COVID-Free

Por Jorge Curiel H.

Los hoteles de Cancún y Riviera Maya prevén reabrir sus puertas el próximo mes de junio, pero ¿los visitantes y turistas están dispuestos a regresar al destino? ¿están listos para volver a viajar? Hay muchas cosas que van a cambiar a partir del COVID-19 y de la forma en que se desarrollaba la actividad turística antes de la pandemia. 

Pienso en cómo se desarrollará el viaje de algún turista a partir de esto y me surgen cuestionamientos como ¿estarán dispuestos los visitantes a subir a un avión donde muy probablemente pasarán varias horas de vuelo, confinados a un asiento donde a escasos centímetros va una persona a quien jamás han visto en su vida y, por ende, no conocen sus costumbres de higiene? Digamos que sí, ya que es muy probable que el avión, su cabina y su sistema de ventilación sean sanitizados previo a iniciar el vuelo. Una vez que el viajero ha llegado al aeropuerto destino, ¿estará dispuesto a tomar su equipaje con la confianza de que las personas que lo manipularon y las instalaciones donde se alojó están libres de cualquier virus? A partir de aquí el visitante se encontrará con un sinnúmero de situaciones donde deberá decidir si es posible confiar en la inocuidad del lugar, servicio, instalación o producto que utilice durante su viaje.

En los destinos turísticos del estado de Quintana Roo, uno de los “tours” o visitas más populares ha sido visitar las innumerables ruinas arqueológicas, y aunque en estas se puede mantener una “sana distancia” y tener cierto control sobre la congregación de personas mientras dura su visita, surge un inconveniente, el grueso de los visitantes llegan a los sitios arqueológicos en transportes colectivos, camiones de turismo o camionetas privadas donde, creo nuevamente, surgirá la duda de nuestros amigos turistas acerca de que tan confiable, limpio y libre de virus son estos medios de transporte.  Me queda claro que eventualmente se resolverán este tema y los demás que han surgido a raíz de la emergencia sanitaria con ingenio y creatividad para garantizar un destino confiable y libre de riesgos de contagio.

La semana pasada Roberto Cintrón Gómez, líder de los hoteleros de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres propuso garantizar con un distintivo “COVID-Free” al destino.  Para esto se buscará un certificado que otorguen conjuntamente la Secretaría de Salud y la Secretaria de Turismo para poder ofrecer así un elemento más de confianza para que el turismo pueda tener a Cancún como opción primera a la hora de planear su próximo viaje.  Me parece excelente la idea y además viable, aunque sería interesante conocer los mecanismos que se implementarán para lograrlo y como se realizará la difusión de estos. 

Para los próximos años Quintana Roo y sus principales destinos tendrán el reto de superar no solamente la crisis COVID-19, sino también la desaceleración económica mundial que ya era evidente y preocupante antes del llamado “coronavirus”.

Muchas cosas cambiarán, habrá que adaptarse, muchas cosas desaparecerán y otras tomarán formas que nunca hubiéramos imaginado sin el factor “pandemia” dentro de la ecuación, pero de lo que podemos estar seguros es de que Quintana Roo, Cancún y México seguirán siendo de los lugares más visitados del mundo y aunque el turismo como industria cambie y las necesidades de los que nos visitan sean cada vez más difíciles de complacer.

Estoy a sus órdenes para cualquier comentario sobre esta columna en: 

jcurielh@gmail.com

00
Compartir