“Dar la espalda a la traición y al golpismo”: AMLO

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

“En el Día del Ejército Mexicano, el presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a los soldados de la República no haber hecho caso al canto de las sirenas. “Doy gracias a los soldados y marinos dar la espalda a la traición y al golpismo. Doy gracias por estar a favor de la ‘Cuarta Transformación’, que significa, en esencia, lograr un México mejor, más justo, más libre, más democrático y fraterno” (El Financiero).

Desenfrenado golpismo mediático, en donde dirigentes de partidos (PRIAN), junto a organizaciones de dizque sociedad civil, como la de Claudio X González hijo y la de Miranda Wallace, al unísono con conductores de radio y TV, analistas, desmochados de la prensa, al igual que legisladores federales de ambas cámaras y empresarios resentidos, sin devolución ni exención de impuestos. El neo golpismo se concentró en los últimos días en la movilización ciudadana por   agresiones a mujeres y desaparición de muchachas y niñas. Mujeres encapuchadas, inducidas por la visión anarquista de provocar desmadre y destruir ventanales, paredes, puertas, vehículos y oficinas públicas. Pintas, pancartas, gritos y mentadas al por mayor, inducidas por el lamentable asesinato de Ingrid, asesinada por su pareja; y Fátima, una niña extraída de su escuela para ser violada y masacrada. Coño, Denise Dresser lo comparó con el asesinato y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. El colmo de la prensa inducida, ¿el golpismo mediático?

Mujeres enardecidas contra el gobierno actual, sospechosamente movidas por intereses de grupos políticos, empresariales y mediáticos. Mujeres silenciadas durante la expansión de asesinatos, violación y secuestro de los últimos seis periodos presidenciales: “Más de 4 mil feminicidios y 3 mil 976 desaparecidos, el saldo de Calderón” (La Jornada). La tendencia continuó con Peña Nieto, del 2015 hasta diciembre del 2018 arrojaron 407 feminicidios en el 2015, 894 en el 2016, 735 en el 2017 y 834 en el 2018, según datos aportados por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Los cientos, miles de casos desarrollados en el periodo neoliberal, los que reflejan descomposición familiar, ausencia de valores, podredumbre moral provocada por la inseguridad y violencia social, cínica impunidad y carroña por la corrupción institucional.

En el 2016, Alejandro Páez, de la Crónica, expuso: El feminicidio en México aumentó en un 40 por ciento entre 2006 y 2012, pero lo peor de ese problema es que el 95 por ciento de esos casos quedaron en la impunidad, según datos de la ONU. Y no sólo eso, en varias entidades el asesinato de mujeres es de 15 veces más alto que el promedio mundial, con datos que arrojan que en seis años (ojo, periodos de Calderón y Peña Nieto, eh) más de mil 900 mujeres y niñas fueron asesinadas de manera violenta en nuestro país, casi la mitad de ellas con armas de fuego. Lo anterior “ubica a nuestro país entre los 25 países con la mayor tasa de feminicidios del mundo”. (La Crónica).

Concretamente, con Felipe Calderón el secuestro, violación, extracción de órganos y asesinato de mujeres jóvenes se incrementó el 86 por ciento, de los cuales cerca del 65% se concentró en los estados fronterizos, donde se instalaron maquiladoras de capital trasnacional, como un fenómeno plenamente identificado con el modelo económico de ese entonces, en donde jóvenes provenientes de distintas entidades del centro y sur del país dieron respuesta a la contratación masiva de mano de obra.

Situación silenciada por medios de comunicación, principalmente televisión y prensa, enmudecida por el “cochupo” institucional y la complicidad gobierno-medios.

En CNN se expuso la situación que padeció México: “En un total de 13 estados de México aumentaron los secuestros entre febrero y marzo de 2018, según el último reporte de la organización Alto al Secuestro. Los datos de esta entidad muestran que entre diciembre de 2012 y marzo de 2018 hubo un total de 10.898 secuestros reportados. Si se divide la cifra global entre cada día, el resultado es una media espeluznante: “México contabilizó 170 secuestros cada mes, lo que significa 40 raptos a la semana o, lo que es lo mismo, seis al día” (Ángela Bonachera, CNN México.).

El 5 de junio de 2009, poco después de las tres de la tarde, un incendio que comenzó en una bodega contigua perteneciente a la Secretaría de Hacienda de Sonora se propagó hasta la Guardería ABC, subrogada desde agosto del 2001 por el Instituto Mexicano del Seguro Social, El IMSS contaba en ese entonces con 134 guarderías bajo su cargo directo, y 1.500 con el modelo subrogado, es decir concesionadas a particulares. Los dueños de la Guardería ABC eran Gildardo Francisco Urquides Serrano, Sandra Lucía Téllez Nieves y Marcia Matilde Gómez del Campo Tonella, prima de la Zavala.

Se cumplen ya diez años de la desaparición de Paulette, la niña que dio pie a una telenovela hecha por las televisoras sobre la desaparición y muerte de la pequeña de cuatro años. La historia comenzó siendo Enrique Peña Nieto gobernador, en la que Paulette llegó a su casa. Desparece y fue encontrada muerta debajo del colchón de su recámara. Era procurador Alberto Bazbaz, quien renunció a su cargo; posteriormente fue rescatado por Peña Nieto ya como Presidente, para ser designado titular del CISEN, loas a su incapacidad investigativa y después titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda.

Hoy, se convoca a una marcha para el 9 de marzo, después del Día Internacional de la Mujer, por organizaciones civiles, partidos políticos y para variar la dupla Calderón-Zavala, que hasta ofrecen pagar “el día” a féminas marchistas, bajo las siglas de su versión del México Libre, que oculta todas las pillerías generadas en su nefasto periodo presidencial. Manejo mediático sin parangón. Y así decenas de miles de casos se han sucedido en México desde el periodo neoliberal 1982-2018, silenciada la respuesta mediática y sin movilización social, de la actual resentida la oposición desquiciada.

LECTURA IMPRESCINDIBLE

El linchamiento gráfico de Francisco I. Madero. Rafael Barajas Durán, “El Fisgón”, 2020, Fondo de Cultura Económica (FCE). Curiosamente,  el nuevo libro de  El Fisgón, es  una minuciosa investigación acerca del trato mediático a la Presidencia de Madero,  por una oposición extremadamente conservadora, imposibilitada de conservar privilegios, negocios e inversiones,  tanto de la clase política como la empresarial, ambas apoyadas sin reserva por la prensa escrita de ese entonces, periódicos y revistas, con caricaturas (los memes de hoy), información mentirosa (las socorridas fake news del siglo XXI), opiniones vertidas por la intelectualidad, muy manejada por intereses políticos y empresariales (los columnistas opositores actuales). Una extraordinaria correlación del manejo mediático de principios del siglo XX a la segunda década del siglo XXI. Semejanzas bien identificadas entre Madero y López Obrador. El golpismo, primera llamada.

00
Compartir