolano que dice… y de ahí se sueltan a decir una serie de barbaridades. Lo que sucede en Colombia de hacer pensar a muchas personas sobre lo que en realidad sucede en Venezuela y en Colombia y descubrir sus causas que son las que se esconden en los medios convencionales de Estados Unidos y de México. Venezuela no es el paraíso pero tampoco el infierno.

00
Compartir