Verónica Hernández Giadans, fiscal general del estado, confirmó ayer que ya se había emitido una orden de aprehensión en contra del presunto agresor de Karla Pulido, sin especificar que se tratara de Ernesto N.

La detención ocurre 18 días después de que la joven fuera atacada con seis martillazos en la cabeza los cuales le provocaron traumatismo craneoencefálico severo.

Karla fue ingresada al Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV) el 31 de agosto, minutos después del ataque que le destrozó parte del cráneo y le causó inflamación en el cerebro, lo que la mantuvo inconsciente durante 15 días.

El pasado 14 de septiembre su madre, Corey Pulido, anunció por medio de redes sociales que la Karla había recobrado la conciencia.