Crecieron homicidios, secuestros, extorsiones en gobierno de Javier Duarte según en SNSP

Veracruz, Ver

Según datos del gobierno federal, cinco años de Javier Duarte de Ochoa han sido más mortíferos que los seis años de Fidel Herrera Beltrán.

El Secretariado Ejecutivo para el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) indica que durante los seis años de Herrera Beltrán (2004-2010) se registraron 2 mil 778 mil homicidios dolosos.

Pero de 2010 a 2015, años que lleva Javier Duarte en el poder, se han registrado 3 mil 713 homicidios dolosos. La diferencia entre seis años de Fidelismo y cinco de Duartismo, la hacen 935 casos más en el sexenio del cordobés.

Así, si se compara en porcentajes, las muertes con Javier Duarte de Ochoa incrementaron en 25.18% más a diferencia de su predecesor y maestro.

En promedio, son 61 personas asesinadas al mes durante los 5 años de Duarte en el poder.

Sin contar los cientos de desaparecidos.

Sin agregarle, los desplazados.

Menos, sin tomar en cuenta a las personas que a diario sufren por el temor de ser víctimas del secuestro.

Sin dejar de comentar, que con Duarte, hay más secuestros que con Fidel Herrera y con Miguel Alemán Juntos.

Veracruz ya le ganó a Guerrero el tercer lugar en secuestros. Y para este 2015, registra más homicidios que Tamaulipas.

Menos, los periodistas masacrados.

LA HUELLA DE LOS ZETAS

Herrera beltrán tomó el gobierno de Veracruz en diciembre de 2014 de manos de Miguel Alemán Velasco. En el primer año reportado ante el Secretariado Ejecutivo, el 2015, se anotaron 459 homicidios dolosos.

Fidel Herrera cerró su gobierno en 2010, año en que se reportaron 583 casos de homicidios dolosos, siendo también el más violento, y que comenzó con la violencia generada por los enfrentamientos por la presencia del cártel de Los Zetas.

Durante el gobierno de Herrera Beltrán, la violencia fue relativa, pues el secuestro y la ejecuciones estuvieron en manos del cártel creado por desertores el Ejército Mexicano.

En Veracruz fueron detenidos al menos cuatro jefes tradicionales de Los Zetas, y otros dos habrían sido detenidos. Esto pasó en los años de Javier Duarte de Ochoa. Con Fidel Herrera Beltrán no se les molestó, sólo con la excepción del Z 14, Efraín Teodoro Torres, asesinado en Villarín, Veracruz, en 2007, durante la sangrienta carrera de caballos.

Con la irrupción del Cártel de Sinaloa, por medio de la franquicia criminal La Gente Nueva, en 2008, Veracruz sufrió una sacudida en los indices de violencia. Ese año se reportaron 477 homicidios dolosos.

DOS CÁRTELES

Si con Fidel Herrera en su primer año en el gobierno de Veracruz (2005), se dieron 459 muertes, para el de Duarte (2011), fueron 890, poco más del doble de las reportadas por su maestro, ex jefe e impulsor en la política.

El peor año para la violencia en Veracruz, es el 2012, cuando se registran 968 homicidios dolosos. Este periodo es recordado por ser el de las balaceras y matanzas de miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación contra los rivales, Los Zetas, a los que disputaron a sangre y plomo la plaza del puerto de Veracruz, y el control en Boca del Río.

Son al menos dos matanzas registradas en ese año en el puerto de Veracruz, la de Plaza Américas, y las de las casas en el fraccionamiento Costa de Oro y Jardines de Mocambo. Una con 35 víctimas y la otra con 28.

Este enfrentamiento entre Zetas y gente de Jalisco, dejó una de las peores masacres y estelas de tragedia en el puerto de Veracruz, además, dio pie a la puesta en marcha de la operación Veracruz Seguro, con la colaboración de la Secretaría de Marina Armada de México para luchar contra los Zetas.

El 2016 para Javier Duarte por lo menos suma ya unas 10 víctimas de la barbarie, de ella tres son mujeres asesinadas en un contexto de violencia feminicida.

Uno de los focos rojos es la zona sur de Veracruz, que abarca municipios de Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Nanchital, Agua Dulce y Las Choapas. En estos municipios la violencia es atribuida a dos células de Los Zetas provenientes del estado vecino de Tabasco.

El Jefe de la Policía, Arturo Bermúdez, dijo en días pasados en Coatzacoalcos que colocaría retenes en la frontera con Veracruz y Tabasco para evitar el efecto cucaracha, pero esto no se ha notado. Las ejecuciones siguen a la orden del día y no hay panorama alentador.

Con información de Plumas Libres

00
Compartir