¿Dónde está el DIF de Veracruz?

¿Dónde está el DIF de Veracruz? Me pregunto cuando son las 12:00 de la noche, del sábado 18 de julio, y en el callejón de los bares en Xalapa, desfilan niños que venden chicles, bombones, paletas, flores, como si eso fuera el patio de una escuela, y los dulces fueran para ellos.

¿Dónde está el DIF de Xalapa? Me pregunto cuando me percato que en la mesa en donde me encuentro, han pasado ya siete niños –cinco mujeres y dos hombres-, y tengo apenas 40 minutos de estar sentada en ese lugar.

¿Dónde están las procuradoras de la defensa del menor del DIF Estatal o del DIF municipal de Xalapa? Me pregunto cuando estimo que la mayor de todos debe tener no más de 12 años, y el menor debe tener si acaso cinco.

El 17 de julio, la Junta de Gobierno del DIF estatal, designó a Adelina Trujillo Landa como titular de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes. A través de un comunicado, la institución proclamó que se trata de un “órgano que garantiza la auténtica protección integral y de restitución de derechos a la niñez veracruzana”.

En el evento oficial hubo flores, aplausos y largas sonrisas. El gobierno se vanagloriaba así de armonizar las funciones de la Procuraduría Estatal con la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del país, puesta en marcha el pasado mes de diciembre de 2014.

Pero, ¿Qué tan difícil es en Veracruz detectar el trabajo infantil?¿Cuántos órganos, funcionarios, nombramientos se necesitan? Me pregunto, y estimo, que no debe ser nada difícil. Es tan sencillo, como acudir al callejón de los bares en Xalapa, y sentarse 15 minutos. Es el tiempo que toma, que el primero de los niños te aborde.

Son tiempos difíciles para los niños que trabajan en el callejón de los bares en Xalapa. No solo son ignorados por los parroquianos de la noche en turno, también son ignorados por los políticos que gobiernan.

La clase política está enloquecida por la elección del 2016, donde se elegirá a un gobernador de dos años, y por la siguiente elección, y por la que viene, y por la siguiente. Las apuestas son por alguno de los tres Yunes, y las especulaciones para los candidatos independientes.

El gobierno de Javier Duarte de Ochoa lo descuidó todo, las finanzas públicas, la política, la economía, y por supuesto, la atención social, la cohesión social, y la infancia.

¿Dónde está el DIF de Veracruz?¿Dónde está el DIF municipal de Xalapa?¿Dónde están los gobernantes? ¿Dónde está la sociedad civil? Acaso porque esos niños ya estaban ahí antes de ellos, y seguirán ahí, después de ellos, no merece la pena ocuparse del caso.

(Con información de e-Consulta/ Por: Eirinet Gómez “Circo, Maroma y Grilla”)

00
Compartir