Daño atroz de PEMEX

Desde 2009, la empresa abandonó en la Isla de Lobos una estructura que ha dañado ya unos 100 mil metros cuadrados del arrecife

Tuxpan

Desde hace seis años, representantes de Petróleos Mexicanos (PEMEX) se han negado, pese a las llamadas de atención de diversas instancias gubernamentales, a retirar una plataforma que usaron para realizar actividades de taponamiento de pozos en la Isla de Lobos, habiendo ocasionado hasta la fecha un daño atroz al arrecife, del que se han perdido unos 100 mil metros cuadrados por la negligencia de esa empresa.

Denunció Francisco Javier Martos Fernández, Académico de la carrera de Biología Marina en la Universidad Veracruzana, que la estructura modificó las corrientes marinas y provocó un cambio en el arrastre de la arena, misma que fue a dar sobre el arrecife, resultando afectada una parte de la isla. El daño continuará agravándose, indicó, en tanto PEMEX siga negándose a responsabilizarse de retirar esa estructura.

Explicó que en el año 2009, cuando por decreto el sistema arrecifal Lobos pasó a ser área de flora y fauna protegida, PEMEX procedió a taponar pozos como medida preventiva de derrames, pero después “olvidó” retirar el terraplén construido, a modo de camino, para poder acceder a la zona donde iban a realizar dichas labores, modificándose las corrientes y el arrastre de la arena a causa de esa estructura, que permanece en el lugar.

Para finalizar, el Académico señaló que corresponde a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) exigirle a PEMEX que retire la estructura que está dañando severamente el entorno ecológico de la Isla de Lobos y un hermoso arrecife que, enfatizó, es propiedad de todos los mexicanos, por lo que es vergonzosa la actitud de los representantes de dicha empresa, al negarse a afrontar su responsabilidad.

(Con información de Diario de Tuxpan)

00
Compartir