Destaca liderazgo de Citlali Medellín en el norte de Veracruz, ante la pandemia de Covid-19

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

  • Alcaldesa de Tamiahua asume un rol histórico en esta emergencia sanitaria
  • Citlali, una estadista visionaria que protegió a su pueblo antes que todos

Los estadistas y los lideres auténticos salen a relucir en tiempos difíciles y en las peores adversidades, y el mejor ejemplo de ello es la alcaldesa de Tamiahua, Citlali Medellín Careaga, quien ha asumido un papel histórico de gran guía, en el norte de Veracruz, en plena emergencia sanitaria por el Covid-19.

México y el extranjero han conocido a la presidenta municipal de Tamiahua, por ser una mujer que tuvo el conocimiento, la visión, la determinación y el valor para tomar decisiones en forma anticipada y así prevenir contagios de coronavirus entre su gente. Ella actuó en forma más eficiente y rápida que el propio gobierno de López Obrador y sus expertos.

Su liderazgo ha motivado e inspirado a otros alcaldes a tomar decisiones radicales para lograr un blindaje sanitario en sus municipios. Ahora, Tamaulipas se ha sorprendido gratamente, al conocer que la alcaldesa de Tamiahua hizo llegar un exhorto al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para que cierre la frontera con Veracruz, ante el riesgo exponencial de contagio que existe.

Medellín Careaga no solo ha hecho valer su liderazgo en acciones de prevención sanitaria, también se ha reunido con alcaldes, entre ellos el de Tuxpan, para invertir recursos y equipar el Hospital Regional de Tuxpan, y así poder mejorar la atención que pudieran requerir pacientes de 13 municipios de la región.

Citlali es un referente y cada día marca la agenda de los gobiernos locales de la huasteca. Muchos presidentes municipales están replicando los programas del municipio de Tamiahua, en materia de desarrollo económico, de asistencia y solidaridad social.

El propio gobierno de Veracruz, que antes cuestionó sus decisiones, hoy se ha quedado en silencio, porque la presidenta siempre tuvo la razón y sus acciones salvaron vidas.

Como se recordará, Cuitláhuac García se molestó porque Tamiahua adoptó medidas de prevención desde el 15 de marzo, pero fue lo correcto, porque gracias a ello, este municipio no tiene casos ni positivos, ni sospechosos de Covid-19. Si el gobernador hubiera hecho lo mismo, tal vez no habría tantos casos positivos en Veracruz.

Tamiahua ya no es un municipio “chico”, es el municipio ejemplo nacional y orgullo de Veracruz. Por algo la Conferencia Nacional de Municipios de México y la Federación Nacional de Municipios de México, de los que es vicepresidenta nacional, le han expresado su respaldo y reconocimiento.

Lo peor no ha pasado, pero los habitantes del Norte de Veracruz saben que hay un liderazgo que habrá de conducirlos hacia mejores estadios.

00
Compartir