Constatar felicidad de la gente al recibir un apoyo es mi mejor pago: AMLO

A menos de una semana de cumplir los primeros 100 días de gobierno, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que lo más difícil de ser mandatario hasta ahora ha sido “echar a andar al animal”, refiriéndose al Gobierno federal.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, el presidente estimó que los neoliberales y tecnócratas diseñaron fórmulas para hacer negocios al amparo del poder político y alejarse de la gente.

“Lo que me ha gustado es servir, constatar la felicidad de la gente cuando recibe un apoyo del nuevo gobierno, eso es el mejor pago, el mejor sueldo, eso no tiene comparación, eso es lo que más me ha gustado (…) ¿qué más complejo en el gobierno?, pues empujar al ‘animal’, porque es como un elefante, con todo respecto a los elefantes, que camina muy lento, es un cuerpo de avance lento el gobierno, porque además no estaba hecho para atender a la gente”, detalló el presidente al reafirmar que el servicio público no se hace desde la oficina, sino en la calle escuchando a la gente.

En ese sentido, reconoció que si bien ha habido avances en los primeros 100 días de gobierno, hace falta más que los funcionarios públicos salgan de sus oficinas.

“Hay quienes piensan que ser servidor público es llegar a la oficina a la 9 o 10, ir a comer a las dos, regresar si acaso a las cinco, irse a las siete y no salir de la oficina y estar ahí viendo papeles, recibiendo oficios, en reuniones sin conocer el territorio, sin conocer a los pueblos, no les da el sol, están ‘blanquitos’, pero a todos les tiene que dar el sol con protección solar”, comentó.

Con relación a lo revelado por su excoordinadora de campaña, Tatiana Clouthier, acerca de que pudo haber intentos para envenenarlo en la pasada contienda presidencial, López Obrador aseguró que es hasta hoy se entera de ello y que no existe ningún operativo especial que cuide los alimentos que ingiere durante sus recorridos por el país.

Incluso, destacó que la comida mexicana es rica, barata y sana, por lo que le gusta comer en restaurantes y fondas.

Además de que es una forma de promover la cultura gastronómica de nuestro país.

No tengo yo ningún informe sobre ese asunto, es hasta ahora que me estoy enterando. Y no hay preocupación por eso. Voy a restaurantes, voy a fondas, donde me atienden muy bien, tanto los chefs, que antes se les llamaba cocineros, como los trabajadores de hoteles, de restaurantes, en las fondas, y les tengo toda la confianza; y no hay un operativo especial para que alguien esté pendiente de qué van a cocinarnos. Comemos lo que hay en los restaurantes, en las fondas”, relató López Obrador.

El presidente aprovechó su comentario para anunciar que impulsará un premio a los pueblos y regiones que se distingan por la limpieza de sus calles y el embellecimiento de sus jardines con buganvilias, una planta que puede darse y apreciarse en muchos lados del país.

 

 

Fuente: Excélsior

00
Compartir