Cuitláhuac García hunde a Veracruz en pobreza y hambre

**Segundo lugar nacional con al menos 4 millones 750 mil personas en la lista.
**El 58.6% de los veracruzanos (6 de cada 10) enfrenta esta lamentable situación de pobreza.
**Cifras alarmantes nunca antes vistas en el estado de Veracruz con un gobierno que sería el del cambio.
**Un gobierno sin pies ni cabeza que no genera inversiones, no genera empleos, genera deuda y aumenta la pobreza.
 
El número de pobres en Veracruz es actualmente de 4 millones 750 mil personas, lo que ubica al estado en el segundo lugar entre los de mayor pobreza a nivel nacional. Esto significa que más de la mitad de la población del estado, el 58.6% se encuentra en esta lamentable situación, lo que equivale a decir que seis de cada diez veracruzanos es pobre. 
Comparativamente, se observa que Veracruz supera en el número de pobres, a otros estados de gran pobreza como Chiapas con 4 millones 218 mil pobres, Oaxaca con 2 millones 570 mil y Guerrero con 2 millones 363 mil personas en pobreza, y que son estados que se distinguen por las enormes carencias que tiene gran parte de su población plasmado en el estudio y análisis (Coneval 2021, “Medición multidimensional de la pobreza en México 2018-2020”).
Todo esto expresa un gran rezago social y un pésimo gobierno que encabeza Cuitláhuac García Jiménez desde finales del año 2018 a la fecha, el cuál ha sumido al estado de Veracruz en la pobreza, la indiferencia, sin oportunidades, en el olvido y el hambre como nunca antes se había visto.
La situación resulta más grave si se analiza la pobreza derivada exclusivamente del nivel de ingreso de las personas. En este caso, en Veracruz hay un total de 5 millones 281 mil personas, 64.5% del total de la población del estado, cuyo ingreso mensual es inferior a la línea de pobreza que equivale a $1,688.57 pesos, que es lo que cuesta la compra de una canasta básica alimentaria. Este dato ubica a Veracruz, en segundo lugar, entre los estados con mayor cantidad de personas con este ingreso extremadamente reducido.
Este bajo nivel de ingreso ha llevado a gran parte de la población veracruzana a una situación de “inseguridad alimentaria”, lo cual significa que su “consumo alimentario está por debajo de los requerimientos necesarios o que padecen hambre de forma persistente durante periodos largos”, “porque no tienen acceso ni físico, ni económico a suficientes alimentos nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias, a fin de llevar una vida activa y sana” (Coneval).
En situación de inseguridad alimentaria, se encuentra un total de 4 millones 134 mil veracruzanos, que representan el 53% del total de la población del estado, es decir, más de la mitad de los veracruzanos pasan hambre todos los días.
00
Compartir