El diputado de los billetes

•Vacas gordas de Érick Lagos
•Coordinador pudiente

1

Un ex diputado federal que conoce los vericuetos de la política legislativa en el Congreso de la Unión se detiene en la siguiente circunstancia:

Una. Mientras el gobernador del estado de México, el presidenciable Eruviel Ávila, se convirtió en la primera fuerza legislativa en el Congreso federal con 37 diputados federales, Javier Duarte es la segunda fuerza con 21 diputados.

Dos. Tanto Eruviel como Duarte se irán cabezones en la posibilidad de negociar, por ejemplo, un mejor presupuesto para sus entidades federativas.

Tres. Pero además, cada vez que a la tribuna suban los diputados de oposición para rafaguear a uno y/o al otro mandatario, entonces, los 261 legisladores del PRI, PVEM y Panal mudarán en sus guerreros parlamentarios.

Y más, mucho más en el caso de Javier Duarte con el panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Cuatro. Además, la bancada priista de Veracruz tendrá suficientes razones para negociar un buen presupuesto para sus cositas, y por tanto, habrá mucha lana para ellos.

Cinco. Érick Lagos Hernández ha sido nombrado coordinador de los diputados federales, y por tanto, una vez más se irá cabezón manejando el recurso público, de igual manera cuando fuera líder de los diputados locales en Veracruz, presidente del

CDE del PRI manejando la elección de presidentes municipales y diputados federales, y secretario General de Gobierno.

Por eso es que de nuevo existirán motivos para convencerse de la enseñanza bíblica de su tlatoani, el góber fogoso y gozoso, de que en política todo lo que puede comprarse con billete sale barato.

Seis. Más todavía: con el billete en mano, que nunca está sujeto a la transparencia y la rendición de cuentas, nadie dudaría de que Lagos Hernández seguirá enriqueciéndose, pues desde el inicio del fidelato a la fecha ha estado donde hay…

Es más, según el biógrafo duartista de los llamados Chamacos de la fidelidad, el más próspero es Érick Lagos, aun cuando la fama pública registra que Jorge Alejandro Carvallo Delfín es el más ostentoso, consciente y seguro de que en la vida hay dos cositas difíciles de ocultar, como son el dinero y el amor.

2

Vive, pues, el diputado federal por el distrito de Acayucan el tiempo de las vacas gordas en política.

Por eso mismo, alardeó de haber ganado la curul con 72 mil sufragios, lo que nadie le creyó, pues desde antes de jugar en el carril electoral ya había rasurado a los líderes regionales de poder.

Entre ellos, y por ejemplo, Fabiola Vázquez Saut con la subsecretaría de Desarrollo Agropecuario.

Dominga Xóchilt Tress con la dirección de Espacios Educativos.

Amanda Gasperín Bulbarela, presidenta municipal de Rodríguez Clara, con la entrega de los cien millones de pesos federales que le retenían.

La diputada Gladys Merlín Castro, con el nombramiento de su hijita de 23 años como subsecretaria de Fomento Ambiental.

El par de candidatos panistas a la curul federal a quienes tumbó del caballo a la mitad del río.

Y el incendio de la casa de la candidata de Movimiento Ciudadano, quien nunca se le plegó, y por tanto, le envió un avisito.

Luego, el surco quedó fecundado para comprar el sufragio.

El único atributo de Lagos Hernández para hacer y mantenerse en política es su pacto con el diablo que le permite la fluidez de recursos con que subastar lealtades y conciencias.

Los vientos le son tan favorables que ahora también los tendrá en el Congreso de la Unión.

3

Sus homólogos Jorge Carvallo junior, Adolfo Mota y Alberto Silva también se están moviendo para ver si de chiripa quedan con la presidencia de una Comisión legislativa, porque significan privilegios y canonjías extras.

Carvallo Delfín, por ejemplo, está publicitando un diálogo fortuito que tuviera con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Alberto Silva se mueve con bajo perfil esperando dar la sorpresa de aquí al primero de septiembre, a unos días.

En tanto, Adolfo Mota concentra toda (posible) fuerza política y legislativa con Emilio Gamboa Patrón, líder senatorial y el uno y el dos con Manlio Fabio Beltrones, y con el que fueran compañeros en su primera travesía parlamentaria.

4

El cuarteto priista (Lagos, Carvallo, Mota y Silva) lidiarán en el Congreso federal con los posibles candidatos a gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares del PAN y la ingeniera Rocío Nahle de MORENA, nombrada coordinadora de sus 35 homólogos, y a quien la izquierda de Veracruz mira como la viable candidata de Andrés Manuel López Obrador a la silla embrujada de Javier Duarte.

Pero antes, la tribuna les quedará chiquita para rafaguear al gobernador a tiro por viaje que los diputados priistas habrán de cabecear como parte de su obligación.

Érick Lagos será quien reparta el juego en común acuerdo con el coordinador general, César Camacho Quiroz, el amigo entrañable de juventud del senador Héctor Yunes Landa.

Con el billete por delante, el isleño moverá el tinglado a su gusto.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir