Denuncian “siembra” de armas y drogas a exmilitar detenido en Veracruz

MÉXICO, DF

El exmilitar José Alberto Morales lleva 40 días detenido en la prisión de Duport Ostión, en el municipio de Coatzacoalcos, acusado de portar armas de diversos calibres de uso exclusivo de las fuerzas castrenses.

Luz del Alba Miss, madre de José Alberto, denunció que elementos del Ejército Mexicano le sembraron las armas a su hijo cuando allanaron su casa sin una orden de cateo, el pasado 23 de septiembre.

“Me están presionando del juzgado. El juez tercero de primera instancia, que sólo conozco por el nombre de Héctor, me exige 400 mil pesos para liberar a mi hijo… Eso fue la semana pasada, ahora ya me exige 200 mil pesos y un automóvil nuevo. Con los abogados también he tenido problemas, y ellos tienen toda la documentación que prueba la inocencia de mi hijo, estoy desesperada”, dice en entrevista vía telefónica con apro.

Según Morales Miss, los militares nunca le dijeron el motivo por el que fue sacado con violencia de su domicilio y tampoco se identificaron. “Me decían que ya me iba a cargar la chingada. Me dieron golpes en la cabeza y me amenazaban con dispararme”, expuso en su declaración ministerial, de la cual este reportero tiene copias fotográficas.

Por su parte, Luz del Alba señala que entre las irregularidades cometidas contra su hijo destaca el hecho de que no hay un informe de balística, y las armas presentadas como pruebas son inservibles, además de que tras su detención, José Alberto –añade– fue presentado directamente en la Procuraduría General de la República (PGR).

Precisa que los acusadores sólo reportaron una unidad de militares durante la detención, pero los vecinos aseguran que eran dos unidades y 12 elementos castrenses quienes se lo llevaron.

Además, agrega, hay contradicción en las declaraciones de los propios elementos del Ejército que realizaron el cateo, como Alberto Carvajal, el cabo de infantería Heriberto Javier Aguilar y los soldados Juan Flores Muñoz y Carlos Daniel de los Santos. “Ellos omiten la unidad, discrepan en la detención de mi hijo y cómo procedieron, razón por la que mi hijo teme por su vida dentro del penal”, dice.

Entre las pruebas de cargo para la defensa de José Alberto Morales, la madre del exmilitar facilitó fotografías donde se presume exceso de la fuerza pública al romper la cerradura de la puerta de la casa del exmilitar, huellas de patadas en el interior del departamento, así como los golpes en el rostro de Morales Miss. Además, apunta, los militares lo querían “obligar” para que sonriera para la foto.

En el juicio de garantías que interpuso la familia del acusado sostiene que los elementos del Ejército Mexicano sometieron al acusado a tortura y tratos crueles, inhumanos y denigrantes.

“Para robustecer sus pruebas, los militares presentaron una camioneta blanca Mazda modelo CX-5 con placas de circulación de Puebla. Y otro dato que consideramos importante es que en el penal Duport Ostión también fue internada la empleada doméstica, cuya única única relación con mi hijo era que realizaba el aseo de la vivienda”, concluye la madre del detenido.

Con información de Proceso

00
Compartir