Debe Federación 60 mdp a pescadores del norte; veda y contaminación agravan crisis

Tuxpan, Ver.

Pescadores del puerto de Tuxpan enfrentan uno de los peores periodos de crisis, derivado de la baja producción, contaminación del ecosistema, ampliación de las temporadas de veda y la falta de pago por parte del gobierno federal respecto al Programa de Empleo Temporal (PET); deuda que se estima supera los 60 millones de pesos.

Los recursos del PET debieron ser entregados una vez pasadas las elecciones del pasado 7 de junio; sin embargo, a pesar que fuera anunciada la pronta entrega en julio por el entonces subsecretario de Ganadería y Pesca del Estado, Miguel Martín López, a la fecha pescadores continúan a la espera.

De estos 60 mdp, a cada pescador le corresponde mil 600 pesos, señaló el presidente de la cooperativa Puente de Tampamachoco en Tuxpan, Manuel Cruz Cruz. Este apoyo se otorga a los pescadores para que puedan subsistir durante las temporadas de veda.

A pesar de que la veda ya concluyó, el recurso nunca llegó, por lo que temen que nuevamente se retrase como ha sucedido en años anteriores, que han tenido que recurrir a manifestaciones y movimientos sociales para que las autoridades liberen sus pagos.

Los pescadores ribereños de la zona norte del estado se enfrentan a una severa situación, al no ser únicamente las vedas las que afectan al sector, siendo también la baja productividad, contaminación y competencia otros factores los que laceran a la actividad en el mar.

Cruz Cruz agregó que desafortunadamente la falta de recursos repercute en su trabajo diario en el mar, ya que al tener prohibido pescar durante la época de veda, sus ahorros bajan y para cuando estas se reactivan, tienen que empezar de cero, a menos que se dediquen a otra actividad laboral.

Aunado a ello, la reactivación de la central termoeléctrica Adolfo López Mateos viene nuevamente a repercutir, ya que la contaminación por el combustóleo que llega hasta la laguna Tampamachoco e incluso hasta la zona de arrecifes, dañando la producción del pescado y la salud de las poblaciones de especies marinas.

El sector pesquero es uno de los más golpeados por la crisis económica: falta de recursos, vedas, contaminación, baja producción, lo que ha orillado a que decenas de pescadores emigren y busquen otras fuentes de empleo para el sustento de sus familias.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir