Cuitláhuac García, una larga cola de nepotista para pisarla; porque tiene una gran cola, le sacó a la revocación de mandato

Una de las frases que más le gusta repetir al gobernador de Veracruz es la siguiente: «No tengo cola que me pisen». La frase hace referencia a que el gobernador se considera incólume, puro y cristalino como agua de manantial. Pregona Cuitláhuac García que no es ladrón o “rata” y pues al no serlo, presume no tener cola para que se la pisen. Es por ello que nuevamente repitió en un programa de televisión: «No tengo cola que me pisen hasta ahorita, sigo austero, cuidando el presupuesto celosamente, que se aplique bien». ¿No tiene Cuitláhuac García cola para pisarle?

 

Sigue austero Cuitláhuac García, pero eso no quiere decir que su primo-hermano Eleazar Guerrero no esté acumulando riquezas para repartir en la familia. Eso se podrá ver pronto, cuando salgan a la luz los departamentos que los hermanos y hermanas de Cuitláhuac García están adquiriendo en zonas exclusivas de la Ciudad de México; ya pronto. Pero, además, Cuitláhuac tiene una enorme cola de nepotista, influyentista.

También tiene cola de omiso, ausente, que permite que su secretario de Gobierno siga ensuciando la política y la administración pública en Veracruz. Cuitláhuac tiene mucha cola para pisarle, pues mira la corrupción y el saqueo, y decide no actuar. Por eso, porque los veracruzanos ya se dieron cuenta de la cola que arrastra, es que el gobernador le sacó a la revocación de mandato.

Con información de Libertad Bajo Palabra

00
Compartir