Da Pemex “manga ancha” a la inversión privada

Poza Rica, Ver.

La reducción del 11.7 por ciento del presupuesto en el gasto programado de Petróleos Mexicanos (Pemex) para 2016, aprobado por el Congreso de la Unión el fin de semana pasado, limitará aún más la participación de la empresa productiva del Estado en la explotación de hidrocarburos, sector que quedó abierto a la iniciativa privada con la Reforma Energética, lo que a su vez repercutirá en los recursos de los que México pueda echar mano para gasto público.

Aroa de la Fuente López, analista de Fundar Centro de Análisis e Investigación, señala que los recortes al presupuesto de Pemex invitan a pensar que la empresa estatal tiene menos recursos para invertir, lo que deja abierta la puerta para la inversión de empresas privadas en proyectos donde Pemex ya no pueda, por razones reales de no contar con recursos.

“Pareciera un argumento del gobierno para no permitirle participar en áreas en las que es experta y en las que cuenta con costos de producción competitivos; tal y como ocurrió con la Ronda 1 primera licitación, donde no participó en áreas en las que cuenta con experiencia y ventaja, como lo es la explotación de hidrocarburos en aguas someras”, refirió.

Cabe recordar que tras la reforma energética se abrió la industria de los hidrocarburos al sector privado, acabando con la exclusividad que tenía el Estado a través de Pemex. Se establecieron disposiciones que facilitarán a las empresas privadas poder operar proyectos de extracción hidrocarburos en el país.

Uno de los cambios importantes de la reforma energética es el régimen fiscal en los que van a operar los contratos. Anteriormente Pemex pagaba derechos por la explotación, establecidos conforme al volumen de producción, descontando solo algunos costos. Estos recursos que aportaba la industria representaban cerca de la tercera parte de los ingresos nacionales y que eran utilizados en el gasto público.

La Reforma Energética permite ahora entregar contratos tanto a las empresas productivas del Estado como a las de capital privado; estos contratos se establecen con un régimen fiscal abierto que será definido por la Secretaría de Hacienda para cada uno en particular, lo que ha ocurrido ya en las dos primeras litaciones de la Ronda 1.

“El régimen fiscal dependerá de las negociaciones influenciadas por la situación política, económica, coyunturas e intereses del gobierno en turno y no de un interés de asegurar ingresos mínimos al Estado cuando, el sector de los hidrocarburos, ha significado hasta hace poco la tercera parte de los ingresos, es decir, uno de cada tres pesos que se ejercía en el presupuesto de egresos de la federación, provenía de la actividad petrolera”, señaló la investigadora.

Así, la reducción del presupuesto para gastos programables de Pemex, implicará la reducción de la participación de la empresa en la explotación de los hidrocarburos y una mayor injerencia del capital privado, impactando directamente al sector público.

Prevén crezca flujo migratorio a EU por fin de año

Las condiciones económicas y desempleo que se vive en países de Centroamérica así como en México, provocaron un incremento en el flujo de migrantes hacia los Estados Unidos, de hecho se espera que conforme avance el fin de año, igual aumente el éxodo de indocumentados pese a los riesgos que corren en su tránsito hacia el norte del continente.

De acuerdo con Jairo Guarneros Sosa, activista social de la zona centro del estado, el aumento en el flujo de migrantes tuvo un aumento notorio, “sobre todo a bordo del ferrocarril que aun con los riesgos que conlleva viajar en él, es el único medio de transporte accesible para los ilegales”.

El incremento en el paso de los migrantes, explica, “se notó de forma más constante desde principios de este mes y se espera se agrave conforme se acerque el fin de año, debido a que las condiciones de empleo en los países de Centroamérica no son tan favorables para mantener ocupada a la mano de obra”, asegura.

Pero los indocumentados mexicanos, señala, “igual aprovechan el fin de año para ir a los Estados Unidos debido a que en esa época del año la mano de obra –en su mayoría de indocumentados– escasea ya que muchos de los que ya se encuentran en aquel país regresan a su lugar de origen para pasar las fiestas de fin de año.

En la zona centro del estado, dijo, “el incremento de indocumentados se nota en las colonias cercanas a las vías del ferrocarril, además en los mismos trenes que pasan por la región y que sirven como transporte, incluso cuando ellos mismos saben que se corre un riesgo bastante grave por los hechos delictivos que se tienen como antecedentes”.

En las tres semanas recientes, “las colonias del sur de la ciudad han registrado un incremento en la presencia de indocumentados, entre ellos menores de edad, que vienen desde Centroamérica, que piden ayuda económica o bien con alimentos.

Otro de los indicadores del aumento del flujo de centroamericanos, “es que se nota la presencia de ellos en las orillas de las vías del ferrocarril para descansar algunos de ellos están todo el día completo en las banquetas, en una caseta abandonada al pie de la vía o debajo de los vagones que se encuentran varados en una vía sin uso diario en espera del siguiente ferrocarril que los acerque a la ciudad de México”.

Pero además, dice, las fiestas de fin de año permite que el paso de la frontera con los Estados Unidos, sea un poco más fácil, “debido a que por las fiestas hay menor vigilancia del personal de migración y es aprovechada para su paso a aquel país”.

Sin embargo, admite, los riesgos en el paso de la Bestia, admite, “sigue siendo la delincuencia organizada, por todo lo que ya sabemos, por hechos que se han visto y que en determinado momento pueden afectarlos, pero son riesgos que ellos corren para poder llegar a Estados Unidos”.

Con información de La Jornada Veracruz

00
Compartir