El hijo de la chingada: Desvaríos de Nemi

•Manotazo del gobernador

PASAMANOS: Es hora de un gran manotazo del gobernador… Por ningún motivo habría, por ejemplo, de tolerar los improperios con que uno de los miembros conspicuos del gabinete legal y ampliado trate a otro… Pero, además, cuando de por medio se atraviesa la rendición de cuentas sobre trastupijes que andan en el imaginario colectivo y en la percepción ciudadana… Pero más aún, cuando la misma Auditoría Superior de la Federación ha interpuesto una denuncia penal ante la secretaría de la Función Pública y la Procuraduría General de la República… Y cuando, incluso, el asunto ha sido ventilado hasta en la Cámara de Senadores… Y cuando, y por si fuera poco, existe una denuncia penal de un particular (en el caso una reportera) ante la PGR por el (presunto) desaseo administrativo con los recursos federales destinados al sector Salud… Tal cual es el caso del exsecretario de Salud, secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Juan Antonio Nemi Dib, quien llamó hijo de la chingada al doctor Fernando Benítez Obeso, en un acto público en Xalapa… Además de las injurias que llevaron a Nemi a la antesala de los madrazos en contra del sucesor, acusándolo de estar filtrando información sobre los ilícitos… Desde luego, se trata de una degradación política, moral, ética y social a que hemos llegado… Pero más todavía, cuando a Nemi le han dado todas las oportunidades del mundo, incluso, como nunca antes en un sexenio desde, digamos, Dante Delgado Rannauro a la fecha… Así, se ha desempeñado como director del DIF, secretario particular del gobernador, secretario de Salud y ahora ideólogo policiaco, como lo fuera, digamos, en el fidelato, tiempo aquel cuando el góber fogoso y gozoso le exigía se vistiera de comandante policiaco para asistir a los eventos públicos y lo cumplía al pie de la letra para felicidad absoluta del jefe máximo…

BALAUSTRADAS: Cuando Nemi llegó a la secretaría de Salud, sin el perfil profesional requerido, se fue a la yugular de su antecesor, el doctor Pablo Anaya Rivera, a quien acusó de tener en la dependencia una mafia de médicos… No obstante, nunca lo pudo comprobar; pero fue su sonsonete para decretar el aterrizaje en la dependencia de un político impoluto, impecable e implacable… Tampoco jamás Pablo Anaya le reviró, y por el contrario, aguantó vara, en silencio, digamos, de una manera institucional, entendiendo la sangre musulmana de Nemi… Y más porque el expresidente municipal de Poza Rica, exdiputado local y federal, conocedor de la naturaleza humana, entendía a Nemi a partir de su alta traición a Dante Delgado Rannauro, quien en su cuatrienio lo nombró director general de Comunicación Social y diputado federal… Y, sin embargo, cuando Patricio Chirinos Calero y Miguel Ángel Yunes Linares encarcelaron a Dante en el penal de Pacho Viejo, junto con Porfirio Serrano Amador y Gerardo Poo Ulibarri, Nemi se entregó a los brazos de su paisano árabe, Yunes Linares y aceptó ser su candidato a la alcaldía de Córdoba, donde la justicia divina lo llevó a la derrota… Así, pues, Nemi pasó su tiempo en la SS hablando de proezas y hazañas nunca antes vistas en el sector, entre ellas, y por ejemplo, el reality show armado a la empresa Finamed, con un contrato millonario para dar servicio a los hospitales públicos y que, bueno, a la postre el dictamen fue que la Secretaría de Finanzas y Planeación habría de pagar cantidad millonaria por la indemnización al cancelar el servicio… Ahora, Nemi, como ideólogo policiaco, y el doctor Fernando Benítez, como tercer secretario de Salud, le llama hijo de la chingada… Y lo peor, delante de trabajadores de la información y funcionarios públicos…

ESCALERAS: Tal cual se ha perdido el respeto entre los señores del gabinete legal y ampliado quienes, mínimo, han de observar el código de ética anunciado por el gobernador con el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016… Se ha diluido la institucionalidad que uno al otro se deben por el bienestar social de los 8 millones de habitantes de Veracruz… Nemi ha faltado el respeto al jefe máximo, pues se dejó llevar por la sangre caliente y ardiente, más que de la primavera, dado su origen… Le ha faltado prudencia y tolerancia… Y, en todo caso, aun cuando él mismo se cure en salud diciendo que ninguna observación tiene de la Auditoría Superior de la Federación, en primer lugar, la investigación está en proceso como también está en proceso, tiempo al tiempo, el dictamen de la Secretaría de la Función Pública y de la Procuraduría General de la República… Además, concurre otra circunstancia: todos saben el choque de intereses entre uno que otro miembro del gabinete, los más connotados, por ejemplo: el pleito, en su momento, entre Érick Lagos y Jorge Carvallo Delfín, el pleito entre Érick Lagos y Adolfo Mota, el pleito entre Arturo Bermúdez y Luis Ángel Bravo Contreras, el pleito entre Ricardo García Guzmán y Mauricio Audirac Murillo… Y, no obstante, en ningún momento las partes llegaron a las pasiones revolcadas y desenfrenadas de Nemi hacia el doctor Fernando Benítez… Si ya de por sí el gobierno de Veracruz está atrapado con el regreso de algunos carteles, los muertos, los secuestrados y los desaparecidos y los decapitados, y en el gran atolladero de la deuda pública, lo básico que ha de ofrecerse al ciudadano común es la unidad interna del gabinete duartista… Por eso, nada más saludable que el manotazo del gobernador… En ningún momento, y en todo caso, y aceptando sin conceder, Nemi puede hacerse justicia por sí mismo, pues todas las reseñas indican que estuvo a punto de agarrarse a madrazos con Benítez Obeso, quien fue el más sereno, prudente y tolerante con los desvaríos de su antecesor… Claro, nadie puede olvidar el ajuste de cuentas del doctor Víctor Arredondo Álvarez contra su antecesor en la rectoría de la Universidad Veracruzana, Carlos Aguirre, donde hubo madrazo limpio, a punto de cuchilladas…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir