Consulta del gobierno sobre el Tren Maya fue una simulación, acusa el EZLN

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) calificó como una “simulación” la consulta del gobierno federal “para imponer” el proyecto del Tren Maya y entregar los territorios indígenas al gran capital industrial y turístico.

“El mal gobierno federal simula consultar a los pueblos, suplanta nuestra voluntad colectiva ignorando y ofendiendo nuestras formas de organización y toma de decisiones, como es el vulgar engaño a lo que llamó ‘Consulta’, cuyo objetivo no es otro que imponer por la fuerza el mal llamado Tren Maya, señaló en un pronunciamiento.

En un comunicado conjunto con el Concejo Indígena de Gobierno y el Congreso Nacional Indígena señaló que el gobierno busca beneficiar al capital multinacional y no a las comunidades.

Además, aseguraron que “el mal gobierno apuesta por el desmantelamiento de los tejidos comunitarios, al fomentar los conflictos internos que tiñen de violencia a las comunidades, entre quienes defienden la vida y quienes decidieron ponerle precio, aún a costa de vender las futuras generaciones para el beneficio millonario de unos cuantos corruptos, a los que sirven los grupos armados de la delincuencia organizada”.

Indicaron que en la región del Totonacapan y hasta la Huasteca, se instalan los gasoductos Texas-Tuxpan, Tuxpan-Atotonilco y Tuxpan-Tula, “a la par de las mentiras del gobierno Neoliberal de AMLO, se apuntala y se opera la fractura hidráulica para extraer hidrocarburos, se hacen trasvases para llevarse el agua de los ríos y ponerla en manos de privados, amenazando la vida de los pueblos tének, nahuatl, totonaco, otomí y tepehua, además del aumento en los grupos de la delincuencia organizada”.

En su pronunciamiento nombraron a todos y cada uno de los líderes, activistas y defensores de derechos humanos que han caído en defensa de la tierra y el territorio, entre estos al indígena popoluca del CNI, Josué Bernardo Marcial Campo; a Samir Flores Soberanes, del pueblo nahua de Amilcingo, Morelos; a Julián Cortés Flores, del pueblo mephaa de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán, Guerrero, e Ignacio Pérez Girón, del pueblo tzotzil del municipio de Aldama, Chiapas.

De acuerdo con los resultados de la consulta popular, 93 mil personas (92.3%) votaron porque se realice la obra y 7 mil 517 ciudadanos (7.4%) optaron porque no se lleve a cabo.

En enero próximo se realizará la primera licitación y en marzo darán inicio las obras del Tren Maya.

 
 
 
 
 
 
Con información de Animal Político
00
Compartir