Dios me puso en la presidencia de Brasil y sólo él puede quitármela; asegura Bolsonaro

El presidente Jair Bolsonaro dijo este viernes que quien lo puso en la presidencia de Brasil fue Dios y que solo él lo sacará del cargo.

“Quien me puso aquí fue Dios y sólo él puede sacarme de aquí”, dijo el presidente durante el lanzamiento del proyecto de revitalización de la cuenca del río Urucuia, en el estado de Minas Gerais.

Al hacer la declaración de que su elección fue divina, Bolsonaro fue aclamado por el público al grito de “mito”.

También dijo que no es fácil ser presidente y que, aunque se ve como “un soldado en el frente”, lamenta lo que, según él, sufren sus familiares, amigos y colaboradores.

Al mismo tiempo, Jair Bolsonaro celebró que un comunista no ocupe el sillón presidencial.

“A pesar de la dificultad, a pesar de los ataques, calumnias, difamaciones, entre otras barbaridades, vale la pena ser presidente de la República“, señaló. “Porque una de las cosas que más me reconforta es saber que en esa silla mía de Brasilia no está sentado un comunista“.

El expresidente brasileño Lula da Silva mantiene su amplia ventaja en las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales de octubre de 2022 en Brasil, que vencería con 44% de los votos, según una encuesta divulgada este viernes por la firma Datafolha.

El líder socialista y dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) prácticamente dobla en intención de voto al actual jefe de Estado de Brasil, quien aspira a la reelección y al que el sondeo de Datafolha le atribuye el 26% del favoritismo.

 

 

 

 

Con información de EFE

00
Compartir