El por qué el Yunes de @MFBeltrones va a derrotar al Yunes de @RicardoAnayaC

1.- Porque, como dijo Maquiavelo, “no es victoria verdadera la que se obtiene con armas ajenas”.

Miguel Ángel Yunes, candidato del PAN a gobernador de Veracruz, apoyado por su dirigente nacional, Ricardo Anaya, puso todas sus esperanzas de triunfo en una alianza con la “izquierda”, es decir, con el PRD.

Pero en México, particularmente en Veracruz, la única izquierda que vale es la de Andrés Manuel López Obrador, esto es, la de Morena, y aunque este nuevo partido tiene candidato propio, el apellido izquierdista importante, el de Andrés Manuel, porque así lo decidió su hermano Arturo, apoya al priista Héctor Yunes.

¿Negoció el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, con Arturo López Obrador? No lo sé, pero no me extrañaría que así haya sido: Beltrones es el más eficaz negociador político que hay en México.

El hecho es que el PAN quiso ganar Veracruz utilizado una fuerza ajena, la de la izquierda. Es la razón por la que el Yunes panista va a perder: por apostar a una izquierda que, en términos de percepciones, más bien colabora con el Yunes del PRI.

2.- Porque, como dijo Plutarco, “un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo”.

Los Yunes panistas (el candidato a gobernador de Veracruz y sus hijos) tienen fama de leones. Pero los comanda un dirigente nacional, Ricardo Anaya, que es un ciervo. Lo es por su educación, refinada; por su juventud, ya que no ha llegado a la edad de la perversidad, o bien simplemente por su naturaleza de hombre demasiado bueno para el reto de las durísimas batallas políticas.

En cambio, los Yunes del PRI son conocidos en Veracruz por jugar limpio, sobre todo es el caso del candidato a la gubernatura, Héctor. Es un ciervo, sin duda, pero su comandante a nivel nacional es un león de la política que intimida a cualquiera. A diferencia del panista Anaya, el dirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones sabe hacerse respetar por la vía de jugar duro, mucho muy duro.

El Yunes panista se va a abstener de lanzar golpes bajos al Yunes priista no por el parentesco entre ambos, sino por elemental miedo a la reacción que pueda tener Beltrones.

3.- Porque, como dijo Molière, “La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar mano de este hasta última hora”

El Yunes del PAN confiaba en que el priista gobernador actual, Javier Duarte, acabara al Yunes del PRI. Exactamente como el ya exgobernador priista Rodrigo Medina acabó en Nuevo León a la candidata de su partido, Ivonne Álvarez.

Pero Beltrones sabe que la muerte es a veces un alivio. Así, Manlio mandó al Yunes del PRI a matar, políticamente hablando, al gobernador Duarte. Lo ha hecho y, con ello, le arrebató al Yunes del PAN su única arma de ataque.

Para que la muerte de Duarte a manos del Yunes del PRI resultara verdaderamente eficaz, el propio Beltrones hundió uno de sus cuchillos políticos en la garganta del todavía gobernador.

Si Manlio Fabio hubiera hecho equipo con Ivonne, habría ordenado el asesinato político a tiempo de Medina, y las cosas no le habrían resultado tan sencillas a El Bronco Rodríguez.

Pero el líder de Ivonne Álvarez no era el duro Manlio Fabio Beltrones, sino el blando e inocente César Camacho.

SDP Noticias

00
Compartir