Dupla Fidel Herrera y Javier Duarte, Objetivo: descarrilar a senadores

•Siniestras jugadas en el altiplano

1

La jugada política de la dupla Javier Duarte/Fidel Herrera es la siguiente:

Meter en el mismo paquete a los Yunes (Yunes Zorrilla, Yunes Landa, Yunes Linares y Yunes Márquez) y así volverlos una unidad.

Luego, integrar el archivo periodístico de los agravios de todos los Yunes, priistas y panistas, en contra del Jefe Máximo del Priismo en Veracruz.

Entonces, presentar el archivo en el CEN del PRI con Manlio Fabio Beltrones, la secretaría de Gobernación con Miguel Ángel Osorio Chong y en Los Pinos con el presidente de la república, para dejar un testimonio de las heridas sangrando.

Y, por tanto, ante la evidencia de pruebas, apostar a dejar fuera de la candidatura priista a gobernador tanto a Pepe como a Héctor Yunes, y esperar la llegada de un caballo negro.

Un candidato emergente que bien pudiera estar en los llamados Chamacos de la fidelidad, sobre todo Alberto Silva por el lado de Javier Duarte y Érick Lagos por el lado de Fidel Herrera.

Y/o, en todo caso, un tercero en discordia seleccionado entre las otras figuras políticas de Veracruz en el altiplano y que por lo pronto oscilarían entre el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, y el director del IMSS, José Antonio González Fernández, por más que ambos, se afirma, se han pronunciado a favor de Pepe Yunes.

Así, y en la lectura que el politólogo Carlos Ronzón Verónica, aplica a partir de últimos hechos en Veracruz a partir del deslinde discursivo y mediático entre los senadores y el gobernador, la solución salomónica se inclinaría por otro lado.

Pero lo importante para los fidelistas es que el par de senadores tricolores quedaría descarrilado, pues ninguno de ellos forma parte del proyecto del Maximato jarocho ni tampoco las partes han podido hacer clip.

2

La dupla FHB y JD colocaría a los senadores priistas entre la espada y la espada.

Por lo siguiente:

Y ante el proceso de desafuero de Miguel Ángel Yunes Márquez, presidente municipal de Boca del Río, los obligaría definirse si estarían con su partido, el PRI y su gobernador, y/o en todo caso, con la familia, que aun cuando entre Pepe y los Migueles ningún parentesco existe, según se afirma, tal cual se miran y tratan, a tal grado que Pepe llama “tío” a Miguel Ángel padre.

Según Carlos Ronzón, tal jugada maquiavélica es creación máxima del góber fogoso y gozoso, quien tiene toda la experiencia política del mundo; pero también conoce todas las mañas.

Y más porque es un lector asiduo de Plutarco Elías Calles, el fundador del partido abuelito del PRI, un experto en jugadas magistrales cuando los políticos más fuertes de la revolución, entre otros, Álvaro Obregón, José Vasconcelos, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Abelardo L. Rodríguez y Lázaro Cárdenas del Río.

Por eso, incluso, hubo un momento cuando Duarte fingió una tórrida luna de miel con Héctor Yunes, desde el bautizo ante 30 mil evangélicos hasta el corte de listón en la feria ganadera de Ilang Ilang, y que terminara con el regalo de “La caña amarga de pescar”.

Es decir, asesorado por el fogoso, Duarte agarró de tonto a Yunes Landa, con mucha más experiencia en las lides partidistas y, por tanto, en la intriga y cizaña.

3

Según el profe, los senadores creyeron que vivirían una sucesión de terciopelo con Javier Duarte.

Primero, existió una luna de miel entre los tres, que al mismo tiempo fue fingida porque Duarte siempre ha tenido a otros como su favorito para la sucesión.

Luego, el deslinde fue categórico con los dos.

Más tarde, Duarte extendió la mano a Héctor que creyó y resbaló.

Después, cabildeó con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, para desayunar tres horas en el rancho San Julián, de Perote, con Pepe Yunes, ellos solitos.

Entonces, vino el episodio fílmico de “La caña amarga de pescar”, donde declaró la guerra a Héctor por aquellos de los peces gordos; en tanto a Pepe le mostró el diente recordándole aquello de que ambos votaron por el aumento del 15 al 16 por ciento del IVA como diputados federales.

Así, el góber los ha aduartado y desconcertado, pues todo indica que les está ganando las pichadas.

La luna de miel ha terminado por ahora y la sucesión de terciopelo derivó en lo que decía el padrino de “El cochiloco” en la película de Luis Estrada: “El pinche infierno está aquí”.

4

El objetivo está claro, dice Ronzón: la dupla FHB / JD los acorralará por completo hasta demostrar en el altiplano que son unos enemigos reales y potenciales, porque además pueden endurecerse, en contra de los intereses nacionales de la familia priista en el poder.

Y más, porque tanto Héctor como Pepe han amenazado con irse a la oposición, ya con Yunes Linares, como candidatos independientes y/o con otros partidos políticos, cuando Peña Nieto apuesta a la unidad tricolor, como quedó mostrado este año con los nueve candidatos a gobernadores.

Y mucho más porque JD se siente ultra contra súper protegido por las siguientes circunstancias:

•Se le metió a Aurelio Nuño, ahora secretario de Educación Pública, a través del diputado federal, Enrique Jackson Ramírez, su asesor.

•Ha cultivado al máximo a los secretarios de la Defensa Nacional y Marina.

•De igual manera al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a quien acaba de llevar un plan estatal de derechos humanos cuando vamos en el V año del sexenio.

•Mantiene ligas fuertes con la cúpula eclesiástica y que han llevado a la ley anti-aborto y anti-matrimonios gays en Veracruz.

•El hombre más rico del mundo, Carlos Slim, sigue invirtiendo en Veracruz no obstante las diferencias con Enrique Peña Nieto.

•Planchó a la Auditoría Superior de la Federación con su denuncia penal en la PGR en contra de 19 duartistas.

•De paso, logró que ante las secuelas de la película “La caña amarga de pescar”, Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa Patrón y Luis Videgaray Caso estuvieran de su lado.

•Y, de ñapa, el góber fogoso y gozoso lo sigue llevando de la mano con sus grandes jugadas siniestras.

•Tan es así que mientras Peña Nieto ha renunciado a los gobernadores de Michoacán y Guerrero y le puso tuercas a los de Oaxaca y Tamaulipas, ha dejado hacer y dejado pasar a Javier Duarte.

Allá, pues, dice Ronzón, si los senadores priistas se apendejan.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir