El fuero de Napo

Barandal

Por César Ramírez Rodríguez

Napoleón Gómez Urrutia representa todo lo que el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López obrador rechaza. Hijo de un sindicalista corrupto, que llega a la cúpula del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana por herencia. Una vez que muriera Napoleón Gómez Sada en 2012, su hijo del mismo nombre y de apellidos Gómez Urrutia toma el mando del sindicato.

Durante el mandato de su padre, los líderes seccionales de los mineros eran emborrachados y llevados con prostitutas por el propio Napoleón Gómez, para que desistieran de sus peticiones, de tal suerte que los trabajadores de base nunca vieron que sus derechos laborales se respetaran.

Así, los mineros de las empresas que en esa época estaban en auge como Grupo peñoles carecían de todo tipo de prestaciones y sobre todo no se les reconocía las enfermedades del trabajo, que en las minas son muchas.

Práctica que fue diluyéndose al llegar Gómez Urrutia, pero fueron adoptándose otros vicios como la sospecha de que él mismo haya dispuesto del fondo de un fideicomiso por 55 millones de dólares que Grupo México entregó el 3 de marzo de 2005, hace exactamente 1q3 año, lapso durante el cual debieron arrojar una cantidad nada despreciable por concepto de intereses.

Tras valorar los elementos de prueba que ofrecieron las empresas Industrial Minera México y Grupo México, la Junta Federal de Conciliación y arbitraje comprobó que ambas empresas cumplieron con las obligaciones que asumieron ante el sindicato.

Por lo anterior, el laudo emitido por la JFCA condenó al sindicato encabezado por Gómez Urrutia, a hacer efectivo a favor de los ex trabajadores el derecho de beneficiarse de 54 millones 84 mil 470 dólares que el extinto Fideicomiso 10964526 (antes 9645) entregó al sindicato.

El ex líder sindical, de nacionalidad canadiense, fue propuesto por el partido Morena, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, para una candidatura al Senado por la vía plurinominal para la próxima legislatura.

Ahora se quiere reivindicar la figura del ex líder minero para erigirlo representante popular por la vía plurinominal por Morena.

Gómez Urrutia es un hombre del sistema fue Director General de la Casa de moneda de México durante 12 años y nombrado Presidente Internacional de la Conferencia de Directores de Casas de Moneda por dos años.

En 2014 la Interpol emitió una ficha roja contra Gómez Urrutia por un supuesto fraude de 55 millones de dólares en detrimento de los trabajadores mineros, por eso huyó a Canadá, donde adoptó la ciudadanía de ese país.

La apertura de puertas de Morena pareciera revertirse ante la falta de discriminación con los tránsfugas que quiere llegar a un puesto con fuero para continuar viviendo en la impunidad.

A pesar de que insisten en la inocencia de Napoléon Gómez Urrutia, antes de que pueda formar parte de las fórmulas electorales, deberá aclarar su situación para no ser ni mártir ni perseguido de la justicia. Pero como no hay tiempo para estas informaciones que parecen no estar a la mano, deben suspender el proceso de unción del ex líder minero hasta que no se aclare su inocencia o sea castigado en caso de ser culpable.

00
Compartir