Detienen a dos excolaboradores de Luis Ángel Bravo

Xalapa, Ver.- La Fiscalía General del Estado a cargo de Jorge Winckler Ortiz, detuvo a dos colaboradores cercanos al ex fiscal Luis Ángel Bravo Contreras por desaparición forzada de personas. Se trata del ex Director General de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza y la ex Delegada de la Policía Ministerial, Carlota Zamudio Parroquín, por su probable participación en el delito de desaparición forzada de personas, por hechos que tuvieron lugar en enero de 2016.Así desaparecieron 12 cuerpos Luis Ángel Bravo y Bermúdez

Cuando en 2016, la Fiscalía General del Estado (FGE) descubrió cuerpos desaparecidos por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), lejos de indagar, se los volvió a entregar para darles oportunidad de deshacerse, ahora sí, de ellos.

Son 12 víctimas de Luis Ángel Bravo Contreras y Arturo Bermúdez Zurita respectivamente, cuando ambos eran titulares de esas dependencias.

Esta tarde, la FGE a cargo de Jorge Winckler aprehendió a dos ex colaboradores de Bravo Contreras: ambos habrían incurrido en el delito de desaparición forzada de personas, en su modalidad de obstrucción de la justicia.

Doble desaparición 

De acuerdo con la imputación de la Fiscalía, 12 personas no sólo desaparecieron una vez a manos de elementos de la SSP en la era de Bermúdez, sino que, por más increíble que parezca, volvieron a desaparecer y esta vez para siempre. 

Esto es porque, en enero de 2016, en medio del escándalo por la desaparición de cinco jóvenes de Tierra Blanca, se reportó inicialmente, el hallazgo de tres cuerpos en una barranca, en el municipio de Emiliano Zapata.

Posteriormente, la Fiscalía entonces a cargo de Bravo Contreras reportó tres nuevos cuerpos; para ello abrió la carpeta de investigación 206/2016 y se dedicó, aparentemente a indagar el hecho. 

Sin embargo, la dependencia a su cargo ocultó que en realidad no fueron seis sino 19 cuerpos los que se encontraron en el sitio, que ahora se sabe, era usado por la SSP para aventar a víctimas de desaparición forzada.

De los hechos, aparentemente son responsables de manera directa el ex director general de los Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza y a la ex delegada regional de la Policía Ministerial zona centro Xalapa, Carlota Zamudio Parroquín, colaboradores de Bravo.

La Fiscalía acusa que ambos ordenaron el ocultamiento y alteración del hallazgo de 13 de los 19 cuerpos encontrados en La Barranca de La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata.

Ambos servidores públicos dieron la orden a los peritos para “ajustar” el número real con el reportado por las autoridades: es decir, ocultar 13.

De esos, uno fue “sembrado” en Alto Lucero y corresponde al cuerpo de David Lara, policía desaparecido por sus mismos compañeros y quien se entregó a su familia con la condición de no hacer autopsias ni mayores pruebas al cadáver.

El resto, 12, fueron entregados a elementos de la Fuerza Civil para deshacerse de ellos y hasta ahora se desconoce su paradero.

La autoridad no descarta nuevas detenciones por este caso.

00
Compartir