Con el rechazo de Morena, Congreso aprueba Presupuesto de Egresos y faculta a Yunes Linares a redistribuirlo

Al igual que ocurrió con la Ley de Ingresos 2017; el Congreso del Estado, con 38 votos a favor y el rechazo de los 12 diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), avaló en los mismos términos que fue presentado por el ex gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, el proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos para el Estado de Veracruz; no obstante y mediante un artículo transitorio, facultó al actual titular del Ejecutivo, a redistribuir los recursos en 90 días, sin que ello requiera el aval del Legislativo.

Por lo que en dicho plazo, el mandatario podrá decidir a su mejor criterio qué rubros recibirán mayores recursos y a cuáles se les reducirá la partida destinada originalmente, con el objetivo de equilibrar los ingresos y egresos que tiene la entidad.

El presupuesto del 2017 con respecto al del 2016 que se ubicó en 98 mil 534 millones 700 mil pesos, refleja un aumento del 3.5%, es decir, 3 mil 454 millones 147 mil 62 pesos más.

Los legisladores dieron la faculta a la Secretaría para que de acuerdo con la disponibilidad de recursos, en términos de la legislación aplicable, emita las correspondientes autorizaciones presupuestales inherentes a los recursos que no fueron aplicados, ejercidos y/o devengados en Ejercicios Fiscales anteriores.

Y además para que con base en las atribuciones conferidas en la legislación vigente, reasigne los recursos de las Dependencias y Entidades, para cubrir los requerimientos adicionales del Instituto de Pensiones del Estado (IPE).

En el quinto transitorio se estipuló que el Poder Ejecutivo del Estado, en un plazo que no excederá de noventa días contados a partir de la entrada en vigor del decreto, deberá presentar ante el H. Congreso del Estado una propuesta de ajustes a la Ley de Ingresos y al Presupuesto de Egresos para el ejercicio 2017, con la finalidad de incorporar en su cuerpo normativo las previsiones que resulten necesarias para cumplir los siguientes propósitos:

Contar con una previsión más real del ingreso que percibirá el Estado, así como establecer una nueva distribución de los recursos asignados a cada una de las unidades presupuestales consignadas en el presente Decreto, que permita sentar las bases para subsanar el déficit estructural del presupuesto y que resulte congruente con la realidad económica que enfrenta la hacienda pública estatal, que hace necesaria la aplicación de un estricta política de reducción de gasto corriente, y al mismo tiempo garantice el cumplimiento de los principios de honestidad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad y austeridad en el ejercicio del gasto público, en los términos que establece la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios;
Incorporar la estructura programática basada en resultados, así como los parámetros cuantificables y los indicadores del desempeño que resulten congruentes con el Plan Veracruzano de Desarrollo y con los programas que deriven de éste;
Adoptar las medidas preventivas y correctivas que resulten necesarias para conseguir, en el menor tiempo posible, un balance presupuestario sostenible conforme a los lineamientos y criterios que señala el Capítulo Primero del Título Segundo de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios; y
Atender las observaciones y recomendaciones dictadas por los órganos de control y fiscalización superior, tanto del estado como de la Federación, como resultado de las revisiones a la cuenta pública del Gobierno del Estado.
Asimismo, se precisa que el Ejecutivo del Estado podrá ejercer los recursos del ejercicio fiscal 2017, mediante una clasificación administrativa del gasto, de conformidad con lo previsto por el artículo 41 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, y de acuerdo con el Anexo B.

Mientras que las dependencias, entidades y organismos públicos deberán detallar el ejercicio de su gasto ante el Congreso del Estado, por medio de las comisiones permanentes de acuerdo con la materia de dichos órganos legislativos y la denominación de los entes públicos, de conformidad con el Anexo C.

En la discusión del proyecto, la diputada por Morena, Tanya Carola Viveros Cházaro, acusó que el facultar al gobernador para que haga una nueva propuesta de redistribución de los recursos del próximo año, significaba otorgarle un cheque en blanco, “curiosamente” tres meses antes de las elecciones municipales para renovar las 212 alcaldías.

En el mismo sentido se pronunció su compañera de bancada, Daniela Griego Ceballos, al denunciar que dejar a discreción del Ejecutivo, el disponer recursos sin un destino claramente definido, pudiera prestarse a prácticas “mapacheras” para conseguir votos.

Pero el legislador por el Partido de la Revolución Democrática, Sergio Rodríguez Cortés, señaló que al concederle esta potestad al mandatario, el Congreso no estaba incurriendo en ninguna ilegalidad, añadiendo que ante circunstancias históricas, soluciones históricas.

El diputado verdeecologista, Manuel Francisco Martínez Martínez, también criticó el dictamen al decir que no se estaba tomando en cuenta a los grupos indígenas y no se les estaba destinando suficientes recursos; no obstante, lo avaló como también lo hicieron los parlamentarios de la Bancada Mixta “Juntos Por Veracruz”, quienes en voz de Rodrigo García Escalante, fustigaron que el ex gobernador, haya presentado un documento con cifras irreales que disfrazaban el problema financiero del estado.

Versiones

00
Compartir