El portavoz de Vladimir Putin también da positivo por coronavirus

El coronavirus sigue ganando posiciones en el Kremlin. Esta vez ha sido el propio portavoz de Vladimir Putin, Dimitri Peskov, el que ha anunciado haber dado positivo. Actualmente está en un hospital para ser tratado.

 
 

Los casos de coronavirus se han ido acumulando en el entorno de Putin estas semanas. En el último mes también han dado positivo el primer ministro, Mijail Mishustin; el ministro de Obras, Vladimir Yakushev; y la de Cultura, Olga Lubimova. También está convaleciente el subjefe de la Administración Presidencial, Serguei Kirienko, uno de los principales ‘fontaneros’ del presidente.

 

“Sí, estoy enfermo y recibiendo tratamiento”, confirmó por teléfono Peskov a los medios de comunicación rusos. No hay razón, dicen en el Kremlin, para temer por la salud del presidente, que tiene 67 años y no pisa su despacho oficial estos díasPutin ha estado trabajando principalmente desde una desconocida oficina sin ventanas en su residencia en las afueras de Moscú (un palacete donde habitualmente despacha desde 2013) y manejando los asuntos del gobierno por videoconferencia.

Al ser consultado sobre la última vez que estuvo en contacto con Putin, Peskov respondió que hace más de un mes que no se ven en persona. Según periodistas del grupo del Kremlin, la última vez que se vio a Peskov en público fue el 30 de abril, durante una videoconferencia con el presidente. Otros mencionan haberlo visto a principios de mayo.

 

El mes pasado ya hubo preocupación en el Kremlin por los contactos de Putin con personas con coronavirus positivo, sobre todo tras el contagio de una funcionaria de protocolo y cuando el presidente visitó el principal hospital de coronavirus de Moscú a finales de marzo y le dio la mano a su médico jefe, que a su vez dio positivo por Covid-19 días después.

“LO TRAJO DEL TRABAJO”

El contagio de Peskov ha alcanzado a su familia. La mujer de Peskov es una famosa patinadora sobre hielo, Tatiana Navka, que continua participando en ‘shows’. Navka también ha sido hospitalizada. De hecho, toda la familia se encuentra “bajo un estricto aislamiento”. “Lo trajo del trabajo”, ha dicho Navka sobre el virus al medio de noticias ‘Daily Storm’.

 

La noticia se conoce un día después de que Putin anunciara el inicio del levantamiento de algunas de las restricciones del confinamiento. Rusia sumó hoy 10.899 nuevos casos, alcanzando un total 232.243 contagiados y superando a España en número de infectados. El presidente ruso decretó ayer el fin del “periodo no laborable remunerado”, pero en Moscú y otras ciudades sigue el confinamiento.

Dimitri Peskov, de 52 años, es uno de los colaboradores más cercanos a Putin, y lleva casi dos décadas en el puesto. Habitualmente lo acompaña en cada uno de sus viajes y los periodistas repararon hace un mes en que portaba un extraña insignia en la chaqueta que resultó ser un presunto “bloqueador de virus”. Peskov dijo que no sabía si funcionaba y que lo había comprado en una farmacia. La prensa investigó en internet y resultó ser un dispositivo cuyos únicos efectos probados eran los secundarios. Durante una visita de Putin a una sala con enfermos de coronavirus en marzo, Peskov fue la única persona en el séquito del presidente que usaba una mascarilla.

Con información de EFE

00
Compartir