El desastre

Nunca como hoy se vive y padece en Veracruz la peor administración pública estatal.

Basta un sólo dato, y como dice un funcionario, “ni pa’la nómina hay”.

He aquí algunos hechos y circunstancias:

No hay dinero, exclama. Por ejemplo, al IVAI (Instituto de Acceso a la Información) le quitaron el servicio de INFOMEX… que sirve para contestar las solicitudes vía Internet.

Peor tantito: los partidos políticos siguen esperando el pago de las prerrogativas establecidas en la ley.

El colmo: al momento han recortado a más de 3 mil trabajadores de contrato sólo del sector Salud.

La locura: el gobernador anunció que crearía el Instituto de Innovación y Patentamiento que significa, de ser así, más burocracia, más gastos de oficina, más nómina, más cuotas patronales.

Y la locura, además, porque sin ninguna justificación administrativa fue creada la subsecretaría de Fomento Ambiental para otorgársela a una chamaca de 23 años como premio de consolación a una diputada abandonada en la recta final para la candidatura a la curul federal.

Más aún: según las versiones, hay miles de aviadores en la nómina estatal. Bastaría un sólo dato: cuando Érick Lagos dejó la Secretaría General de Gobierno heredó a Gerardo Buganza una nómina excedida con 400 empleados, la mayoría, gente que cobraba sin trabajar.

Inverosímil: en el Registro Civil carecen de hojas para extender las actas de nacimiento y defunción.

En la calle, en la vía pública, en los medios, las protestas se amontonan, imparables, irreversibles.

Un dato: por segunda ocasión, los presidentes municipales aglutinados alrededor del AVE, el partidito del biólogo Alfredo Tress, han reclamado el pago de las participaciones federales…que les retienen.

Y si las retienen, porque por aquí llega el dinero federal lo utilizan para tapar otros hoyos, más urgentes, y así juegan con el escore.

Anteriormente el diputado local, panista Jorge Vera, tiró su piedra: 15 alcaldes de su partido exigen y reclaman la entrega de las participaciones federales.

Y antes, la alcaldesa priista de Rodríguez Clara, la influyente Amanda Gasperín Bulbarela, pues está asesorada por el abogado del siglo XXI Tony Macías, denunció que le adeudaban cien millones de pesos de las participaciones federales.

Y, bueno, si el resto de ediles calla es porque, ni modo, son priistas, y aguantan. Incluso, les gusta vivir de la esperanza.

Hay periódicos, portales y noticieros radiofónicos y televisivos a quienes desde hace un año los tienen sin el pago mensual del convenio.

Para acabar rápido: a muchos sindicatos del gobierno del estado les deben hasta las cuotas pagadas por los trabajadores y/o como en el caso del SAS, Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano, les ordeñaron el Fondo de Ahorro del trabajador.

El secreto a voces es público: no hay dinero.

Y no hay dinero por una razón, entre otras: el gobierno de Veracruz ha venido gastando, sin control alguno, más de lo que ingresa, no obstante llevar cinco secretarios de Finanzas y Planeación.

Peor tantito será en los meses siguientes con la campaña electoral de candidatos priistas a diputados federales, donde el compromiso oficial es ganar para Enrique Peña Nieto unas 16 de las 21 curules.

Y más ahora cuando en el reparto de las candidaturas plurinominales…ninguna posición para el gobernador.

Enrique Jackson Ramírez, por ejemplo, que va, tiene vida y capital político propio, a través del jefe de la Oficina Presidencial, Aurelio Nuño.

Y Oswaldo Cházaro es líder, desde hace ratito, de la Unión Nacional Ganadera. Se mueve, pues, en el altiplano, el centro de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Las grandes ligas. La grilla, pues.

Además, según las versiones habría llegado a la pluri vía el senador José Yunes Zorrilla.

OPERACIÓN LICUADORA

Hasta el mes de diciembre, el gobierno de Veracruz dispuso de los recursos federales y manejó el escore según las urgencias.

Por ejemplo:

Sólo del Fondo de Apoyo a la Educación, FAEV, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público enviaba tres mil millones de pesos.

Y por aquí desembarcaban los 3 mil millones de pesos en SEFIPLAN en automático eran utilizados para otros frentes.

Jugaban, pues, con el dinerito federal. Lo agarraban para otras cositas que luego cubrían. Aplicaban lo que los técnicos contables llaman Operación Licuadora.

Pero ahora el gobierno federal maneja en forma directa el FAEV. Y los duartistas quedaron chiflando solitos en la loma.

Y sintieron el ramalazo.

Y más lo sintieron cuando la Auditoría Superior de la Federación, ASF, reveló las irregularidades por más de 7 mil millones de pesos, declarando a Veracruz con el peor lodazal del país.

Y más con el antecedente siniestro de las observaciones por 6 mil millones de pesos en el sector educativo y de 4 mil millones en el sector salud que llevaron a la renuncia de Gabriel Deantes Ramos, Édgar Spinoso Carrera y Pablo Anaya Rivera.

Por eso, el senador José Yunes Zorrilla se ha ido a la yugular: vigilará, dice, la aplicación de los 880 millones de pesos federales tramitados para la construcción de carreteras y caminos.

Es decir, el veto absoluto al duartismo para evitar que de nuevo caiga en la tentación de la Operación Licuadora.

CON PEÑA NIETO LES ESTÁ YENDO PEOR

Antes, en el felipismo, durante los dos primeros años del duartismo exclamaban: “Ahora que llegue Enrique Peña Nieto a Los Pinos… nos irá mejor”.

Hoy, sin embargo, al gobierno de Veracruz le está yendo peor.

Un dato:

El gobernador panista de Puebla, Rafael Moreno Valle en el mejor gobernador del país respaldado desde la presidencia de la República.

Y eso que es panista.

Así, desde Los Pinos le dan todo. Dinero. Inversiones. Desarrollo económico. Carreteras. Hospitales. El doble piso. Con una deuda pública controlada. Visitas presidenciales a cada rato para inaugurar obra.

Incluso, Moreno Valle está mejor, mucho mejor que Eruviel Ávila, del estado de México.

Y hasta en lo social:

Mientras el góber poblano tiene unos 45 presos políticos, la mayoría campesinos y colonos, el góber mexiquense lleva el primer lugar nacional en feminicidios.

NADIE DETIENE A JAVIER DUARTE

Lo peor del desastre es que el góber jarocho sigue gastando sin que nadie lo detenga ni frene.

Ni siquiera SEFIPLAN. Tampoco la Contraloría. Menos el ORFIS. Menos, mucho menos, la Comisión de Vigilancia del Congreso. Ni los directores administrativos. Ni los auditores internos y externos.

Por aquí hay lana y por aquí llegan los recursos federales de inmediato “le parten la madre” dice el funcionario.

Y el góber, “metido en su concha”.

Fidel Herrera gastaba y gastaba y gastaba sin ton ni son.

Igual Javier Duarte.

Y lo peor: todos los funcionarios callados, sumisos, occisos. Sin atreverse a una reflexión, por el bien del jefe máximo.

Pero más, mucho más, por el bienestar social de los 8 millones de habitantes de Veracruz.

Y ahí están las consecuencias: hoy, Fidel Herrera, desacreditado en Veracruz, vive el peor ostracismo de su vida. Nadie lo pela en la tierra jarocha. Hasta los priistas lo maldicen. Nadie lo pela en el altiplano. Enrique Pena lo tiene congelado.

CRÉDITO MILLONARIO PA’GANAR ELECCIONES

Hay otro desastre: el exceso de personal en la nómina oficial.

Según cálculos conservadores, hay un aproximado de 7 mil trabajadores de más. 7 mil compromisos políticos que han cumplido al pie de la letra.

Según las versiones, el quinto secretario de Finanzas y Planeación, Mauricio Audirac llegó con cien asesores.

Además, la deuda pública sigue creciendo. Más el pago de los intereses mensuales. Más el pago a capital. Más los créditos.

¡Oh, el crédito autorizado por el Congreso para que el duartismo pueda endrogarse hasta por 5 mil millones de pesos!

Pero, según las versiones, todavía está en lista de espera. Es decir, la puerta está abierta para endrogarse. Pero al momento ni un centavo han pedido. Listo, digamos, para ganar la elección de diputados federales.

7 MIL BURÓCRATAS DE MÁS…

Y es ahí donde está el otro meollo del asunto.

Por ejemplo: la conseja administrativa sugiere que desde hace ratito el personal debió haberse adelgazado, de igual manera como ahora PEMEX liquidó a diez mil trabajadores sindicalizados y de confianza el año pasado, más los anunciados para este año.

Pero el góber se ha frenado en la decisión.

En ningún momento se atreve a tomar medidas drásticas para despedir a unos 7 mil burócratas que están de más…porque las elecciones federales ya las tiene encima.

Y es que, bueno, cada vez se multiplican las protestas en la calle porque la gente tiene necesidad de llevar el itacate a casa.

DUARTE “NO HA SENTIDO LA SED”

En la película “The american president” con Michael Douglas actuando como presidente de Estados Unidos, Annette Bening, su noviecita en el filme, Douglas dice que a veces el hombre público actúa así porque “no ha sentido la sed”.

Javier Duarte tampoco.

Desde hace once años está trepado en el poder. Y en el poder absoluto. Subsecretario y secretario de Finanzas. Diputado federal. Gobernador.

Antes, también estaba en el poder al lado de su único maestro de política, el góber fogoso y gozoso.

Vivía, entonces, acaso, en la medianía. Rafael “El negro” Cruz lo llevaba a comer con otros fidelistas y hasta les compraba trajes al tres por uno.

Pero desde hace más de una década jamás ha sentido la sed, cuando la vida en la realidad cotidiana es diferente.

Y más con el Veracruz que padecemos. Lo peor: secuestros, desaparecidos, mutilados, cercenados, ejecutados, sepultados en fosas clandestinas, tirados en la vía pública, feminicidios. Impunidad.

Así, la vida ni es como el gobernador cree ni tampoco como se la pintan.

Y su caída… puede ser peor que la de Fidel Herrera.

Un día, hacia el año entrante, cuando despierte habrá una población más harta, molesta, irritada que el día de hoy.

Y, lo peor: habrá perdido más, mucho más, la confianza ciudadana.

Y el PRI, su partido, será un simple cascarón.

Y cuando desee remediar el caos que la generación fidelista en el poder ha construido será, acaso, quizá, demasiado tarde.

POSDATA: Según la fama pública los asesores de Javier Duarte, Enrique Jackson y José Murat, ganan un millón de pesos mensuales… Ahora, Jackson se irá de candidato pluri a diputado federal, gracias a su discípulo Aurelio Nuño, jefe de la oficina de la presidencia en Los Pinos… ¿Seguirá cobrando Jackson el dinerito mensual?

Por: Luis Velázquez

00
Compartir