Cosmovisión

Por: Raúl López Gómez

Homenaje póstumo a Adalberto Tejeda Patraca

El exalcalde de Veracruz, licenciado Adalberto Tejeda Patraca, tendrá un homenaje póstumo en el cabildo porteño el próximo martes a las once horas.

El pueblo de Veracruz le rendirá homenaje al famoso expresidente municipal de Veracruz (1982-1985), don Adalberto Tejeda, quien perdió la vida el pasado 3 de febrero en un accidente en su camioneta en Mata de Uva municipio de Alvarado.

Beto Tejeda, como le conocía el pueblo, trasciende por la obra realizada en su mandato y que logró avances significativos en materia de obra pública y cercanía con la gente.

Su filosofía humanista, con apego a irrestricto a la ética y la honestidad, significa un gran legado para los veracruzanos, que seguramente va a perdurar en el recuerdo de quienes le conocieron y en las próximas generaciones a través de su mensaje que queda grabando en la memoria del pueblo.

Estarán presentes, la señora Lourdes Castillo de Tejeda, esposa del licenciado Adalberto Tejeda Patraca, y sus hijos Adalberto, Alejandro y Carlos Alberto Tejeda Castillo, además de exalcaldes, amigos y familiares con el pueblo de Veracruz.

Réquiem a don Adalberto Tejeda Patraca

En Personajes de Veracruz, así se publicaba apenas el pasado 22 de enero de 2019, parte de su gran semblanza en donde se decía: reconocido como uno de los más destacados y prestigiados ex alcaldes de Veracruz, el licenciado Adalberto Tejeda Patraca, un hombre de principios y valores humanos, ético y apasionado del derecho, de la vida política nacional, pero, sobre todo, como todo un soñador, desea que le vaya bien a México y a los pobres y clasemedieros, “en principio”.

Alcalde emprendedor en su tiempo, reformador, austero y dueño de una gran cultura jurídica, que le dio por ser un estudiante de primer nivel entre los miembros de la gran Generación 1959-1963 de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, en donde se sentía honrado de todos sus compañeros de este prolijo y exitoso grupo en donde compartió el aula con personajes de la talla de Guillermo Ortiz Mayagoítia, Reynaldo Madruga Picasso, José Pérez Troncoso Virgilio Cruz Parra, Avelino Muñiz García, Sergio Flores Armida, todos como distinguidos abogados, que trascienden a la vida pública de este país con grandes aportes en la ciencia del derecho y la administración pública.

Se destacaba de Don Adalberto Tejeda Patraca, “vive al estilo de Gandhi, emulando sus principios de abogado justo y honesto, de luchador incansable y de una apuesta a la paz, y a la certeza del derecho ante todo”.

Como alcalde del puerto de Veracruz, se caracterizó por la sobriedad de su mandato y nunca cambió su manera de ser sencilla y en estricto apego a la filosofía juarista de vivir en la medianía, pero en la realidad se acercaba más a estar cerca de una clase media más cercana a los pobres.

Litigante de toda la vida, desde muy joven se dedicó a la carrera de abogado postulando a la que nunca dejó de ejercer, y se destacó como un jurisconsulto honesto y ético.

En los tiempos de convivencia de siempre don Beto Tejeda, siempre se detenía a platicar con la gente a dar un saludo y un mensaje siempre positivo.

Reconocido por su honorabilidad de crecer y creer en la política muy cercano del gobernador don Agustín Acosta Lagunes y de su amigo, el entonces secretario de gobierno, Ignacio Morales Lechuga, con quien le unió una gran y entrañable amistad de toda la vida.

En aquel tiempo fue diputado local, presidente de la Legislatura Estatal y presidente municipal de Veracruz, en donde desarrollo un brillante papel de servidor público.

En los últimos años dedicó la mayor parte de su tiempo a atender su rancho y a tratar de crear un desarrollo inmobiliario en una propiedad que tenía en el municipio de Alvarado, sin llegar a consumar ese propósito a pesar del empeño en alcanzar su objetivo.

El licenciado Adalberto Tejeda Patraca, llevaba una vida sana, disfrutaba la comida vegetariana y por lo mismo, nunca enfermó y se mostró resistente al paso del tiempo, e incluso siempre decía que iba a vivir más de cien años, por su régimen de llevar una vida sana.

Don Adalberto Tejeda Patraca, tenía más de dos décadas de haberse retirado del servicio público y después de ocupar la alcaldía de Veracruz, se dedicó a litigar, además de compartir sus experiencias para dar paso a las nuevas generaciones.

Positivo recuerdo

En el último adiós al licenciado Adalberto Tejeda, significativa presencia de gente de todas las latitudes y sectores de la población, principalmente los miembros de la dinastía Tejeda, todos acompañando a quien fue uno de los mejores alcaldes de Veracruz.

Notable presencia de miembros distinguidos de los Colegios y Barras de abogados en un momento especial para quien como licenciado en derecho puso en el alto el nombre de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, como un distinguido egresado.

Don Adalberto Tejeda Patraca, a su paso en esta vida deja un gran legado de humanismo y sencillez como persona que nunca hizo mal a nadie.

Su desarrollo en la actividad política de trascendencia como presidente municipal de Veracruz y diputado local en positiva labor en el congreso veracruzano.

Entre los muchos cargos fue alto dirigente del PRI en el Comité Directivo Estatal, con grandes aportes a la operación política de plena cercanía con la gente.

Beto Tejeda, como le decía la gente, fue una persona autentica, sincera y honesta, que nunca lucró en el ejercicio público.

Con el paso de los años se caracterizó como un litigante de tiempo que abordada casos especiales de ayuda a las clases necesitadas.

Dedicó gran parte de su vida a la producción en el campo con un rancho que fue parte de su familia varias décadas en el sustento familiar.

También, dejó en ciernes un gran desarrollo inmobiliario como un sueño que construyó con mucho esfuerzo en la zona donde tuvo el fatal accidente. en las cercanías de Mata de Uva, a donde viajaba continuamente en su camioneta Ford de modelo antiguo que lo acompañó los últimos años de su vida como su transporte personal y con la que se le ubicaba a su paso, y con la que tuvo el fatal accidente en que perdió la vida la noche del lunes tres de febrero en el territorio alvaradeño, cerca de Antón Lizardo.

Sus bases, de una filosofía humanista, serán recordadas siempre por los veracruzanos, ya que don Adalberto Tejeda Patraca, además fue un hombre congruente con la vida, que no acumuló riqueza y por el contrario acumuló muchos amigos durante sus 81 años de vida.

Disfrutaba de la comida vegetariana, siempre conservó excelente salud y con frecuencia invitaba a sus amistades o clientes de su despacho jurídico en que convirtió el restaurante Los Mandiles, en donde fue atendido a cuerpo de rey, y disfrutaba de comer picadas y gordas con queso, mucha cebolla y una amena plática.

Pocas veces reía, don Adalberto Tejeda Patraca, siempre fue un hombre de mucha seriedad, pero de un lenguaje firme con sus amigos al dar un mensaje de vida, siempre certero o de analizar la vida política nacional o local.

En los últimos años de su vida se convirtió en un apasionado de los mensajes de wasap y continuamente enviaba a los de grupo de esta red, los clásicos de la salud, la política, la ciencia, la tecnología y de lo que fuera parte de una reflexión de la actualidad para la gente.

Su esposa señora Lourdes Castillo de Tejeda, sus hijos Adalberto, Alejandro y Carlos Alberto Tejeda Castillo, recibieron los mensajes de solidaridad de la gente que llegó a la funeraria Memorial para despedir al jefe de jefes del clan de los Tejeda en todo el estado de Veracruz.

Presentes en el último adiós del licenciado Tejeda Patraca, muchos familiares como Mario Tejeda, Timoteo Tejeda, Adolfo Beauregard Tejeda, Zeferino Tejeda, Efraín Ralero, Porfirio González Valle, Héctor Yunes, Andrea Yunes, Cahim Calles, Carlos Gómez Montalbán, Antonio Vázquez Figueroa, Hugo Flores Lira, Marlón Ramírez, Pablo Vilaboa, Erasto Triana, Chico Samba, mucha gente del campo y en general personas de todos los sectores de la población que expresaron palabras de agradecimiento y de las acciones, muchas en la vida de quien fue un ser humano y por lo mismo será recordado siempre.

Las flores blancas llenaron la capilla ardiente en un claro mensaje de la pureza que siempre llevó en vida don Adalberto Tejeda Patraca. QEPD.

 

Respaldo a la alcaldesa de Jamapa

La alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, contra viento y marea, sigue adelante su administración municipal, venciendo resistencias y la negatividad de algunos ediles que andan haciendo grilla barata, y que, por lo mismo, se sigue adelante en los programas de trabajo a pesar de que los adversarios políticos, que le tomaron el palacio municipal.

En el dialogo ante las autoridades estatales, la alcaldesa está recibiendo la atención y apoyo para que el municipio de Jamapa no se detenga en sus actividades a pesar de los personajes conflictivos que tratan de seguir en los modelos del pasado, que disponían de los recursos públicos con fines personales y por lo mismo se han interpuesto las denuncias penales por los lamentables hechos que perjudican a toda la población.

Ahora en Jamapa, se da impulso a la obra pública, a la educación y la salud, por lo que la gente en este municipio, agradece estas acciones y por lo mismo, le dan el apoyo a la alcaldesa Florisel Ríos, que sigue trabajando en oficinas alternas para que no se detengan todos los programas de acción en este lugar, que se encuentra en una gran zona de desarrollo económico en una región que sigue avanzando en el empleo y otros sectores productivos en expansión por la visión de la presidenta municipal que se enfrenta a los personajes oscuros del pasado que se niegan a dar paso a la modernidad y a los beneficios para mucha gente.

Reconocimiento magisterial

En Tlacolula, municipio de Chicontepec, en la huasteca veracruzana, se rindió un homenaje póstumo a la profesora Olga Ruiz Castro y su esposo el profesor Efraín Oviedo Sánchez, quienes dedicaron su vida al magisterio en aquella región.

Los maestros que hace algunos años fueron parte de esa comunidad, encabezados por los profesores Atanasio García Duran y su esposa profesora Julieta Jiménez de García, realizaron esta noble acción de reconocimiento al matrimonio de la maestra Olga Ruiz Castro y el profesor Efraín Oviedo Sánchez por el gran impulso que le dieron a Tlacolula para su crecimiento educativo.

En ese evento, estuvieron presentes, además de la población de esa localidad, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez y la maestra Olga Oviedo Ruiz, hija de los profesores homenajeados en la Escuela Primaria Adolfo López Mateos, en donde se puso una placa alusiva en su memoria y reconocimiento al impulso educativo de esta región desde el año de 1959.

La placa dice: Con gratitud a los maestros, Olga Ruiz Castro y Efraín Oviedo Sánchez, fundadores de esta comunidad escolar, por su esforzada lucha social y su valiosa visión educativa.

Ambos profesores fueron impulsores de un gran legado por la educación de muchas generaciones, con la fundación de las escuelas en sus diversos niveles desde una escuela rural hasta un tecnológico de educación superior y la creación del ejido ganadero Adolfo López Mateos.

AMLO y la luna de miel con el pueblo

Hay quienes dicen, desde la ultraderecha, que el presidente Andrés Manuel López Obrador duerma unas horas más, porque les molesta verlo en las conferencias de prensa mañanera y despertando muy temprano todos los días para tener jornadas laborales de dieciséis horas al día.

También es cierto, en los nuevos tiempos del presidente AMLO, se cambia el paradigma del confort y la comodidad, y ahora se apuesta a que todos trabajen un poco más y por ciertos los largos puentes vacacionales se cancelen y se vuelve al modelo de que los días festivos se den como un simple día de asueto y con mayor celebración en las escuelas.

Los que gobernaron más de noventa años, por ignorancia quisieron hacer ver a un país de pocos ricos y millones de pobres. Y eso en la Cuarta Transformación se acabó.

Los aviones adquiridos en el gobierno de Felipe Calderón, son parte de esa fantasía de abundancia con la adquisición de aviones que costaron toda una fortuna como el avión presidencial y el que se adquirió para la PGR, además de los helicópteros y muchos carros de lujo.

La osadía del presidente López Obrador, es volver a una realidad del manejo presupuestal y de que muchos funcionarios dejen de percibir unas fortunas de salario mensual que van entre los 300 mil a los 600 mil pesos, por lo mismo se niegan a dejar de estar pegados a una ubre demasiado grande.

También, en la Cuarta Transformación se busca el orden en el ejercicio presupuestal en las universidades públicas, y que se deje de creer que la autonomía sirve para no rendir cuentas y dejar de lado la transparencia. El caso es simple en este mandato que les quede muy claro a los que dilapidan los recursos públicos, pueden pasar a estar a la sombra, porque como en el cuento no creen cuando les dicen: ahí viene el lobo, y hasta se confían.

En los actuales tiempos políticos, los acomodos a los ciclos del poder de antes se tendrán que esperar a que pasen uno años, porque la gente, sí millones de mexicanos, viven una gran luna de miel con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y los resultados positivos de este mandato están a la vista y van con un definitivo apoyo a los pobres, a los ancianos, a las personas con capacidades diferentes y a los jóvenes, aunque muchos se enojen porque el presidente de la república que triunfó con su partido Morena, por el hartazgo de la gente y los abusos de poder, se tendrán que esperar algunos años para que la gente pueda cambiar de opinión, a lo que por el momento disfrutan con un cambio de las viejas estructuras políticas del país. Y hasta ahora nadie quiere regresar al pasado de la corrupción, la impunidad y los abusos de poder. Así las cosas.

00
Compartir