El copiloto del avión de Germanwings “destruyó el avión voluntariamente”: Fiscal del caso

Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo de Germnanwings que se estrelló en los Alpes franceses, provocó el accidente “voluntariamente”, según el fiscal que investiga la tragedia.

El copiloto estaba solo al mando del avión siniestrado cuando activó voluntariamente el botón de descenso.”Hubo un intento deliberado de destruir el avión”, dijo el fiscal Brice Robin sobre el movimiento que realizó el copiloto alemán de 28 años.

Lubitz “rehúso abrir la puerta de entrada a la cabina al piloto y maniobró la palanca del avión para descender mil metros por minuto, como si estuviera aterrizando en un área donde no había ningún aeropuerto que pudiera recibir un Airbus”, según el fiscal.

“No hubo ningún contacto entre el copiloto y la torre de control de Marsella”, indicó Robin. “Los controladores trataron de comunicarse con el avión, pero no hubo ninguna respuesta”.

El copiloto estuvo vivo hasta el impacto, dijo Robin, citando el sonido de la respiración constante en la cabina.

No obstante, el fiscal francés precisó que “en este momento con base en los resultados de la investigación no hay nada que nos permita afirmar que fue un atentado terrorista”.

Las declaraciones fueron dadas en una conferencia de prensa en Marsella, donde el fiscal citó la información que se desprendió de las grabaciones de la caja negra.

Según la Fiscalía de Marsella, queda así demostrada la abstención voluntaria para abrir la puerta de la cabina al comandante, y que fue el copiloto, Andreas Lubitz, el que accionó el botón que ordenaba la perdida de altitud.

De acuerdo con la grabadora de voz en el avión, se escuchan gritos solo en los últimos minutos. La muerte de las 150 personas a bordo fue instantánea, pues la aeronave se estrelló a más de 700 kilómetros por hora.

El copiloto llevaba desde septiembre de 2013 en la compañía y tenía 630 horas de vuelo.

(Con información de CNN)

00
Compartir