El hijo de Fidel Herrera se adueña del escenario priista de Veracruz

PASAMANOS: De los 21 aspirantes del PRI a la diputación federal por el estado de Veracruz, el hijo de Fidel Herrera Beltrán, Javier Herrera Borunda, candidato pluri del PVEM, salió mejor librado que todos y por tanto, le estaría yendo mejor que a todos, además, con una proyección de cara al futuro que viene, mejor dicho, está en puerta…Por ejemplo, Javier, el único que desde el fidelato, quizá desde antes, tenía buen karma con Javier Duarte, tiene amarrado el escaño en el Congreso de la Unión… Pero además, y ahí el aviso a tiempo, es el único que está caminando de norte a sur y de este a oeste la tierra jarocha, al lado de los candidatos del PRI y el PV, y por tanto, posicionándose más… Tal cual, se está filtrando como la humedad en el imaginario colectivo dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica… Así, su padre, cuatro veces diputado federal, senador de la república, gobernador de Veracruz, iniciado en las lides federales en el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, lo está proyectando en el escenario nacional, donde el hijo tiene y desde antes relaciones amicales de primer nivel, entre ellas, y por ejemplo, con Manuel Velasco Coello, el góber presidenciable de Chiapas, de quien es amigo y su coordinador de asesores, la misma chamba que en Veracruz desempeña la generación vi-vi, viejos vividores, a saber: Carlos Brito Gómez, Enrique Jackson Ramírez, José Murat Casab y Rubén Aguilar Valenzuela, quienes cada uno le dobla la edad… Es más, desde ahora, la percepción ciudadana es que con el Maximato jarocho, el padre lo estaría preparando para quedarse con la candidatura priista a gobernador en el año 2018, de igual forma como por ejemplo, José Murat Casab alista a su hijo Alejandro para la nominación a la silla ocupada por Gabino Cué en Oaxaca y que Alfredo del Mazo González, el tlatoani del grupo Atlacomulco, empuja a su hijo Alfredo, candidato a diputado federal, para sustituir en el cargo al presidenciable Eruviel Ávila…

BALAUSTRADAS: Según Carlos Ronzón, tal es la estrategia fidelista para mover a su hijo Javier en los 21 distritos… Al momento, Javier Herrera ha rebasado, y con mucho, a los senadores priistas, Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, acompañando a los aspirantes tricolores… Y como es el hijo del exgobernador, el gran tlatoani priista, que ha desaparecido por completo al chirinismo y alemanismo como grupos políticos, entonces, el mundo se ha domesticado a su lado… Incluso, y hasta rebasando los topes de campaña de un candidato uni, pues utiliza aviones y helicópteros particulares, que aun cuando pudiera ser, incluso, oficiales, ya del gobierno de Veracruz; pero también de Chiapas, de cualquier forma se añaden al tope… Y sin embargo, ningún partido de oposición se ha detenido en el detalle, de entrada, quizá, porque los institutos políticos también se han excedido en el gasto electoral… El caso es que Javier Herrera también se estaría moviendo para ver si en la hora de la negociación con el CEN del PRI se quedaría hasta con la coordinación de la bancada jarocha en el Congreso de la Unión, y de ahí a seguir operando de cara a la elección de gobernador en el año 2018 cuando también existe un candidato presidencial para relevar a Enrique Peña Nieto… Más, mucho más, si por ejemplo, hasta Velasco Coello saliera ungido candidato del PVEM y del PRI a Los Pinos… Por eso y con todo el dinero de por medio, Javier Herrera ha redoblado su presencia mediática camino otra vez a la plenitud del pinche poder…

ESCALERAS: Si la elección del candidato priista a gobernador se antoja difícil para el año entrante para los senadores priistas, ambos pudieran quedarse como el perro hortelano, es decir, sin torta y con hambre política… Para el año entrante, están anotados, además, la candidata de Fidel Herrera, su discípula favorita en caso de ganar la elección de diputada federal, y por supuesto, sus discípulos, entre ellos, Jorge Carvallo Delfín, Érick Lagos Hernández, Adolfo Mota Hernández y Alberto Silva Ramos…Y más si se considera que de plano nadie la tiene amarrada; pero tampoco nadie está descartado… Y para el año 2018 sería más complicado porque habrá candidato presidencial, de quien dependerá y con mucho el nombre del candidato a gobernador… Y es ahí donde ni modo que los senadores del PRI estén predestinados por obra y gracia superior a quedarse uno con la gubernatura de dos años y el otro con la de 6, además de incluir la fuerza del candidato panista, que pudiera estar entre Juan Bueno Torio y Miguel Ángel Yunes Linares… Y por tanto, significaría una temeridad dejar fuera del juego sucesorio a Javier Herrera Borunda así nomás, porque el padre está apostando toda su fama pública a heredar al hijo la silla embrujada del palacio principal de Xalapa…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir