El desaliento

No ha de ser fácil enfrentar tanto fuego amigo y enemigo.
No es fácil terminar el sexenio, en medio de una creciente turbulencia que parece no tener fin.
El ocaso del poder en medio de una encrucijada, en medio del peor de los escenarios posibles, en una pesadilla con amargo despertar.
Tener que hacer antesalas en Bucareli, tratando de explicar lo inexplicable. Tratando de justificar lo injustificable.
Es en esos momentos en que el rostro del desaliento y el hastío, aflora.

versiones.com.mx

00
Compartir