Duarte se resiste: no me voy, dice

“Ayer lo de la Parroquia, hoy lo de la licencia, a ver mañana con que nuevo invento salen.‪#tiemposelectorales”, tuiteó anoche en su cuenta, a las 20:12 horas, Javier Duarte de Ochoa.

Anoche se resistía a aceptar la idea y la posibilidad de que podría dejar el Gobierno del Estado. Al menos, por lo que a él hacía, aseguraba que no pedirá licencia.

Una fuente en contacto con la presidenta del Senado me dijo anoche que el tema de su posible salida sí se trató ya pero que un acuerdo inicial fue conformar una comisión que investigará las acusaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que el dictamen al que se llegue se llevará al pleno para votar si procede o no la salida del gobernador.

Por su parte, el senador José Francisco Yunes Zorrilla me dijo por la noche que no tenía información fidedigna de que la versión fuera cierta, por lo que prefirió no entrar en especulaciones, aunque ante las versiones que también corrieron de que entraría de relevo para concluir el sexenio y luego en 2018 aspirar a la gubernatura porque la ley no se lo impide, fue tajante: “Por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia, de haber movimiento, iría yo de interino”. Me pidió que lo puntualizara.

Sobre el tema, hasta las diez de la noche, no había habido ninguna reacción del candidato Héctor Yunes Landa.

Fue la declaración del dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, de que Duarte debe rendir cuentas, que subió el diario Reforma a su portal cinco minutos antes de las tres de la tarde, lo que desató el mar, el tsunami de rumores de su inminente salida.

Al caer la noche, como si eso hubiera sido una mala señal, algunos portales de la Ciudad de México, que no los de los diarios más importantes de circulación nacional, publicaron que la presidenta en funciones de la Mesa Directiva del Senado de la República, Rosa Adriana Díaz Lizama, había turnado a la Cámara de Diputados un punto de acuerdo de senadores del Grupo Parlamentario del PAN para solicitar juicio político a Duarte por el presunto desvío de recursos públicos federales.

Se dijo también que Díaz Lizama había turnado a la Comisión de Justicia del Senado otros dos resolutivos contenidos en el punto de acuerdo: uno relativo a la solicitud para que la PGR “investigue de inmediato la probable comisión de delitos por desvío de recursos públicos federales de la cuenta pública 2014 en el Estado de Veracruz”, otro para que la PGR investigue las denuncias presentadas por la ASF durante los años 2014 y 2015 contra diversos funcionarios y ex funcionarios del Gobierno del Estado, por su probable responsabilidad en el desvío de recursos públicos federales.

El líder nacional priista fue entrevistado ayer en Villahermosa, Tabasco, por el corresponsal del diario Reforma en ese estado y Veracruz, Carlos Marí, y “emplazó al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, a rendir cuentas concretas y verdaderas ante los reclamos sobre corrupción que enfrenta”.

“Javier Duarte deberá de estar presentando, obviamente, cuentas concretas y verdaderas a los veracruzanos. Al PRI nos ocupa mucho cualquier señalamiento que se pueda hacer de bueno o mal gobierno y actuamos en consecuencia. En lo bueno, insistimos, y en lo malo, lo sancionamos”, remató el dirigente nacional del PRI, según se publicó.

Beltrones, por el contrario, respaldó a Héctor Yunes Landa sobre lo que ha declarado de que debe haber un castigo ejemplar en contra de los responsables de los desvíos reclamados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF). “Héctor Yunes ha hecho un compromiso y el compromiso es cero impunidad con el pasado, con el presente y cualquiera que delinque en el futuro. Si hay algo que sancionar, estoy seguro que no le temblará la mano”, dijo.

“¿Ustedes van a seguir respaldando a Javier Duarte?”, le preguntó Marí. “Nosotros estamos respaldando a Héctor Yunes como candidato”, respondió.

Ante la consulta obligada de este columnista para saber la posición oficial en Xalapa, mi interlocutor con el gobernador me dijo a buena hora de la tarde: “dile a tus lectores que el día que haya algo tu les vas a avisar porque te vamos a dar la exclusiva. Pero no hay ni va a haber nada”, y me adelantó la agenda que Javier Duarte de Ochoa cumplirá hoy en el puerto de Veracruz.

Otro compañero columnista, Quirino Moreno, después de las cinco de la tarde trató de hablar por teléfono con él para saber su reacción personal, pero no le respondió, aunque luego le envió un mensaje por pin en que le dijo que no era cierto, que no se iba y que sigue trabajando.

Por la tarde seguía sonando con insistencia mi teléfono celular e incluso me llamaban de oficinas de gobierno y presidencias municipales para saber si tenía confirmada la licencia de Duarte. Insistí ante el interlocutor. Se me dijo: “La postura de Manlio Fabio Beltrones es la misma del gobernador del estado. Está bien, se deben rendir cuentas, es lo que vamos a solventar, pero serán hasta abril las reuniones del Contralor General del Estado con los auditores de la Auditoría Superior de la Federación. Se trata de un acto de transparencia y estamos de acuerdo”.

Duarte estuvo ayer en el puerto de Veracruz y por la tarde-noche realizó una visita al diarioImagen de Veracruz donde volvió a reiterar que no se va, que era falso lo de su licencia, falsas las versiones.

Por la tarde, el candidato panista a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Linares, tuiteó: “Estoy en D.F, tengo información de que van a quitar a @Javier_Duarte para proteger al PRI y a@HectorYunes el candidato tapadera. Pendientes.

Quieren que @Javier_Duarte y sus cómplices se vayan con las bolsas llenas y dejen a

Veracruz en el desastre #QueSeVayanAlaCarcel

En unos minutos subiré información a través de Facebook. No dejemos que encubran a@Javier_Duarte ¡a la carcel y que devuelvan lo robado!

QUIEREN QUITAR A DUARTE PARA PROTEGER AL PRI, NO PARA HACER JUSTICIA A LOS VERACRUZANOS. http://fb.me/I3i8c7BJ “.

Lo que sí es que más allá de las bromas, del buen sentido del humor que no pierde el veracruzano aunque esté en plena desgracia, más allá de la versión de que el camión de carga del DIF estaba afuera de la Casa Veracruz para regresar los muebles a Liverpool y a Sears, que habían sido comprados a seis meses sin intereses, pero que no habían podido pagar, lo cierto es que desde antes hubo ya una desocupación hormiga de la casa de gobierno y fueron sacados todos los efectos personales, por lo que no queda más que lo indispensable para trabajar.

Asimismo, poco a poco han estado regresando a sus bases a los policías que le servían de escoltas y un detalle menor, pero significativo, es que la cocina de la Casa Veracruz prácticamente dejó de funcionar e incluso el personal que trabaja ahí ahora tiene que salir a comer a una fondita cercana y pagar con sus propios recursos. Ahí mismo comía el personal de diversas dependencias que llegaba a trabajar con Duarte, pero ahora extraña ese beneficio.

Si no hay cambio de última hora, el gobernador presidirá este miércoles 24 a las 8:30 de la mañana un desfile conmemorativo con motivo del Día de la Bandera en el zócalo del puerto jarocho, y a las 9:00 se trasladará a la Plaza de la República para encabezar una ceremonia de abanderamiento de planteles educativos.

Por:Arturo Reyes Isidoro/ “Prosa a prisa”

00
Compartir