El país se desangra

Inseguridad

Veracruz entre las entidades donde la violencia sucede todos los días y no hay señas de solución sino un incremento constante de los asesinatos, secuestros, desapariciones, robos y asaltos.

Por Staff

La proximidad de las elecciones federales pinta de rojo el país, lo mismo en el norte desde Tijuana hasta Tamaulipas, que en el sur, empezando por Veracruz, entidad cuyo gobernador afirmó en campaña exterminar la violencia en seis meses.

Los delitos que se cometen en las diferentes entidades son cada vez más violentos y la saña con la que son ejecutadas las víctimas superan siempre a la anterior.

En Tamaulipas, por ejemplo, el presidente Enrique Peña Nieto suspendió su visita a Reynosa, programada para el próximo martes. El presidente inauguraría el libramiento Reynosa. Diversas ciudades de Tamaulipas han registrado hechos violentos. Como el sucedido el miércoles cuando se suspendió la inauguración de un mural en Nuevo Laredo, luego de que se escucharon disparos de armas de fuego.

Esto nunca había sucedido, la seguridad del presidente de la República pareciera estar en riesgo luego de la intensidad de la violencia desatada en esa y otras entidades.

Una de las condiciones vitales para arrasar con la delincuencia es el conocimiento del terreno; sin embargo, el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, acaba de anunciar la tarde del domingo que habrá operativos en Colima, Los Cabos, Cancún y Ciudad Juárez, entre otras, y afirmó que en breve se darán a conocer las acciones particulares y específicas de tales dispositivos.

Es decir, se enviarán policías entrenados, disciplinados y capacitados pero que no conocen el terreno, lo cual poco podrán hacer contra delincuentes que dominan no sólo el terreno sino las bases sociales que cada grupo delictivo convence, maneja o simplemente conoce.

Tratar de detener la delincuencia llevando miembros de las corporaciones policiacas, o del ejército o la Marina a terrenos desconocidos, es un peligro no sólo para ellos sino para la población.

Ahora, si se trata de enviar elementos y ponerlos a estudiar el terreno, las condiciones existentes y las áreas de complicidad les llevaría por lo menos seis meses para empezar a actuar. Es decir, el tiempo de las elecciones que se realizarán el 1 de julio.

Pero hay en cada entidad del país problemas graves de delincuencia. En Cancún, en el bar Oasis, ubicado en “El Crucero”, centro de la ciudad, un comando armado ingresó y dejó un saldo de tres muertos y por lo menos cinco heridos. Este es el segundo asalto contra un bar de esa ciudad en lo que va del año.

El pasado 10 de enero fue atacado el restaurante-bar “La Palapa de Chucki”, con un saldo de dos personas fallecidas y siete más lesionadas.

En la zona conurbada de Monterrey, en el municipio de San Nicolás de los Garza, tres encapuchados irrumpieron en una reunión donde los integrantes de varias familias veían el fútbol y dispararon indiscriminadamente. El saldo del ataque fue de ocho muertos y cuatro heridos.

En Acapulco, Guerrero, un turista chileno fue ejecutado a tiros y cuatro personas más resultaron heridas, entre ellos una menor de edad y otro extranjero, durante un ataque armado registrado en un centro nocturno, ubicado en plena avenida costera de Acapulco, propiedad de la familia del titular de la Secretaría de Fomento Turístico estatal, Ernesto Rodríguez Escalona.

Por otra parte, un grupo armado incendió al menos 18 locales del Tianguis Campesino, en plena zona urbana.

Ambos hechos violentos registrados en Acapulco ocurrieron luego de que el gobernador, Héctor Astudillo Flores, anunció un operativo policiaco militar para “blindar” la zona turística y las colonias más céntricas de esa ciudad.

Pero estos hechos no son trascendentes si miramos desde la perspectiva de una entidad como Veracruz, donde a lo largo y ancho de todo su territorio suceden actos violentos, muchos de ellos carecen de pistas sobre los culpables, los móviles y a veces ni siquiera se sabe quiénes son las víctimas.

La ineficacia de las autoridades en Veracruz desespera a la población al ver que una de las razones de peso que motivaron el voto a su favor no se ha cumplido, y hay quienes aseguran que ni siquiera intenta cumplir.

La campaña de Miguel Ángel Yunes se identificó por la firme promesa de erradicar la violencia en seis meses, un nivel de violencia que era muy inferior al que se vive actualmente en el estado.

El fin de semana en un bar de Xalapa, fueron asesinadas dos personas y cuatro más resultaron heridas, en La Cantina de Bartola,

Jaime Téllez Marié, Secretario de Seguridad Pública ofreció una recompensa y especificó que sólo aplicará a quien brinde datos suficientes, que puedan llevar a la captura de los delincuentes.

El presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez, de Morena, responsabiliza a las instituciones estatales de lo sucedido; sin embargo, Téllez afirma que la responsabilidad es de todos los niveles.

Es decir, la proximidad de las elecciones del 1 de julio, dan un tinte político a los actos delictivos que impiden que se trabaje con responsabilidad sobre el deber largamente prometido de erradicar o, por lo menos disminuir la violencia.

Así, el alcalde de Xalapa argumentó que el municipio no cuenta con Policía Municipal, por lo que el Gobernador de Veracruz hizo pública la necesidad de la creación de la Policía Municipal de la capital.

Se sabe además que cada 48 horas en promedio, un vehículo es asaltado en alguna carretera de Veracruz, las más peligrosas son el tramo Puebla- Córdoba directo y el entronque La Tinaja, al sur de la entidad.

En 2017 se reportaron 270 asaltos en carreteras estatales y federales a todo tipo de automovilistas, casi 100 más que enero 2016, cuando el reporte fue de 180 denuncias.

El transporte de carga pesada es uno de los más afectados, las cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública revelan que, en 2017, se registraron 54 asaltos a camiones de carga, 48 a autobuses de transporte, y 103 a vehículos particulares.

En Sayula de Alemán, Veracruz, fueron encontrados dos cuerpos humanos decapitados, se informó que ya se tiene identificadas a las víctimas.

Por su parte, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares afirmó que, a pesar de los hechos delictivos de alto impacto, como el ocurrido en Xalapa, existe una baja de la incidencia delincuencial en todo el territorio veracruzano.

El enamoramiento y las redes sociales continúan siendo los principales medios de enganche de mujeres.

En el caso de trata de personas, Veracruz, es uno de los estados más retrasados en la aplicación de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, aprobada el 14 de junio de 2012.

Se calcula que más de 500 mil mujeres son explotadas sexualmente en territorio mexicano.

El número total de robos con violencia y sin violencia durante el año pasado fue de 20 mil 914 casos. En el rubro de robos con violencia, el de negocios fue el mayor número con 3 mil 190 casos; seguido por el robo de vehículos con 2 mil 733; el robo a transeúntes con mil 254 casos; casas habitación con 234 y; otros.

Para el robo de ganado Veracruz cerró el año con 663 casos; robo a instituciones bancarias con 13 casos, todos ellos realizados con violencia.

Por si esto fuera poco, ocurre que el ex gobernador, Javier Duarte, sigue librando cargos con declaraciones amañadas y trampas jurídicas que pueden condenarlo a un par de años en prisión únicamente. Y quedará listo para volver a delinquir, es decir, para tener un cargo en el gobierno.

Fuente: Políticos al desnudo

Artículo publicado en la edición 63 de la Revista Políticos al Desnudo

00
Compartir