Denuncian red de corrupción del PRI y OHL para financiar campañas, ahora la de Del Mazo

Desde 2002, el PRI orquesta una red de corrupción para financiar las campañas políticas de los candidatos de ese partido, coludido con empresas como OHL, denunció este martes 9 de mayo Emilio Álvarez Icaza, promotor de la iniciativa Ahora. 

El beneficiario de esa red en este momento es el candidato a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo, como ocurrió en el pasado con el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Eruviel Ávila, detalló Icaza, quien aspira a ser candidato independiente a la presidencia de México en 2018.

Agregó que Ahora presentará denuncias ante el Instituto Nacional Electoral (INE), la Procuraduría General de la República (PGR) y ante el Sistema Nacional Anticorrupción “para exigir que las autoridades actúen de inmediato para evitar el fraude en la elección del Estado de México y en la elección de 2018″, de acuerdo con un comunicado difundido este martes.

De acuerdo con la información obtenida por la iniciativa ciudadana, los autores y operadores de dicha red de corrupción han robado recursos desde a través del Circuito exterior mexiquense, cuya concesión tiene la empresa OHL hasta 2051. 

Defraudan en la Bolsa de Valores para inflar el valor de las acciones de OHL falseando sus estados financieros y generando ganancias multimillonarias gracias a las concesiones ilegales y su modificación”, dinero que es inyectado a las campañas políticas. 

Usan el poder para enriquecerse. Y usan el dinero para mantenerse en el poder. Es un ciclo de corrupción desde el poder para mantener el poder. Y que puede llegar a representar un monto de casi 90 mil millones de pesos”, dijo Álvarez Icaza.

Animal Político publicó en marzo pasado que un estudio independiente –elaborado en 2013 a petición del gobierno del Estado de México– evidenció posibles irregularidades en el reporte de autos que según OHL México transitan por el Circuito Exterior Mexiquense.

Ahora presentará una queja ante el INE por el uso de recursos de procedencia ilícita en la campaña de Alfredo del Mazo, ya que –según la iniciativa ciudadana– el Consejo General tiene la obligación de  investigar dónde están los 1,600 millones de pesos que se asignaron al Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SASCAEM) y que ya no aparecen en sus estados financieros.  

Esos 1,600 millones permitirían comprar hasta 1 millón de votos o credenciales a 1 mil 600 pesos cada uno. Los 1,600 millones asignados y desaparecidos misteriosamente del SASCAEM son sólo una de las fuentes de recursos ilegales aplicados en esta campaña”, denunció Ahora.

“La PGR y las autoridades del Sistema Nacional Anticorrupción deben investigar a Emilio Lozoya, ex director de PEMEX; a Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes;  a Alfredo del Mazo, ex director de Banobras, y por supuesto también a Eruviel Ávila y sus cómplices como Apolinar Mena, hoy secretario Técnico del gabinete en el Gobierno del Estado de México y hasta 2015 secretario de Comunicaciones del Estado, es decir, autoridad responsable de las concesiones carreteras y jefe último del SASCAEM”, detalló ahora en un comunicado. 

Animal Político

00
Compartir